Menú

Urdangarín se exculpa a sí mismo y a la infanta y responsabiliza a su socio

"Comparezco hoy para demostrar mi inocencia, mi honor y mi actividad profesional", declaró a la entrada del juzgado.

LIBERTAD DIGITAL
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Urdangarín: "Vengo a demostrar mi inocencia y la verdad de los hechos" Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Urdangarín: "Vengo a demostrar mi inocencia y la verdad de los hechos"" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Imagen del banquillo, preparado para la llegada de Urdangarín en Palma | Imagen TV

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha avanzado al duque de Palma, Iñaki Urdangarin, que volverá a citarle a declarar más adelante tras su interrogatorio de este fin de semana, a la espera de recabar nuevos datos en torno a las presuntas irregularidades cometidas a través del Instituto Nóos cuando éste estaba presidido por el marido de la infanta Cristina (2004-2006), según han señalado fuentes jurídicas a Europa Press.

Sin embargo, su nueva comparecencia no sólo podría deberse a la aparición de nuevas pruebas sino también ante la posibilidad de que su exsocio al frente de Nóos, Diego Torres, solicite en cualquier momento declarar de forma voluntaria, tal y como permite la Ley, que establece además que pueda acordarse un careo en caso de que se produjesen declaraciones contradictorias por parte de ambos.

El juez instructor del caso Palma Arena ha acordado poner fin a la jornada debido a que aún continuaba el interrogatorio y, ante los asuntos pendientes que quedan por tratar, ha decidido reanudar las declaraciones el domingo a partir de las 9:30 horas. Esta decisión ha suscitado la protesta y la indignación de los abogados presentes en la sala, que preferían que la deposición continuase a lo largo de esta noche.

El duque de Palma ha desvelado durante su declaración como imputado ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, las reuniones previas que mantuvo con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y expresidente de la Generalidad Valenciana, Francisco Camps, antes de que, tan sólo tres días después, fuese adjudicada al Instituto Nóos la organización de las jornadas sobre turismo y deporte denominadas Valencia Summit.

Durante su comparecencia ante el magistrado, los fiscales anticorrupción Pedro Horrach, Juan Carrau y Miguel Ángel Subirán, así como los numerosos abogados personados en estas pesquisas, Urdangarin ha recordado cómo contactó con la primera edil de Valencia para proponerle la celebración de este evento, ante lo cual Barberá consideró necesario que el asunto fuese abordado en presencia de Camps, según han informado fuentes jurídicas.

Así, ha recordado que cuando fue a reunirse con el exjefe del Ejecutivo valenciano, éste dio luz verde al proyecto, del que entre 2004 y 2006 se llevaron a cabo tres ediciones con un coste de unos tres millones de euros de la Generalidad, en un único encuentro. A los tres días, ha subrayado, la organización de las jornadas fueron adjudicadas a la empresa entonces presidida por Urdangarin.

El duque de Palma ha acotado su responsabilidad en las sociedades investigadas y se ha desvinculado de la propiedad y la gestión de la mayoría de ellas, según informaron a Europa Press fuentes cercanas a los abogados del duque presentes en la declaración.

En su primera declaración ante el juez José Castro, el duque de Palma ha respondido a todas las preguntas formuladas por el magistrado, ha confirmado que la Casa del Rey le pidió en 2006 que dejara de contratar con administraciones públicas y ha definido como "testimonial" el papel que tenía la infanta Cristina en el Instituto Nóos, explicaron las mismas fuentes.

La sesión de la mañana se prolongó durante más de cuatro horas, con veinte minutos de descanso. El juez Castro ocupó todo el tiempo con sus preguntas y el procedimiento era muy lento porque había que transcribir cada respuesta. Además, las preguntas eran bastante exhaustivas e Iñaki Urdangarin no evitó responder a ninguna de ellas, mostrando una colaboración total con el proceso.

A preguntas sobre operaciones entre diversas sociedades, el duque de Palma quiso dejar muy claro que tan sólo había estado vinculado a Nóos Consultora, como socio al 50%, y a Aizoon, como socio y administrador. Insistió en que nada tenía que ver, ni como accionista ni como gestor, en las otras empresas investigadas: Bufete Tejeiro, Virtual Estrategies, Intuit, Shiriaimasu y De goes, entre otras.

Urdangarin acotó su responsabilidad a las gestiones que realizó como presidente del Instituto Nóos, dentro de un ámbito de competencias limitado a sus conocimientos en patrocinios y deportes. Se desvinculó, una y otra vez, de la llevanza de la contabilidad y de las operaciones entre sociedades contenidas en el sumario y de las que declaró no saber nada. Además, la mayoría de estas operaciones fueron realizadas por sociedades en las que no participaba.

Urdangarin ha asegurado que él desconoce los aspectos que rodeaban a las facturas que se le han ido exhibiendo durante su comparecencia ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, debido a que era su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres, quien se encargaba de adoptar resoluciones en materia de contratación, de forma que se ha desvinculado de cualquier responsabilidad en esta cuestión. Así lo han señalado a Europa Press fuentes presenciales en la declaración, en la que el imputado ha descargado responsabilidades en torno a las decisiones adoptadas en el Instituto Nóos en su exsocio, principalmente en lo que se refiere a los pagos a las sociedades vinculados a ambos, al defender que él no adoptaba resoluciones en materia de contratación.

Además, Urdangarin ha reconocido que se reunió en Marivent, en 2003, con el expresidente del Gobierno balear, Jaume Matas, y el exdirector general de Deportes José Luis Pepote Ballester, a fin de negociar la posibilidad de que el Ejecutivo autonómico patrocinase el equipo ciclista Banesto, que tras esta operación adoptaría el nombre Illes Balears-Banesto.

El Rey le pidió que dejara sus negocios

También ha reconocido ante el juez que el rey Juan Carlos le pidió en 2006 que dejara sus actividades profesionales relacionadas con el sector público, han informado a EFE fuentes jurídicas.

El duque de Palma se ha mostrado "muy tranquilo" en su declaración judicial, según EFE, aunque otras fuentes han dicho a elmundo.es todo lo contrario: que pese a que el juez Castro está siendo muy suave con el duque, éste está muy nervioso. Fuentes jurídicas han explicado que el duque ha contestado con entereza y "muy bien" a las preguntas que a lo largo de la mañana le está formulando el juez José Castro sobre el entramado de empresas en las que figuraba como responsable. Sin embargo, según elmundo.es se está mostrando evasivo con respuesta como "no sé", "no tengo ni idea" o "pregunten a Torres".

Tras dos horas y media de declaración, a las 11:30 horas el juez ha hecho un receso en la comparecencia, que han aprovechado algunos abogados para salir de los Juzgados a tomar un café. La sesión se ha reanudado quince minutos más tarde.

El juez ha centrado así el interrogatorio en el papel del Duque en estas mercantiles, que presuntamente constituyeron una trama societaria a través de la cual Urdangarin y Diego Torres se apoderaron de los fondos públicos y privados que percibió Nóos. En concreto, 5,8 millones de euros de los gobiernos de Baleares y la Comunidad Valenciana y 4,4 millones de empresas privadas.

Llegada a pie

Minutos antes de la llegada del duque a los juzgados fuentes cercanas a Urdangarín filtraban que finalmente podría llegar a pie en lugar de en coche, pese a estar autorizado a alcanzar la puerta de los juzgados en su vehículo "por razones de seguridad", según autorizó el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Tras salvar a pie y junto a su abogado los 30 metros que van desde el coche hasta la entrada a los juzgados, el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, también ha ofrecido declaraciones a los periodistas pese a que se esperaba que no atendiera a los medios hasta la salida del juzgado.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha asegurado que acude a declarar ante el juez para "aclarar la verdad de los hechos" que se le imputan y a defender su "honor", su "inocencia" y su "actividad profesional".

Urdangarin ha hecho una breve declaración a la prensa tras llegar a los Juzgados de Palma a las 08:50 horas, donde, finalmente, ha atravesado a pie los poco más de 30 metros que separan la verja del edificio judicial y la entrada, a pesar de que el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, le había autorizado a entrar en vehículo por "estrictas razones de seguridad".

El duque de Palma se ha bajado del coche, ha mirado al público y a los periodistas y ha empezado a bajar a pie la cuesta de los Juzgados, junto a su abogado, Mario Pascual, y escoltados por varios agentes de la Policía Nacional.

Declaración

Una vez en la puerta, se ha dirigido a los periodistas a quienes ha dado los "buenos días" y a quienes ha asegurado: "Comparezco hoy para demostrar mi inocencia, mi honor y mi actividad profesional. He ejercido estos años mis responsabilidades y he tomado decisiones de forma correcta y con total transparencia".

"Mi intención en el día de hoy es aclarar la verdad de los hechos y estoy convencido que la declaración de hoy contribuirá a demostrarlo. Muchísimas gracias a todos, muchísimas gracias por su atención", ha concluido Urdangarin, quien ha mostrado en todo momento un semblante tranquilo, aunque estaba visiblemente más delgado.

Posteriormente ha entrado en las dependencias judiciales para comenzar a declarar, en calidad de imputado, ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, quien tenía previsto comenzar a interrogarle a las 09:00 horas.

Castro y los fiscales Anticorrupción, Juan Carrau y Pedro Horrach, han llegado pocos minutos antes de que lo hiciera Urdangarin a quien esperaban en la puerta de los Juzgados un total de 70 medios de comunicación.

Durante su declaración, el yerno del Rey tendrá la oportunidad de defenderse ante el juez Castro de las acusaciones que pesan sobre él: falsedad documental, prevaricación, fraude a la administración y malversación de caudales públicos son los delitos que se indagan en esta pieza separada del caso Palma Arena, una de las 26 que componen la causa.

Sin embargo, una vez finalizada su declaración el Ministerio Público no prevé solicitar medidas cautelares para el marido de la infanta Cristina, si bien esta petición sí podría producirse más adelante -entre ellas la imposición de una fianza de responsabilidad civil- a la espera de cuantificar la cantidad exacta que pudo defraudarse a través del Instituto y de que declaren otras personas que también habrían tenido implicación en los hechos, según han apuntado fuentes del caso a Europa Press.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 58 comentarios guardados

    Servicios