Menú

El Gobierno condecora al padre de la ministra Trinidad Jiménez

José Jiménez Villarejo, padre de la ministra socialista, ha sido distinguido con  la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort.

0

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes concederle a José Jiménez Villarejo, padre de la ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez, la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort. Se trata de la máxima condecoración existente en el mundo del Derecho, destinada a premiar a las personas que hayan contraido "relevantes méritos" en el servicio a la Justicia. La cruz fue creada por Franco el 23 de enero de 1944.

Este distintivo, que lleva el nombre del patrono de los juristas, lo concede el Ministerio de Justicia para premiar el mérito a la Justicia y recompensar hechos distinguidos o servicios relevantes, de carácter civil, en el campo del Derecho.

En el curriculum de José Jiménez Villarejo consta que se licenció en Derecho por la Universidad de Granada en 1951 e ingresó en la Escuela Judicial en 1953. Fue fiscal en la Audiencia de Sevilla, de Málaga, y, más tarde, fiscal jefe de la Audiencia de Huelva. Poco después se convertiría en el primer fiscal especial para la Coordinación de la lucha contra la droga. Su hermano, Carlos Jiménez Villarejo, tan polémico siempre por sus palabras, llegaría años después a convertirse en el fiscal jefe Anticorrupción.

Sin embargo, el nombre del padre de la ministra de Exteriores trascendió a la vida pública a raíz de que fuese nombrado en 1986 magistrado del Tribunal Supremo, donde ocupó la presidencia de la Sala de lo Penal. Dos años más tarde sería designado presidente de la Sala de lo Militar, donde permaneció hasta diciembre de 1999.

Entre sus andazas en el Alto Tribunal destacó que como titular de la sala de vacaciones del Supremo denegó la libertad condicional al ex general Alfonso Armada por el golpe de Estado del 23-F. En 1993 presidió la Sala que concedió el indulto al exteniente coronel Antonio Tejero aunque Villarejo emitió su voto particular al considerar que "que no existía ni una sola razón de Justicia, equidad o utilidad pública que lo aconsejen" y consideraba que Tejero debería demostrar un arrepentimiento. Ha presidido, entre otros, el tribunal que juzgó el caso Argentia Trus, de Mario Conde, y el GAL.

El padre de la ministra de Asuntos Exteriores abandonó el Tribunal Supremo en 1999, tras haber alcanzado la edad de jubilación. Este viernes el Gobierno ha querido condecorar al progenitor de la mandataria socialista.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 12 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation