Menú

Una de las testigo clave del 11-M engañó a la Policía e inventó hechos

Continúa desvelándose la falsedad de las pruebas que sirvieron para imponer 40.000 años de cárcel a Zougham.

LIBERTAD DIGITAL
1

Continúan los indicios de falso testimonio contra el único condenado como autor de la masacre del 11-M. Según publica el diario El Mundo este lunes, la primera testigo rumana engañó a la Policía, inventó hechos y cambió de versión sobre lo que había visto ese fatídico día. Su testimonio, no obstante, es el que sostiene teóricamente de forma más sólida la prueba de cargo que sirvió para condenar a Zougam. 

Según estas informaciones, cuando se le tomó declaración a esta testigo –denominada como C-65-, aseguró que iba con una mujer en el tren, y en el juicio dijo que iba con otra distinta. Además, la otra mujer también reconoció a Zougam pero la Policía no la creyó. A quien sí creyó fue a C-65, aunque dio tres versiones distintas: primero le aseguró a la Policia que se fijó en Zougam porque tuvo un incidente al cambiar de vagón, a Del Olmo le dijo que éste le había "rozado", a Bermúdez que la había "desplazado", y a El Mundo que él se giró y entonces fue cuando le vio la cara. Recordemos que la fotografía del marroquí había sido difundida masivamente hacía algunos días. 

Otra de las mentiras que C-65 le contó a la Policía fue que en el momento del antentado le cayó encima un cadáver. Algo harto imposible, dado que en su vagón -el quinto- no hubo muertos, y tampoco heridos graves.

Además, el entorno del testigo rumana también trató de aprovecharse de la masacre. Su marido y su hermano declararon que iban juntos en el tren, pero la declaración del marido se aceptó -aunque salió sin ninguna herida de uno de los vagones que más sufrieron las explosiones, y el mayor número de muertos- , mientras que la del hermano se ha desechado. En virtud de ello, la mujer rumana y su marido consiguieron la nacionalidad española y casi 100.000 euros -la testigo rumana exageró sus síntomas para conseguir la máxima indemnización- , además de un trabajo: fueron contratados por la empresa de seguridad del íntimo amigo del comisario González que pagó la ya célebre cacería de Bermejo y Garzón.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 30 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco