Menú

La estrategia de Amaiur para tener grupo propio en el Congreso

Una interpretación 'flexible' del reglamento, disgregar al diputado navarro o apoyarse en ERC, Geroa Bai, BNG y CC.

0
Una interpretación 'flexible' del reglamento, disgregar al diputado navarro o apoyarse en ERC, Geroa Bai, BNG y CC.
Un interventor del brazo político de ETA durante las pasadas elecciones | Archivo/Agencias

El brazo político de ETA y sus socios de coalición (Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba) siguen buscando opciones a contrarreloj para poder constituir un grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. El objetivo es no sólo ganar presencia y minutos de intervención en el hemiciclo o entrar en las comisiones, sino acceder a los beneficios económicos que este tipo de órgano parlamentario traen consigo.

En la actualidad, cada grupo parlamentario recibe aproximadamente unos 12.000 euros mensuales de subvención. La diferencia entre tener uno propio o estar en el grupo Mixto es poder contar con esa subvención mensual íntegra o repartírsela proporcionalmente con un número indeterminado de partidos. A esto, se añaden otros 1.200 euros mensuales de gratificación que se reciben por cada diputado que forma parte del mismo y la posibilidad de contratar a varios asistentes parlamentarios.

El reglamento de la Cámara Baja señala que para la constitución de un grupo parlamentario se requieren al menos 15 parlamentarios. En el caso de que no se llegase a ese mínimo, se pueden configurar a partir de 5 diputados, aunque para ello la candidatura ha debido obtener el 15 por ciento de los votos en las circunscripciones en las que se ha presentado o el 5 por ciento en todo el territorio nacional.

El problema al que se enfrenta Amaiur es que en una de las cuatro circunscripciones en las que obtuvo representación no alcanzó ese 15 por ciento de los votos. Exactamente en Navarra, donde el parlamentario elegido tuvo el respaldo del 14,86 por ciento de los sufragios.

Ante esta situación, los batasunos tienen tres posibilidades de intentar cristalizar los resultados electorales que consiguieron en las elecciones generales del pasado 20 de noviembre en un grupo parlamentario propio.

La primera de ellas, sería que la Mesa del Congreso hiciese una lectura ‘flexible’ del reglamento y permitiese la constitución del grupo dando por bueno el porcentaje de votos logrado en Navarra, aunque no llegue a lo requerido, u optar por hacer la media de los porcentajes obtenidos en Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y la comunidad foral, lo que haría que superasen de media ese 15 por ciento de los votos.

Una segunda opción es que Amaiur disgregase el escaño obtenido por Navarra, de modo que conformase un grupo parlamentario con los seis representantes obtenidos en la comunidad vasca, pasando el diputado navarro a formar parte del grupo Mixto. Esta posibilidad parece muy remota, pues el simbolismo de separar a vascos y navarros iría en contra de su propia entelequia de Euskal Herría.

Por último, la tercera posibilidad, propuesta por los independentistas de ERC, es que creasen un grupo parlamentario ficticio de 15 diputados, apoyándose de otras formaciones nacionalistas, como la propia ERC, Geroa Bai, BNG y Coalición Canaria. Horas después de la conformación, los representantes de estos partidos abandonarían el grupo para integrarse de nuevo en el Mixto, dejando sólo a los siete parlamentarios de Amaiur. Una opción parecida a esta ya se utilizó en 2008 para crear el grupo parlamentario que tuvieron IU-ICV y ERC. En aquella ocasión, un diputado del BNG se unió durante 24 horas al grupo para alcanzar el 5 por ciento nacional que da derecho a conformarlo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios