Menú

Reunión de ministrables con 'Camisa Blanca' y loa a la "extinta y gloriosa" UCD

Con el recuerdo de Francisco Villar presente, González Pons se visitó de Camisa Blanca para apelar a la Transición y elogiar "el centro" político.

0
Con el recuerdo de Francisco Villar presente, González Pons se visitó de Camisa Blanca para apelar a la Transición y elogiar "el centro" político.
Momento de la presentación del libro | Diego Crespo. PP

Dice Esteban González Pons en su libro, Camisa Blanca de la editorial Ruzafa Show, que "la política es el noble oficio de transformar la realidad para que se cumplan los sueños compartidos". Y, en la presentación pública de su obra, había muchos de los que -según las quinielas internas- tendrán oportunidad de hacerlo realidad en el más que previsible Gobierno de Mariano Rajoy.

El primero, el autor. Azote del Gobierno y del PSOE como "portavoz mañanero" en esta última legislatura, el vicesecretario de Comunicación será "sí o sí" algo importante en la nueva etapa que se vislumbra tras el 20-N; desde portavoz del Gobierno o del Grupo en el Congreso a, incluso, ministro de trabajo, informa Libre Mercado.

Junto a él, recibiendo a los muchos invitados, Alberto Ruiz Gallardón. Él fue su primer jefe cuando, sin cumplir los treinta, entró en el Senado y hoy regidor pero entonces jefe de los populares en la Cámara le dio "la primera oportunidad" de subir al atril. Tan ministrable es el número cuatro de las listas del PP por Madrid que la gente ya le preguntaba directamente "en qué ministerio vas a estar".

"Es de las personas más autorizadas y con las ideas más claras del PP y en el Parlamento se le echaba de menos", le definió González Pons.

Ana Mato, que llegó de las últimas y se fue de las primeras, fue otra de las fijas en ese calculado esquema que muchos hacen en el PP. Ella, como los dos anteriores, también vestía esa impoluta prenda que da título a la obra. Vicesecretaria de Organización y directora de campaña, Rajoy le ha llegado a felicitar, tanto en público como en privado, por su gestión.

Camisa blanca también llevaba Manuel Pizarro, a los que ahora muchos -y así se dijo también en el acto- ven como posible salvador de la economía. Es por ello por lo que entra en las quinielas, hasta el punto de que algunos aseguran que el jefe -ahora más supremo que nunca- no se resistirá y volverá a llamarlo.

Diputados, personalidades de varios ámbitos, muchos periodistas... González Pons recomendó a sus colegas políticos que escriban un libro porque al menos un día "hablan bien de ti". Y no estuvieron todos, no porque no quisieran sino porque no podían. El repentino fallecimiento de Francisco Villar convulsionó al PP y, en especial, a un "muy tocado" Mariano Rajoy.

Un libro muy Esteban, muy del nuevo PP, pero con un padrino de los de siempre, como es Pizarro. "Que gente como tú esté en esa política vocacional y de libertad es importante", le dijo. González Pons le contestó llamándole no "reservista" sino "veterano de Salamina en la lucha por la democracia".

El político-escritor defendió a capa y espada la política. La de alturas, la de estado. Y también ese "centro político" forjado en la Transición: "España necesita recuperar ese espíritu. Que no peleemos sino que luchemos todos juntos". Y defendió: "La dificultad presente es tan grande que sólo unidos como en la Transición seremos capaces de superarla".

Pero, llegando aún más lejos, reivindicó para consigo el término indignado, y dijo: "Nuestro país ha vivido su revolución, pero no es la de los indignados, fue la de los abuelos de los indignados, la del consenso". Para rematar: "Mi camisa blanca también es una bandera blanca, no la que se rinde, sino la bandera de los que quieren hablar sin tensión, sin provocación, sin gritos", en referencia a la campaña belicista de los socialistas.

Un acto que fue, además, una auténtica loa a la difunta UCD, cuyo líder fue Adolfo Suárez, ahora tan mentado por los populares. Y para poner más edulcorante a la "extinta y gloriosa" formación también tomaron la palabra los históricos Luis Sánchez Merlo, quien fuera jefe de gabinete de Leopoldo Calvo Sotelo, y Federico Ysart, también próximo a Suárez hasta el punto de ser Subsecretario de la Vicepresidencia, con Fernando Abril Martorell.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation