Menú

Rubalcaba busca sus recetas en la izquierda con impuestos y gasto público

En su discurso, Rubalcaba trata de atraer el voto de la izquierda, abraza las tésis del 15-M y se presenta como ejemplo de honestidad.

0
En su discurso, Rubalcaba trata de atraer el voto de la izquierda, abraza las tésis del 15-M y se presenta como ejemplo de honestidad.

Era la cita más esperada del día y la expectación se reflejaba en los diferentes y numerosos medios de comunicación que aguardaban en el Palacio de Congresos de IFEMA en Madrid para escuchar lo que tenía que decir el candidato del PSOE a la Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Había generado expectación, no sólo porque decía desde hace días que ya tenía las recetas para solucionar el problema del paro sino también desde que este viernes en el Consejo de Ministros anunció que dejaría el Gobierno "de forma inmediata" e insinuó que habrá crisis de gobierno probablemente el lunes o el martes.

En los primeros compases de su discurso -en el que no se salió del guión esperado- recordó la dictadura de Franco para decir que "la democracia tiene unos dueños, los ciudadanos". Desde ese momento los guiños a los autodenominados indignados del 15-M han sido constantes.

Orgulloso de su pasado con González

Según ha dicho "tenemos que ser ambiciosos en nuestras aspiraciones y realistas en nuestras propuestas" y "prometer aquello que seamos capaces de cumplir". En este sentido, ha hablado del partido y ha dicho sentirse orgulloso de llamarse socialista y de haber pertenecido "a los gobiernos de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero" porque "los dos han dado mucho la cara por España" y les "he visto dejarse la piel, y dar la cara cuando otros se escondían, sacar la cabeza, cuando otros querían sacar ventaja".

En cambio no ha hecho referencia a los años más negros del "felipismo" o a la llamda "España del pelotazo" cuando se ha presentado como el impulsor de la regeneración política y de la honestidad en el manejo de la cosa pública.

La noche del 9 de mayo

Tampoco ha perdido la ocasión para hacer un pequeño homenaje a Zapatero. Lo ha hecho recordando la noche "del pasado 9 de mayo", porque, según ha dicho, todas las veces que habló con Zapatero aquella noche "jamás habló de votos, ni del PSOE" sino que sólo se preocupó de que "no nos puede pasar lo que le va a pasar a Grecia".

Tres señas de identidad

Según ha dicho su programa se sostendrá en "nuestras tres señas de identidad" que son "principios esenciales, los nuestros; nuestra capacidad de adaptarnos a los cambios y un proyecto mayoritario para todos los ciudadanos".

La mayor parte de su discurso lo ha dedicado a la economía abrazando sin disimulo las tesis de los autodenominados indignados del 15-M. Ha atacado a la banca, a los especuladores, a los "que más tienen", proclamando la recuperación de impuestos como el de patrimonio, prometiendo la eliminación de los paraísos fiscales y hablando de nuevas intervenciones en la banca para "que los beneficios de los bancos se usen para generar empleo".

Más crédito para familias y empresas

También ha dicho que su objetivo es tener un sistema financiero que cumpla, "que preste a familias y empresas" porque "todos sabemos que las pymes no tienen crédito, ni circulante, tenemos que terminar cuanto antes con la reestructuración de nuestros sistema financiero". Para eso, "es posible que el Estado tenga que aportar dinero para sanear alguna caja". Y de este modo, emplear los beneficios para asistir a la circulación de crédito para familias y empresas.

Esta propuesta enlaza con la que se había barajado esta semana desde algunos medios de comunicación y que apuntaban a que el Ejecutivo estudia asumir la gestión pública de las entidades a las que ha tenido que asistir mediante el FROB. De modo que los beneficios que den estas entidades -si los dan- se utilice, no sólo para crear empleo, como ha dicho al comienzo de su discurso, sino también para que el crédito fluya. Lo que implica un incremento del gasto público. No sólo en el rescate de entidades, sino también en el de empresas y familias.

Cambio climático

Según ha dicho es necesario abordar la resolución de "tres problemas de Euorpa: la energía es cara, la población envejece y hay que afrontar el problema del cambio climático"

Emprendedores

Quizá la parte en la que menos escorado a la izquierda ha estado su discurso ha sido en lo que se refiere a los emprendedores. Sin hablar de reformas o medidas concretas ha dicho que "me voy a partir el pecho por los emprendedores". Ya que "hay que facilitarles la vida, quitarle trabas administrativas, fiscalidad razonable", etc. Pero no ha aclarado en qué se concretarán esas medidas. Simplemente se ha limitado a decir que en materia de diálogo social "me gusta mucho el contrato a tiempo parcial y creo que hay que incentivarlo" y que se debe "flexibilizar que es lo que piden los empresarios y aumentar la seguridad de los empleados que es lo que piden los sindicatos. Vamos, poner de acuerdo a sindicatos y patronal".

Sólo ha logrado arrancar un tibio aplauso cuando ha dicho que "podemos mejorar sus pensiones" –las de los trabajadores-.

Austeridad

Además, después de pedir a sus colegas socialistas que defiendan a los que prosperan con esfuerzo frente a los que "prosperan con el engaño y la especulación" les ha dicho que les va "exigir que seáis austeros en vuestra vida pública y privada, porque si no vives como piensas, terminas pensando como vives".

Los mercados, los malos

También ha puesto el punto de mira en los mercados, quienes "han campado por sus respetos porque alguien desde la política ha permitido que así lo hicieran", señalaba. "Así que tenemos que decirle a los españoles que es la política la que tiene que resolver ese problema, la que tiene que romper el principio de que los beneficios vayan a unos pocos y las pérdidas a todos".

También ha cargado contra los paraísos fiscales porque, según dice, son sitios donde la gente deja su dinero para evitar pagar impuestos y porque además "es donde está el dinero de la corrupción, del narcotráfico, de la trata de blancas" y por eso "es inmoral que el mundo siga manteniendo los paraísos fiscales". En este sentido ha proclamado que "para acabar con ellos tenemos que hacerlo desde Europa, pero vamos a acabar con ellos".

Tasas a las transacciones financieras

Aún en el plano económico ha abogado por imponer una tasa a las transacciones financieras internacionales, señalando que "tenemos que hablar de que haya una tasa en las transacciones financieras, yo creo que tiene que haberla". Además ha vuelto a atacar a los "especuladores" con el fin de "conseguir una economía sana y competitiva".

Los cuatro objetivos de Rubalcaba:

  • "Lo urgente: crear empleo"
  • "Lo importante: una economía sana e importante"
  • "Lo nuestro: la igualdad de oportunidades"
  • "Lo que nos piden: los cambios en la política y en la democracia"

El hecho diferencial español

La burbuja inmobiliaria no podía faltar en su discurso. Era predecible y no se ha salido del guión, tampoco en esto. Dice que todos los países han sufrido crisis pero que a España le pilló con su hecho diferencial, "la burbuja inmobiliaria". Y, según sus propias palabras, cuando "llegó la crisis financiera nos pescó con la deuda hasta el cuello y es la deuda que tenemos que pagar". Según Rubalcaba este ha sido la principal razón de que haya tantos millones de parados en nuestro país.

En este punto se ha recreado hablando de "millones de parados, de personas de carne y huesco, con nombres y apellidos que han perdido el empleo pero también la autoestima, la confianza en el futuro".

Ante este problema propone una "vía rápida para la creación de empleo" mediante la movilización "del sector público y también del sector privado". Y ese será el momento, ha dicho "de pedirle dinero a los bancos, que dejen una parte de sus beneficios para la creación de empleo".

También ha dicho que se dedicará a los jóvenes que no terminaron su formación para entrar en el mercado de trabajo de la construcción y ahora están en el paro y también a quienes se han formado mucho y ahora no encuentran empleo. Para ello "tenemos que hacer programas específicos"

Impuestos

Para lograr la "economía sana" en la que tanto ha insistido "quizá sea el momento de repensar lo que hemos hecho". Ha hablado de recuperar el "impuesto del patrimonio" para "que grave a los que tienen grandes patrimonios", este es "la política redistributiva en la que estoy pensando".

Equilibrio

Con todo, ha dicho que es necesario mantener el equilibrio presupuestario porque "no podemos permitirnos un déficit que no podamos pagar ni una deuda que no podamos pagar, tenemos que seguir equilibrando nuestra balanza de pagos y cumplir nuestros compromisos con el euro".

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 13 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia