Menú

Las claves económicas: deducción del IRPF para favorecer a los ahorradores

La parte más importante del Programa Electoral del PP está destinado a paliar la crisis económica. Las siguientes son las medidas más relevantes.

Las pequeñas y medianas empresas y los autónomos se convierten en la primera prioridad para el Partido Popular. De hecho, la mayor parte de sus anuncios de precampaña ya han ido destinados a este colectivo, pero ahora -además- queda recogido en su Programa Electoral.

 

Además, una de las novedades del texto desvelado por los populares es la introducción de una nueva deducción del IRPF para favorecer a quienes más ahorren durante el año, en lo que se incluye la compra de la vivienda habitual. Todo ello, bajo el epígrafe de menos impuestos, más austeridad y menos normas que pueda perjudicar el objetivo capital: la creación de empleo y la recuperación económica.

 

A rasgos generales, a lo que se compromete el candidato popular, Mariano Rajoy, es a ofrecer el día después de las elecciones un proyecto “completo y coherente” de reformas estructurales para estabilidad presupuestaria, el saneamiento del sector financiero, la liberalización de la economía, la reforma laboral y el impulso de la competitividad. El objetivo: proporcionar un marco “de claridad y certidumbre con objetivos, medios y acciones que permita el éxito de España en el euro”.

 

Pero, yendo a la letra pequeña del Programa Electoral, cabe destacar:

 

  • Fijaremos un marco legal e institucional específico para garantizar la unidad del mercado que establezca sus principios rectores, ámbitos de aplicación y los mecanismos interterritoriales de solución de conflictos para asegurar la libertad económica, fomentar la competencia y garantizar la igualdad en el acceso a los bienes y servicios en toda España.

  • Desarrollaremos un plan general de marca España que ponga al servicio de los exportadores e inversores la imagen de un país de excelencia en todos los ámbitos.

  • Promoveremos una nueva ley orgánica de estabilidad presupuestaria para el desarrollo de la reciente reforma constitucional.

  • Estableceremos en la ley los mecanismos de participación del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

  • Precisaremos los procedimientos de distribución de los límites de déficit y deuda entre las distintas administraciones, los supuestos excepcionales, la forma y plazo de corrección de las desviaciones, y las responsabilidades derivadas de sus incumplimientos.

  • Llevaremos a cabo un plan de austeridad que comprometerá al conjunto de las administraciones, eliminará gastos superfluos y duplicidades, e introducirá incentivos a la eficiencia.

  • Racionalizaremos y, eventualmente, suprimiremos aquellos organismos, entes públicos y entidades instrumentales cuyas funciones pueda asumir la administración sin perjuicio de la labor que desarrollen.

  • Fomentaremos una política integral de gestión del patrimonio inmobiliario y los alquileres de todas las administraciones.

  • Reforzaremos las responsabilidades y sanciones a los gestores públicos que incumplan las reglas de estabilidad presupuestaria.

  • Potenciaremos el desarrollo de los mecanismos no bancarios de financiación empresarial.

  • Impulsaremos el desarrollo de los mercados de capitales a través de la modernización y mayor eficiencia de sus infraestructuras y del fomento del ahorro a largo plazo y provisional.

  • Fomentaremos el desarrollo de los mecanismos de participación en el capital empresarial como business angels, capital semilla o private equity.

  • Simplificaremos la tipología de contratos laborales para reducir la temporalidad y dar expectativas de estabilidad, flexibilidad y seguridad a todos los trabajadores y empresas.

  • Reformaremos la estructura y contenidos de la negociación colectiva. Tendrán prevalencia en cuestiones salariales y condiciones de trabajo los convenios o acuerdos de empresa que pacten los empresarios y los trabajadores.

  • Modificaremos, de acuerdo con la normativa europea, el régimen del IVA para que autónomos y pymes no tengan que pagar el impuesto hasta que efectivamente se haya efectuado el cobro de las facturas correspondientes. Articularemos un mecanismo ágil y efectivo para compensar las deudas tributarias de pymes y autónomos con las cantidades que tengan reconocidas y pendientes de cobro por parte de la misma administración.

  • Impulsaremos una nueva ley para el apoyo a los emprendedores que favorezca las nuevas iniciativas empresariales y el desarrollo de la actividad de pymes y autónomos.

  • Aprobaremos un apoyo fiscal, por importe de 3.000 euros, por la contratación del primer trabajador que no tenga la condición de socio de una empresa de nueva creación.

  • Bonificaremos las cotizaciones sociales para los autónomos empresarios que contraten su primer trabajador no socio.

  • Modernizaremos el impuesto sobre la renta con el objetivo de favorecer el ahorro, la inversión y el empleo.

  • Fomentaremos fiscalmente el ahorro a largo plazo mediante la creación de una nueva deducción en el IRPF por el incremento anual del ahorro, que incluya la adquisición de vivienda habitual.

  • Mejoraremos la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones.

  • Elevaremos los mínimos familiares en el IRPF adaptándolos mejor a las circunstancias de los contribuyentes, especialmente en relación con las familias numerosas.

  • En el impuesto de sociedades generalizaremos la aplicación a las empresas de reducida dimensión el tipo impositivo del 20 por ciento; extenderemos el ámbito de aplicación del tipo del 25 por ciento. Simplificaremos el sistema de deducciones.

 

En el capítulo energético, Rajoy no se decanta por defender la solución nuclear, como planteó la Fundación FAES y se queda en apostar por un “un mix energético equilibrado que tome en consideración todas las fuentes de energía existentes y las capacidades disponibles”.

 

El plan de medidas concretas continúa, afectando a las áreas de propiedad intelectual, nuevas tecnologías, infraestructuras o política de vivienda:

 

  • Actualizaremos la estructura de incentivos fiscales que potencien la inversión en I+D empresarial, con atención preferente a las empresas emergentes, las pymes innovadoras y los sectores prioritarios como salud, energía y transporte, conforme a las mejores prácticas europeas.

  • Impulsaremos el mecenazgo.

  • Reforzaremos el marco legal para la protección de la propiedad intelectual e industrial.

  • Suprimiremos el canon digital y lo sustituiremos por nuevos modelos de gestión y retribución de la propiedad intelectual más justos y equitativos, basados en el uso efectivo de las obras.

  • En infraestructuras, fomentar que los puertos españoles se conviertan en verdaderos centros logísticos intermodales de proyección internacional. Promoveremos el desarrollo de una red de Alta Velocidad moderna, sostenible y eficiente, y favoreceremos su conexión con la red aeroportuaria.

  • Vivienda: aplicaremos a la compraventa de viviendas habituales, de forma transitoria, el IVA superreducido. Actualizaremos la deducción por adquisición de vivienda en el IRPF. Reformaremos la ley concursal. Promoveremos que los planes de vivienda en alquiler se concentren en aquellos que tienen mayores dificultades para el acceso a la vivienda.

 

En este macro-plan económico, el PP dedica un punto a España como potencia turística mundial. De ahí que anuncie un plan integral, en colaboración con comunidades autónomas y la participación del sector privado. En cuanto al sector agroalimentario, Rajoy elaborará “una estrategia nacional para la aplicación y defensa “ de la nueva PAC. También incluye paquetes de medidas sobre la pesca y la industria, muy perjudicadas en los últimos cuatro años.

 

Sobre el marco social, Rajoy también hace compromisos en clave económica. De hecho, hace uno de los anuncios más importantes al solemnizar que el PP “está comprometido con el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones”.

Temas

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso