Menú

Los madrileños empiezan a hartarse de los 'indignados'

La nueva estrategia indignada de "tomar Madrid" está causando perjuicios en los ciudadanos aunque el movimiento se haya desinflado.

libertad digital
0
Elocuente gesto de un ciudadano ante los indignados. | EFE

Con este son ya tres los días en que el centro de Madrid se está paralizando ante la previsión de nuevas protestas. De nuevo, una decena de furgones policiales ha blindado la Puerta del Sol e impide el acceso a ella. Los más afectados, además de los turistas y los paseantes, son los comercios más cercanos, apartados por la fuerza de su clientela. Y a eso hay que añadir los que han tenido que cerrar durante un tiempo en las calles aledañas cuando discurrían por ella las manifestaciones del 15-M por orden policial.

Al perjuicio económico de los tenderos y hosteleros se une una creciente irritación ciudadana, que no quiere que algunas de las calles más emblemáticas de Madrid vuelvan a ser ocupadas indefinidamente, como ocurrió en el Paseo del Prado y, sobre todo, en Sol.

Además, aunque no muy numerosas, las manifestaciones de indignados han provocado estos días incómodos cortes de tráfico en zonas como la Gran Vía o la plaza de Cibeles.

De momento, los únicos que han hecho públicas sus quejas son los comerciantes, agrupados en la denominada Federación Centro de la Federación de Comercio Agrupado de la Comunidad de Madrid. No es para menos: según el consejero madrileño de Economía y Hacienda, Percival Manglano, las pérdidas podrían rondar los 60 millones de euros.

Los tenderos se quejan de que el movimiento les "complica mucho la vida" y se muestran "muy preocupados" ante la situación. Pero el malestar entre el resto de ciudadanos crece.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 15 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco