Menú

Los indignados intimidan a las instituciones ante la pasividad del Gobierno

Artur Mas y varios consejeros y diputados llegaron al parlamento en helicóptero y en furgones de los Mossos. Otros fueron agredidos e insultados.

LIBERTAD DIGITAL
0
Artur Mas y varios consejeros y diputados llegaron al parlamento en helicóptero y en furgones de los Mossos. Otros fueron agredidos e insultados.
Artur Mas y Nuria Gispert, a su llegada al Parlamento

Tras el boicot a la toma de posesión de los alcaldes del sábado o los incidentes en las Cortes Valencianas, hoy le tocaba a Cataluña. Una turba de indignados lograron intimidar este miércoles a todo el Parlamento catalán. Habían sido citados el martes ante el Parque de la Ciudadela para protestar contra la votación de los presupuestos catalanes. "Han traspasado las líneas rojas", declaró el presidente de la Generalidad, Artur Mas, cuyo coche oficial fue asaltado por los indignados, que rompieron el retrovisor y se liaron a golpes y patadas contra el mismo. El presidente tuvo que salir del coche y acudir en helicóptero al Parlamento.

También la presidenta del parlamento autonómico, Núria de Gispert, y el consejero de Interior, Felip Puig, tuvieron que recurrir a los medios aéreos para poder acceder a la sede parlamentaria. Unos nada pacíficos "indignados" decidieron sitiar los accesos al edificio del parque de la Ciutadella para impedir la sesión sobre los presupuestos catalanes. Joaquim Nadal, Joan Puigcercós, Jordi Turull y la vicepresidenta Joana Ortega también alcanzaron la sede parlamentaria en helicóptero. Hasta un total de ocho.

Además, varios furgones de los Mossos d'Esquadra tuvieron que llevar a una treintena de diputados al Parlamento catalán desde la comisaría de la Guardia Urbana que hay junto a la Estació del Nord, cerca de la cámara catalana.

Los diputados fueron a la comisaría aconsejados por los Mossos al no lograr la entrada en el Parlamento catalán, informaron a Europa Press fuentes parlamentarias. Pasadas las 10 –hora en que debía empezar el pleno, que se ha retrasado 15 minutos–, varias furgonetas empezaron a trasladarles en grupos de seis. Entre los diputados están Jordi Cornet, María de los Llanos (PP), Uriel Bertran, Alfons López Tena (SI), Oriol Pujol, Ramon Espadaler, Xavier Crespo (CiU), Joan Laporta (DC) y Sergi de los Ríos (ERC).

Pintadas y agresiones a diputados

Los 'indignados' agredieron a varios diputados y los pintaron con spray rojo. La ex consejera del tripartito Montserrat Tura y el ex dos de Interior Joan Boada, sufrieron, entre otros, al violento piquete de "indignados". Boada consiguió entrar, como han hecho otros diputados de la cámara, entre abucheos, algún momento de tensión y escoltado por un fuerte cordón policial, aunque los manifestantes consiguieron pintarle la nuca con el spray. Otros miembros de su partido también fueron increpados, y al secretario general de ICV, Joan Herrera, que iba acompañado de Jordi Miralles, le tiraron una piel de plátano.

Asimismo, un grupo de 'indignados' concentrados alrededor del parque de la Ciutadella han zarandeado al diputado ciego de CiU, Josep Maria Llop, a quien han tratado de arrebatarle el perro guía, para impedirle llegar al Parlament.

Seis detenidos y una veintena de heridos

Un total de 23 personas resultaron heridas en enfrentamientos con los Mossos que intentaban proteger a los diputados. Tras estos incidentes, los indignados decidieron quedarse en las puertas del parlamento catalán para impedir la salida de los diputados. Durante horas, mantuvieron secuestrados a cientos de personas, entre diputados, periodistas y resto de personal, dentro de la Cámara.

El consejero de Interior, Felip Puig, tuvo que salir del Parlamento catalán en helicóptero para acudir al centro de coordinación policial (Cecor) desde donde dirigir el operativo desplegado en el parque de la Ciudadela.

Finalmente, los diputados lograron salir escoltados mientras que cientos de indignados permanecían a las puertas de la Ciudadela y otros tantos acampaban en la Plaza de Sant Jaume.  El grueso de los diputados abandonó a pie el parque de la Ciudadela, donde se encuentra el Parlament, por la salida principal del paseo Pujades, donde los Mossos d'Esquadra han montado un férreo dispositivo y han cortado la calle para alejar a los alrededor de doscientos indignados allí concentrados de los parlamentarios que salían del hemiciclo. Una vez en el exterior del parque, los diputados de los diferentes grupos parlamentarios se han ido dispersando para buscar sus vehículos particulares y un grupo de ellos que residen fuera de Barcelona han sido acompañados por agentes de los Mossos hasta el hotel en el que pernoctarán para asistir mañana a la segunda sesión del pleno.

Los incidentes se han saldado con 6 detenidos y 45 heridos, 18 de ellos Mossos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 65 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation