Menú

Rubalcaba se rebela en su cuenta atrás: "las encuestas no caben en una urna; sólo los votos"

El candidato socialista se resiste a darse por vencido: "Queda mucho por hacer. El partido empieza el domingo y está 0-0".

"No me quedan fuerzas, compañeros, ni para botar. No me quedan fuerzas. Para votar el domingo, justitas". Se lo decía Alfredo Pérez Rubalcaba a un encendido Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada cuyos mensajes de ánimo y aliento a un candidato extasiado por la intensa caravana en la que ha recorrido 23.500 Kilómetros y 41 mítines en quince días, no le permitían empezar su intervención. "Dejad la interactividad para el final... es que a las doce tenemos que cortar, que nos echan encima a la Junta Electoral, os lo digo yo...", se reía Rubalcaba.

 

En el acto de cierre de campaña, el candidato del PSOE a la Moncloa repetía sus mismos mantras de la campaña electoral: los recortes de la derecha, que no es lo mismo Rajoy que Rubalcaba y que el PP no cree en las políticas sociales y la igualdad de oportunidades. Algo de novedad, por lo efusivo, ha aportado su defensa de los principios y valores de los 130 años de socialismo en España en los que se ha proclamado "orgulloso" de ser socialista frente a un PP que se declara "de centro reformista, que es un nombre fantástico para una empresa de rehabilitación".

 

Las risas del auditorio adornaban una efusiva defensa del PSOE en la que los aplausos y el tono del candidato se incrementaban al unísono. "Con el mismo orgullo quiero decir yo soy socialista, compañeros y compañeros, como Pablo Iglesias, como Largo Caballero, como Julián Besteiro, como Felipe González, como José Luis Rodríguez Zapatero, como Javier Solana, que hoy está aquí con nosotros".

 

Aunque la idea fuerza de su mensaje ha llegado al pedir el voto "para que la derecha no pueda utilizar la crisis como coartada de los recortes" y para que la "fragmentación de la izquierda no de a la derecha el poder absoluto". Lo radical de su discurso llegaba en relación a la cuenta atrás que ya ha comenzado hasta el 20-N: "Queda poco tiempo, pero queda tiempo. Queda tiempo. Dos días es muchísimo tiempo. Se pueden hacer muchas llamadas, muchas conversaciones y lo que os pido es que las hagáis. Que hagáis lo que hemos hecho los socialistas: ¡dar la cara!"

 

Ante un enfervorizado público, Rubalcaba animaba a militantes y simpatizantes a "ayudar para hacer que voten a un partido socialista fuerte que se compromete con esos principios, esos valores y esas políticas". Y era al final cuando Rubalcaba ha hecho la mayor declaración de resistencia ante la coincidencia de todos los sondeos de una mayoría absoluta del PP: "Os pido que nos ayudéis y que trabajéis en estas 48 horas. Que queda mucho trabajo por hacer. Que nada está escrito, que el partido no ha comenzado, que comienza a las 9 de la mañana del domingo, que ahora estamos 0-0. Porque dentro de las urnas no caben las encuestas, sólo caben los votos. Los votos, compañeros. ¡A trabajar. Os pido que peleéis por nuestros valores y principios, con razones con la cabeza y con el corazón. Que la única batalla que se pierde es la que no se da!".

Temas

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador