Menú

Manuel Pizarro radiografía una España "desfallecida"

Pizarro radiografió una España "desfallecida" con una crisis, además de económica, de principios. Por ello, emplazó a Rajoy a una gran reforma institucional.

0
Pizarro radiografió una España "desfallecida" con una crisis, además de económica, de principios. Por ello, emplazó a Rajoy a una gran reforma institucional.
Aznar, Cospedal y Pizarro, en el Campus FAES | FAES

El Campus FAES contó en su segunda jornada con un invitado de excepción: Manuel Pizarro, que hizo un diagnóstico muy duro de la situación que atraviesa España para llegar a la conclusión de que "el mayor trabajo" de Mariano Rajoy, una vez llegue a La Moncloa, "será reconstruir las instituciones de un país desfallecido".

Pizarro fue especialmente clarificador sobre el modelo de las comunidades autónomas, compartiendo con José María Aznar -también presente en el acto- que es inviable que las regiones bien parezcan mini-estados. "Entiendo que haya diferencias, pero no desigualdad", destacó el que fuera presidente de Endesa, para denunciar los "privilegios para determinadas comunidades a cambio de otros determinados privilegios".

Y es que, según afirmó, "el que quiera tener embajadas, que las tenga, pero que sepa que tendrá peores hospitales", en referencia a la situación que atraviesa Cataluña. En su opinión, no pueden existir "federalismos asimétricos".

Éste es sólo uno de los muchos palos que el PP tendrá que solucionar si accede al Gobierno. Pizarro, que fue el fichaje económico de Rajoy en las anteriores elecciones generales y ahora ya está completamente apartado de la vida política, no dudó en definirse "orgullosísimo" de su paso por Génova, pero advirtió a sus antiguos compañeros que "el trabajo mayor no va a ser la economía".

"La labor que queda por delante es muy importante porque habrá que ajustar decimales de eficiencia que son decimales de libertad y de funcionamiento institucional adecuado", explicó Pizarro, ante un público entregado. Unas instituciones que tendrán que ser "restauradas" para que vuelvan a servir "a todos los españoles".

"El sistema financiero no podrá funcionar sin instituciones que hagan su trabajo de supervisión", continuó, dando un tirón de orejas general al elevar a la opinión pública que "esta crisis es un problema moral, de principios" como se comprueba en que "ha habido banqueros que no han respetado su oficio y no han hecho de banqueros, pero luego todo el aparataje institucional tampoco ha funcionado".

Pizarro, que también estuvo con María Dolores de Cospedal, llamó a la "ejemplaridad" dedicándole un capítulo especial a la Justicia: "El Estado tiene que hacer cumplir los contratos. Tiene que otorgar seguridad jurídica a las empresas. Al empresario le gusta el riesgo, pero lo que no le gusta es la incertidumbre ni que le estén cambiando las reglas de juego a las primeras de cambio", resumió.

La corrupción política también fue abordada por Pizarro: "Es el cáncer de las sociedades abiertas. Hay que atacarlo de cualquier manera a través de las instituciones" pues "no solamente es que alguien se lleve el dinero que es de los demás, sino que el que hacer la carretera no es el que la hacer mejor, sino el que más paga por hacerla". Por ello, instó a "limpiar las instituciones y a desatascarlas" y, para conseguirlo, pidió mano dura. "Castigar y censurar socialmente al que no lo ha hecho bien".

Y, ante todo, lo que reclama Pizarro al futuro Gobierno de Rajoy es libertad: de comercio, civil, en el flujo de información... "Es un elemento esencial para la recuperación y sin la que no hay justicia ni sociedad de oportunidades", concluyó.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 19 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation