Menú

Inés del Río, la compañera de Troitiño y De Juana

                   

4
                   
Inés del Río, durante uno de sus juicios en la Audiencia. | Archivo

Inés del Río fue condenada a más de 3.000 años de cárcel. Participó en el atentado de la Plaza de la República Dominicana, entre otros.

Nacida en la localidad navarra de Tafalla en 1958, tiene uno de los historiales más sangrientos de la banda terrorista, acumulados a base de masacres y asesinatos sin escrúpulos durante los ochenta, los conocidos como años del plomo, en los que ETA asesinaba un día sí y al otro también.

Durante un trienio formó parte del grupo Madrid de ETA más sanguinario, compartiendo actividad terrorista en la capital con otros etarras como José Ignacio de Juana Chaos, Antonio Troitiño, José Manuel Soares Gamboa o Belén González Peñalba, entre otros.

Fue condenada por la Audiencia Nacional a más de 3.000 años de prisión por delitos de asesinatos (23), atentados, estragos, tenencia de explosivos, falsificación de documentos y falsificación de DNI, entre otros delitos; de los que 2.232 se corresponden a la sentencia del atentado cometido en 1987 en la plaza de la República Dominicana de Madrid.

Tras cumplir veinte años de prisión, beneficiada por el código penal de 1973, que le permitía ahorrarse diez años por beneficios penitenciarios, estaba previsto que abandonase la cárcel el 2 de julio de 2008. Casi dos meses antes de su excarcelación, la Audiencia Nacional le aplicó la doctrina Parot y retraso su salida de prisión hasta el 27 de julio de 2017.

El 12 de junio de 1985, participó con el grupo Madrid en el asesinato del coronel del Ejército Vicente Romero González Calatayud y de su conductor. En la huida, abandonaron su vehículo en el aparcamiento subterráneo de la Avenida Felipe II, en el que dejaron una bomba preparada para explotar, lo que hizo que sorprendiera a los Tedax de la Policía Nacional que trataron de desactivarla. Falleció el agente Esteban del Amo García y otros cuatro desactivadores de la policía resultaron heridos.

El 17 de julio de ese año, asesinaron en la capital al teniente coronel Carlos Besteiro Pérez, al comandante Ricardo Sainz de Ynestrillas y al soldado conductor Francisco Carillas Martín. Los integrantes del grupo etarra ametrallaron el vehículo oficial en el que eran trasladados a sus lugares de trabajo.

Del Río participó el 25 de abril de 1986 en un atentado en la calle Juan Bravo de Madrid. Con un mando a distancia, hicieron explosionar un vehículo al paso de un Land Rover de la Guardia Civil. En este atentado murieron 5 guardias civiles y resultaron heridos de gravedad otros cinco agentes, así como siete civiles. La onda expansiva y el incendio que provocó causaron daños de consideración en los inmuebles y vehículos de las inmediaciones.

(A la izquierda, imagen del atentado de Juan Bravo. A la derecha, el atentado en la Plaza de la República Dominicana. Ambos se comentieron en 1986.)

Tres meses después, el 14 de julio de 1986, el grupo Madrid de ETA trasladó una furgoneta cargada de explosivos y metralla hasta la Plaza de la República Dominicana de Madrid. Con un mando a distancia, accionaron el detonador al paso de un microbús de la Guardia Civil, en el que viajaban 73 agentes, seguido por un Land-Rover también de la Benemérita. La explosión de la furgoneta provocó la muerte de diez agentes de la Guardia Civil y lesiones de diferente consideración a otros 43, así como a 17 civiles.

Los servicios de información de la Policía Nacional consiguieron localizar uno de los pisos francos utilizados por los etarras en la capital, exactamente, en la calle Río Ulla –en Ciudad Lineal–, que fue asaltado por los GEO (Grupo Especial de Operaciones) el 16 de enero de 1987. Allí fueron detenidos José Ignacio de Juana Chaos, Antonio Troitiño, Esteban Esteban Nieto, Cristina Arrizabalaga, María Teresa Rojo e Inmaculada Noble.

Inés del Río logró huir y comenzó entonces a organizar una infraestructura en Sevilla para un nuevo grupo Andalucía de ETA. Fue arrestada en julio de 1988 en Zaragoza, cuando se dirigía en un vehículo cargado con 35 kilogramos de amonal a la localidad malagueña de Torremolinos, donde tenía previsto realizar una campaña de atentados durante el mes agosto en diferentes puntos turísticos de la Costa del Sol.

En 2006 fue trasladada al centro penitenciario de Dueñas (Palencia), en un movimiento que se interpretó como un intento del Gobierno Zapatero de compensar a los etarras que evidenciaran su distanciamiento con la cúpula terrorista. En la actualidad, está cumpliendo condena en la cárcel de Teixeiro (La Coruña), en régimen de primer grado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios