Menú

Albert Rivera: "Lucharemos por una Cataluña donde puedas sentirte catalán y español sin que te digan facha"

El candidato de Ciutadans-Partit de la Ciutadania (C's) aseguró este miércoles que su formación luchará por "una Cataluña donde puedas sentirte catalán y español sin que te digan facha". Tras mostrarse exultante por la entrada de su formación en la cámara catalana aseguró: "Tenemos un sueño, un sueño de una Cataluña diferente, una Cataluña donde no se sancione a los ciudadanos por hablar una lengua u otra". Minutos antes, el secretario general de la formación no nacionalista, Antonio Robles, afirmaba que "este es un pequeño paso para Ciutadans, pero un gran paso para la libertad en Cataluña". Desde que los sondeos vaticinaron este resultado, CiU y ERC mostraron su preocupación por la entrada de esta formación en el Parlamento catalán.

0
Albert Rivera
L D (Agencias) Rivera proclamó el "cambio de mentalidad" en Cataluña que supone esto, dado que "Ciutadans ya es una realidad social". Compareció en la sede electoral de su partido para asegurar que la entrada de su partido en el Parlamento de Cataluña es el inicio de una nueva Cataluña, "en la que la política se haga con la razón y no con los sentimientos. Una Cataluña donde no importe donde has nacido o la clase social, una Cataluña donde sólo importen las personas".
 
Posteriormente y en declaraciones a la Cadena COPE, aseguró que entre los votantes del PSC había muchas personas que "no quieren volver a ver a ERC en el Gobierno" y situó la bolsa de votantes de su partido a partir iguales entre antiguos abstencionistas, antiguos votantes del PSC y descontentos de la línea que sigue en Cataluña el PP.
 
Rivera mostró su satisfacción ante el resultado porque Ciutadans ya es "una realidad social". Asimismo, explicó que el sueño de su formación es una Catalunya "donde no se sancione a las empresas o a los ciudadanos por hablar una lengua u otra". También soñó con una Catalunya donde la inversión en educación y vivienda sea más importante que las selecciones catalanas y donde los parlamentarios puedan hablar "en la lengua que les apetezca". Rivera defendió que la cultura se valore "por su calidad" y "no por la lengua que se utilice" y donde se pueda ser español y catalán a la vez y, por ello, "no te llamen facha".
 
Ciutadans defenderá que los derechos sean de las personas y no del territorio y de manera que no importe "donde has nacido, la lengua que hables o la clase social a la que perteneces". Rivera quiso agradecer a los medios de comunicación su presencia y saludó "tanto a los que cumplieron con su labor informativa" y también a los que no, en alusión a aquellos medios de comunicación que, en su opinión, "querían tapar lo que era una realidad". "Pero hoy la democracia nos ha dado la razón", sentenció. Dicho esto, gran parte del auditorio empezó a proferir gritos contra TV3 a modo de protesta por el modo en que ha seguido la campaña de Ciutadans. En este sentido, Rivera se comprometió a luchar desde el Parlament para que los medios de comunicación sean "independientes" del poder político.
 
Por último, lamentó la baja participación en estas elecciones y aseguró que no es más que un reflejo de la distancia que existe entre el Parlament de Catalunya y la ciudadanía. A su vez, cargó contra el resto de formaciones políticas y, en particular, ironizó sobre las declaraciones del presidente del Partido Popular, Josep Piqué, en las que aseguraba que Ciutadans era una "anécdota". Por lo que respecta a las críticas que ha recibido su formación por parte de ERC y PSC en las que aseguraban que era el partido de la "confrontación" y el "autoodio" contestó que su partido trae la "conciliación entre catalanes, esperanza y alegría".
 
Por su parte, uno de los fundadores del partido, Francesc de Carreras, definió su formación como "no nacionalista" y "no sucursalista", lo que explica que no pactará con "ningún partido" porque si ha llegado al Parlament es para "ser una voz libre". De Carreras añadió que nuestro valor está en que no dependemos de ningún partido ni en Catalunya ni en Madrid. "A partir de ahora ya no nos podrán silenciar y tendrán que contar con nosotros", celebró. También tildó de "ignorantes" a los representantes de las demás formaciones por mostrarse sorprendidos ante la obtención de representación parlamentaria de Ciutadans.
Los más de 500 simpatizantes de la formación que acudieron al Hotel Calderón de Barcelona para celebrar la victoria recibieron a Rivera con gritos de euforia como "¡Presidente!", "Ciutadans al Parlament" y "Libertad".
 
Minutos antes, el secretario general de Ciutadans-Partit de la Ciutadania (C's), Antonio Robles, celebró los resultados electorales de su formación. "Este es un pequeño paso para Ciutadans, pero un gran paso para la libertad en Cataluña", espetó, parafraseando al astronauta Neil Armstrong, tras lo cual los militantes le jalearon y empezaron a gritar al unísono: "¡Libertad, libertad!".
 
Robles se dirigió a sus militantes para denunciar la "desigualdad de condiciones" en el desarrollo de la campaña electoral y aseguró que si C's entra en el Parlament "tendrá las cosas mucho más fáciles" y será "mucho más respetada, también por los medios de comunicación".

Más de 500 militantes y simpatizantes del partido de nueva creación Ciutadans se han concentrado en el Hotel Calderón de Barcelona a la espera de que se hagan públicos los resultados del escrutinio, que según los sondeos supondría la entrada de esta formación en el Parlamento con al menos dos escaños por lo que mostraron su "ilusión" y "euforia contenida".
 
Fue el pasado mes de marzo, con el debate sobre el Estatut copando el escenario político catalán, cuando la asociación Ciutadans de Catalunya, alumbrada por un grupo de intelectuales, iniciaba el proceso de constitución como partido político con una cifra aproximada de 800 afiliados.

El eje vertebrador de esta formación era su rechazo al nacionalismo catalán desde una posición ideológica definida como de "centro moderado".

Entre la quincena de intelectuales que formaban el núcleo originario de C's (abreviatura de Ciutadans) figuraban el dramaturgo Albert Boadella, el periodista Arcadi Espada y otros como Félix de Azúa, Teresa Giménez Barbat, Horacio Vázquez Rial e Iván Tubau.

Ciutadans, entonces una plataforma, se estrenó en la arena política durante la campaña del referéndum del Estatuto del pasado mes de junio, cuando lograron ser noticia a raíz de que dos de sus miembros sufrieran agresiones durante un acto en Barcelona.

Un mes después, Ciutadans oficiaba su puesta de largo como partido, con el nombramiento como presidente de un abogado de 27 años, Albert Rivera, un desconocido en el escenario político que, junto con su número dos, José Domingo, y con el número 3, Antonio Robles, ocupará uno de los tres escaños de C's en el Parlamento catalán.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Y la montaña parió un ratón": Casado, durísimo con Sánchez y su "humo" sobre Cataluña
    2. Rufián, indignado con Iglesias: "Mientes a sabiendas y marcas un antes y un después"
    3. Torra se niega a frenar a los CDR y se ratifica en la balcanización
    4. Maroto premia la jubilación anticipada en la industria a costa de agravar el agujero de las pensiones
    5. Abascal pide al Supremo encarcelar a Torra y amenaza a Sánchez con una querella
    0
    comentarios

    Servicios