Menú

Cientos de 'indignados' rodean el Congreso contra la reforma

Clamaron contra la rebajada reforma de la negociación colectiva. La Policía no actuó. Los concentrados abandonaron la zona de madrugada.

libertad digital
0

Convocados por redes sociales, varios cientos de personas acudieron en la tarde del miércoles a las inmediaciones del Congreso, donde cortaron al tráfico la plaza de Canalejas y la carrera de San Jerónimo.

Según informa Europa Press, tras la pancarta principal con el lema 'Pienso, luego resisto', había otras en las que se podía leer 'Reforma laboral para los políticos'. Además, los indignados bajaban la calle con gritos como 'Violencia es no llegar a fin de mes', 'Reforma laboral, parada patronal', 'No falta dinero, sobran ladrones' 'O pasamos o acampamos' o 'Esta noche somos Grecia'.

También llevaban pancartas contra los cambios en la negociación colectiva y con lemas como 'Ley propatrón, explotador no', 'Recortes a ricos primero', 'Negociación imposición' o 'Se alquila esclavo'.

Amagaron con acampar

Once furgones de los antidisturbios de la Policía Nacional se situaron en una esquina del Congreso de los Diputados mientras que un grupo de agentes de los antidisturbios custodiaban la escalinata de acceso a la Cámara Baja.

A pesar de los llamamientos de los congregados para que les dejaran acceder a la sede donde reside "la soberanía del pueblo español", los agentes comunicaron a los portavoces de la iniciativa la prohibición de acceso al Congreso. Los 'indignados' respondieron sacando una tienda de campaña y al grito de 'Eso, eso, eso acampada en el Congreso'.

Asimismo, exhortaron a los policías a apoyar el acto de protesta con proclamas como 'Al lado bueno, pasaros ya', 'Policía, únete' o 'Policía, no defiendas a los ladrones'.

Los concentrados hicieron también un llamamiento a celebrar una asamblea del 15-M en el Congreso: "Eso, eso, asamblea en el Congreso"; reclamaron la absolución de los arrestados vinculados a este movimiento y exigieron reiteradamente la retirada de la reforma laboral. 'Estas con las llaves de mi padre', han gritado con sus llaveros en las manos.

Abandono de madrugada

Uno de los concentrados, un octogenario llamado Tomás, se convirtió por unos minutos en líder improvisado exigiendo a los políticos "que tengan la vergüenza de pedir perdón por todas la calamidades que han hecho". Tras sus palabras los concentrados estallaron en vítores de !Presidente, Presidente!

En torno a las dos de la madrugada los indignados que quedaban en los aledaños del Congreso abandonaron la zona. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 32 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation