Menú

Aguirre: "Una ley de Memoria Histórica impuesta por un gobierno es un síntoma de totalitarismo"

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha opinado hoy respecto a la futura Ley de Memoria Histórica que toda norma impuesta por un gobierno es un "síntoma de totalitarismo" y que lo mejor es restablecer la concordia y el espíritu de la Transición. De la Ley también ha hablado Zaplana. Ha dicho que pretende lavar la "mala conciencia" de algunos socialistas que "vivieron muy bien con el franquismo" y cuyas familias tuvieron privilegios con el anterior régimen.

0
La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha opinado hoy respecto a la futura Ley de Memoria Histórica que toda norma impuesta por un gobierno es un "síntoma de totalitarismo" y que lo mejor es restablecer la concordia y el espíritu de la Transición. De la Ley también ha hablado Zaplana. Ha dicho que pretende lavar la "mala conciencia" de algunos socialistas que "vivieron muy bien con el franquismo" y cuyas familias tuvieron privilegios con el anterior régimen.
"
L D (EFE) En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, y a preguntas de los periodistas, Aguirre se refirió al borrador de la futura Ley, que incluye la obligatoriedad a las administraciones de retirar los símbolos franquistas que aún queden en las calles y edificios de los municipios.

Para Aguirre, "una ley de Memoria Histórica impuesta por un gobierno es un síntoma de totalitarismo como pocos se han visto jamás" pues, a su juicio, resulta "absolutamente intolerable" que el presidente Rodríguez Zapatero "o la mayoría parlamentaria que le apoya, que me da igual, decidan imponernos la Memoria", algo que considera "individual y particular" y que cada persona puede tener "como le parezca oportuno".

La presidenta madrileña ha manifestado que esta ley será "la guinda de la legislatura" de Rodríguez Zapatero, cuyo único objetivo, ha dicho, es "dividir a los españoles y acabar con todos los consensos". Se ha mostrado, en cambio, partidaria de restablecer "la concordia, cuyo espíritu en la Transición española se hizo de manera modélica" y ha exigido al Estado que no trata de "imponernos la Memoria" que, ha dicho, se basa en hechos históricos.

Aguirre ha admitido que su deseo sería que el Gobierno "no siga removiendo" las cuestiones que han "dividido" a los españoles sino que, por el contrario, recupere el espíritu de la Transición. Recordó que 70 años después del régimen franquista no se debe decidir sobre "quiénes fueron los buenos y quiénes fueron los malos" en la historia de España, porque los primeros "serían las víctimas de esta ley, los republicanos asesinados, fusilados o despellejados por otros" o "los anarquistas fusilados por los socialistas o los comunistas por los anarquistas" y así sucesivamente.

Por su parte, Zaplana ha calificado de "insólito" que "los que mejor han vivido en el franquismo" pretendan ahora "dar lecciones de democracia a quienes no han tenido ninguna prebenda".

Un día después de que el proyecto legislativo pasara el trámite de ponencia en la Comisión Constitucional, Zaplana ha reiterado en rueda de prensa en la Cámara Baja que esa ley es "del todo innecesaria".

Ha señalado que el franquismo ya ha sido condenado, que algunas de las leyes que pretende derogar la nueva norma ya lo fueron con la Constitución y que la "reparación" de las víctimas ya ha sido realizada.

Zaplana considera que si quedaba algún aspecto pendiente de reparación, "nadie hubiera opuesto ningún impedimento" para que se llevara a cabo, pero no mediante una iniciativa como ésta, que sólo busca "instrumentalizar políticamente" esa etapa de la reciente historia de España.

Tras subrayar que la ley de la memoria va a provocar "enfrentamientos, divisiones y tensiones" donde tenía que haber convivencia, Zaplana ha apuntado que, al margen del interés político, algunos cargos del PSOE aspiran a lavar su "mala conciencia".

Sin querer aportar nombres concretos, ha sostenido que "muchos" de quienes promueven el proyecto, o sus familias, tuvieron "privilegios" durante la dictadura.

Por eso, no ha dudado en criticar a quienes se beneficiaron del franquismo y ahora pretenden "reabrir enfrentamientos" y volver la vista atrás al pasado, cuando la sociedad lo que quiere, ha asegurado, es "mirar al futuro y vivir en la reconciliación".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation