Menú

La asfixia económica a la AAV11-M, ¿el precio a pagar por la verdad?

 La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M pide ayuda para sobrevivir y el grupo Libertad Digital ha acudido a este llamamiento.

0

La respuesta es la asfixia económica a la que esta asociación de víctimas del 11-M está siendo sometida desde hace años por las distintas administraciones. Su presidenta, Ángeles Domínguez ya lo ha manifestado en varias ocasiones a LD y esRadio. La más que precaria situación económica ha obligado a la AAV11-M a despedir a personal básico lo que ha propiciado que ahora esté bajo mínimos.

Hay que recordar que esta asociación se ha personado como acusación en todos los casos relacionados con el 11-M siendo un referente en la búsqueda de la verdad de los atentados desenmascarando una y otra vez la cada vez más cuestionada versión oficial. Sin su insistencia no se podría haber llevado a cabo el juicio en 2009 contra el exjefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, imputado por la desaparición y destrucción de pruebas durante los atentados.

Y esta asfixia va aumentando según van apareciendo más datos que van haciendo añicos la versión oficial y mostrando el papel que desempeñó el comisario Sánchez Manzano, cada vez más acorralado frente a la Justicia y a la juez Coro Cillán. Si se ha podido llegar a esta situación es gracias al papel como acusación de la asociación y a la valentía de una juez que no ha dudado en enfrentarse al sistema.

Pero esta lucha le ha costado un precio. Las ayudas que ha recibido de las administraciones han ido disminuyendo y el argumento más utilizado para este recorte ha sido el muy manido de las crisis económica. Sin embargo, resulta cuando menos sospechoso que el recorte de las ayudas del Ministerio del Interior a esta asociación de víctimas coincidiera en el tiempo con el inicio del juicio a Sánchez Manzano, uno de los propiciadores de la versión oficial. La vista se inició en 2009 mientras Ángeles Domínguez reconocía a los micrófonos de esRadio que "desde el año 2009 se van recortando las ayudas". Tanto que para existir ya hace falta un "milagro", como ella misma indicó.

Desde ese momento las cantidades que recibía la AAV11-M comenzaron a menguar dificultando la labor en pos de la verdad. "Hemos tenido que recortar en personal y las propias víctimas hemos participado con aportaciones e incluso los trabajadores de la asociación han renunciado a recibir las indemnizaciones por despido", afirmó su presidenta.

Hay que decir que el Ministerio del Interior no se ha caracterizado por los detalles a esta asociación y los fondos que le ha otorgado siempre han sido mucho menores que los dados a otros grupos similares. Para este ejercicio 2011 les ha concedido 49.000 euros, lo que contrasta con las millonadas que por parte del Gobierno han recibido las asociaciones de la mal llamada memoria histórica o el mundo del cine a través de la exministra Sinde. Mejor trato ha recibido históricamente de la Comunidad de Madrid. La Asociación reconoce que hasta 2009 las ayudas ascendían a los 249.000 euros y se redujeron a 70.000 euros en 2010. Este año y debido al plan de ajuste de la región aún no han recibido por su parte ningún tipo de subvención.

Mención aparte merece el Ayuntamiento de Madrid, ciudad que fue víctima del atentado más sangriento de Europa Occidental. El consistorio de Ruiz Gallardón no ha dado ni un solo euro a esta asociación que lucha por esclarecer la verdad de una masacre que afectó a miles de madrileños. De forma muy gráfica lo reflejó en otra entrevista la propia Ángeles Domínguez: "Ruiz Gallardón sigue sin darnos ni siquiera un bolígrafo".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD