Menú

(23-10-05) Indignación en la Comunidad Valenciana por la pancarta "fascista" del Camp Nou que le incluía en los "países catalanes"

Esteban González Pons, portavoz del Consejo valenciano, ha mostrado la "indignación" del Gobierno de esta comunidad autónoma ante la pancarta, consentida por el Barcelona, que se mostró en el Camp Nou durante el descanso del partido ante el Osasuna y en la que se incluía a la Comunidad Valenciana en los llamados "países catalanes". González Pons dice que el acto se desarrolló "utilizando la imagen de niños, al más puro estilo de los Juegos Olímpicos de Berlín" y pide una sanción para "quien se tenga que sancionar".

0
Esteban González Pons, portavoz del Consejo valenciano, ha mostrado la "indignación" del Gobierno de esta comunidad autónoma ante la pancarta, consentida por el Barcelona, que se mostró en el Camp Nou durante el descanso del partido ante el Osasuna y en la que se incluía a la Comunidad Valenciana en los llamados "países catalanes". González Pons dice que el acto se desarrolló "utilizando la imagen de niños, al más puro estilo de los Juegos Olímpicos de Berlín" y pide una sanción para "quien se tenga que sancionar".
Foto de la pancarta exhibida.
L D (EFE) La Coordinadora de Asociaciones para la Lengua Catalana (CAL) mostró en el césped la pancarta en favor de la promoción de la lengua catalana y un mapa donde aparecía la Comunidad Valenciana dentro de los "países catalanes".

Visiblemente enfadado, González Pons ha expresado la “indignación” del Gobierno valenciano "ante ese grito, consentido por el Barcelona en un Camp Nou lleno, de viva los "paisos catalans lliures", con el mapa de nuestra Comunidad, en primer lugar". El portavoz del ejecutivo valenciano dijo también, en rueda de prensa, que "utilizar el deporte y una retransmisión deportiva, frente a la cual los telespectadores están ideológicamente indefensos, para hacer apología del catalanismo expansionista, para herir los sentimientos de un pueblo, es sencillamente impresentable".

El portavoz del Consejo ha dicho que "utilizar el deporte para hacer política es lo que han hecho siempre los sistemas totalitarios, los sistemas fascistas, los sistemas comunistas" y que "no se puede utilizar el deporte para hacer política ni se puede utilizar el deporte para hacer propaganda política", apostilla. Asimismo, manifiesta "la indignación del Gobierno Valenciano que -dice- responde a la indignación de todo el pueblo valenciano que el sábado, viendo su televisión autonómica, se encontró que desde otra comunidad autónoma se reclama lo que nadie ha reclamado, la independencia de la Comunidad Valenciana y con quien nadie lo ha reclamado, Cataluña".

El portavoz pide la intervención del Comité Antiviolencia del Consejo Superior de Deportes y señala que "lo que sucedió puede tener consecuencias en los campos de fútbol y nosotros queremos que no las tengan", por lo que reclama una sanción para "quien se tenga que sancionar". "El Comité antiviolencia debe actuar y debe atender lo que ha sido un llamamiento a la violencia, porque ha sido una actitud que ha ofendido al pueblo valenciano y lo digo en nombre de su gobierno", arguye el portavoz.

Además, explica que "esto ha ocurrido en el Camp Nou lleno de público, con el público aplaudiendo, con un micrófono desde el centro del campo, utilizando la imagen de niños al más puro estilo de los Juegos Olímpicos de Berlín, y así se nos ha dicho que nosotros pertenecemos a una Cataluña que quiere ser libre y que quiere ser independiente, esto es una ofensa". Esteban González Pons comenta que "me dicen, no es mi papel, que todo esto no es más que una huida hacia adelante del presidente Laporta, que durante los últimos días ha descubierto que su cuñado es un franquista consumado y que está en la directiva del Barcelona".

"Y para huir del franquismo se ha pasado al catalanismo franquista. Los problemas del señor Laporta no tienen porqué provocar que el Barcelona insulte a los valencianos ni poner en evidencia un sentimiento atacando para resolver un problema personal suyo", aseveró Esteban Gonzalez Pons. Pons aclaraba finalmente que "nada de lo que sucedió ayer en Camp Barca puede desligarse de lo que está sucediendo con la reforma del Estatuto de Cataluña, con la crisis de gobierno que está a punto de provocar Pasqual Maragall y la profunda separación que existe dentro del PSOE en toda España", dice.
 
Giner: "Una vez más, se ha humillado e insultado al pueblo valenciano"
 
Por su parte, el presidente de la Diputación de Valencia, Fernando Giner, manifestaba que "se ha humillado e insultado, una vez más, al pueblo valenciano, con la apología de los países catalanes" que a su juicio se hizo este sábado en el Camp Nou. Giner señala en un comunicado que "se ha politizando un acto deportivo, convirtiéndolo en una gravísima provocación a la inmensa mayoría de los valencianos".

"A los que siempre hemos denunciado la entelequia de los países catalanes y defendido la singularidad del Reino de Valencia, se nos decía que veíamos fantasmas, y ahora resulta que dichos fantasmas hasta los han televisado en directo a toda España, los hemos vuelto a ver nosotros y los han visto todos", agrega.

Lo ocurrido es, según Giner, "un acto más de las intensas y fuertes campañas que los pancatalanistas vienen desplegando desde hace años para subsumir a la fuerza, contra el deseo de los valencianos, el Reino de Valencia, la Comunidad Valenciana, dentro de la nación catalana, del Estado catalán, que quieren consagrar ahora en su nuevo Estatuto y Rodríguez Zapatero les apadrina y va a consentir".
 
Jaime Ortí califica el acto de "cobarde" y "fascista"
 
El ex presidente del Valencia, considera que el presidente del Barcelona, Joan Laporta, tuvo una "reacción cobarde", en alusión a la pancarta desplegada este sábado en el Camp Nou. "Lo hizo para demostrar que es más nacionalista que nadie después de la semana que ha pasado. Es un fascismo claro", ha declarado Ortí. "Fue una falta de respeto", añadió, "a gente diferente a los catalanes y más en un partido que debe ser puramente deportivo. Fue una ofensa, nos dolió muchísimo. No puedo intuir cómo alguien es capaz de consentir esto para tapar otros problemas que tenga".

Jaime Ortí criticó a Laporta: "Ya le conocemos. Fue una reacción cobarde. Distrajo la atención de su gente colocándose en un lío tremendo que no tiene nada que ver con los catalanes. Lo hizo para demostrar que es más nacionalista que nadie después de la semana que ha pasado. Es un fascismo claro. Querer incorporar a otra gente diferente a su nacionalidad es lo último", recalcaba.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios