Menú

La dirección del PP rebaja la euforia y habla de una diferencia de 15-16 puntos

Objetivo, rebajar la euforia. Dejar de levitar y volver al suelo tras un domingo apoteósico. La dirección nacional habla de mayoría "ajustada".

0

El mismo día en el que hasta seis diarios nacionales otorgan una abultada mayoría absoluta para el PP y que Mariano Rajoy admitió, en un contexto de euforia sin contener en la plaza de toros de Valencia, que cree que ganará las elecciones, hasta dos fuentes de la dirección nacional intentaron rebajar la euforia, llegando a hablar de victoria "ajustada".

En los sectores más importantes del PP creen que hay que ser "humildes hasta el final", y de ahí que rechazaran que todo esté ya ganado. Admiten, eso sí, que su base electoral de 2008 se mantiene sin variación y que han detectado que los caladeros socialistas están fragmentados. Pero, puesta esta base, rechazan que esto suponga un barrido el 20-N.

Estas fuentes sacaron a relucir un último sondeo interno según el cual la distancia entre el PP y el PSOE está alrededor de 15-16 puntos, lo que se traduce en una mayoría absoluta que podría materializarse, o no, dependiendo de "un puñado de votos".

Esto no quiere decir, matizan en el PP, que los datos que en los dos últimos días han ofrecido desde las filas socialistas sean reales: "O mienten, o se refieren a un tracking -muestras pequeñas- determinado" pero "esos tracking no sirven para nada si no se analizan en su conjunto".

La conclusión es que "no nos beneficia aparentar que vamos a arrasar", recalcaron desde la dirección nacional, a pesar de que admiten que Rajoy ya trabaja en el día después hasta el punto de mantener conversaciones fluidas con el que podría ser uno de sus socios: CiU. La relación con Artur Mas, presidente de la Generalidad catalana, es "incluso personal".

En cuanto al hipotético gobierno, la dirección del partido baraja con tres cupos en el Consejo de Ministros: rescatados de la era de José María Aznar, miembros del nuevo cinturón de confianza de Rajoy e independientes. En el último grupo se pusieron varios nombres encima de la mesa -principalmente empresarios o embajadores- pero no de otros partidos. Aunque no lo excluyen al 100%, lo ven poco factible.

Esta operación del partido, intentado rebajar esa euforia que se extiende por todos los cuadros, obedece a las alarmas que han surgido después de ver "a tanto periódico con tanto resultado histórico". Las palabras de Rajoy "no hicieron sino aumentar esa percepción" y "lo peor es que se pudieran reactivar los votantes durmientes del PSOE", traducen las fuentes consultadas. En el PP cuentan, además, con un número indeterminado de votantes que introducirá una papeleta a favor de Rubalcaba pese a no decirlo públicamente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 14 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation