Menú

Alcaraz envía una carta a Casquero en la que critica su gestión al frente de la AVT

El ex presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, ha remitido una carta a su sucesor, Juan Antonio García Casquero, criticando su gestión y acusándole de hacer "más daño" a la asociación en los últimos seis meses que Zapatero en cuatro años.

Carta remitida a la AVT por Alcarzaz
Carta remitida por el ex tesorero de la AVT
Carta de dimisión del ex tesorero de la AVT
0
El ex presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, ha remitido una carta a su sucesor, Juan Antonio García Casquero, criticando su gestión y acusándole de hacer "más daño" a la asociación en los últimos seis meses que Zapatero en cuatro años.
Alcaraz y Casquero, tras el traspaso de poderes.
(Libertad Digital) En la misiva, Alcaraz manifiesta su pesar por la trayectoria seguida por la Junta Directiva que resultó elegida en la Asamblea General celebrada el pasado mes de abril y recuerda que ya dimitieron dos de sus miembros: el tesorero, Antonio Muñoz; y la secretaria general, Carmen Miranda.
 
"Sr. Casquero, Sra. Pedraza y Sra. Lancharro, como junta gestora en poco más de seis meses han hecho más daño a la AVT que el Gobierno de Zapatero en cuatro", denuncia Alcaraz dirigiéndose a los tres miembros que quedan en la dirección de la asociación. "Con ustedes y su línea de actuación, para qué queremos enemigos", llega a preguntarse, según informa Europa Press.
 
De esta forma, asegura que la actual Junta Directiva no cuenta con quórum suficiente para seguir ejerciendo su labor y explica que los estatutos indican que la dirección de la asociación debe estar formada por un mínimo de cuatro miembros y un máximo de diez, cuando en la actualidad quedan tres.
 
"El poder le ha embriagado hasta el punto que no ha sido capaz de reconocer que no tiene quórum para seguir adelante como junta directiva --argumenta--. Acogiéndose a una interpretación sesgada y torticera e interpretando los estatutos en su propio beneficio". De hecho, Alcaraz se dirige a la dirección de la asociación durante toda la carta como "junta gestora", ya que no reconoce su legitimidad.
 
 En la misiva, Alcaraz acusa también a García Casquero de "falta de transparencia en su gestión" y de haber despedido "de forma irregular" a "un gran número de trabajadores y empresas de gran prestigio contratadas por la AVT". Además, denuncia que no se comunicó a los socios la dimisión del tesorero y la secretaria general y rechaza que la baja del primero se debiese a motivos laborales.
 
En la carta de dimisión del tesorero, Antonio Muñoz manifestaba su "más absoluto desacuerdo" con los actos y decisiones de la dirección de la AVT. Además, antes ya había hecho llegar al presidente su malestar en otra carta en la que le acusaba de no consultar con la Junta Directiva sus decisiones y en la que también le reclamaba que no se dejase "narcotizar". El que fue tesorero de la AVT confesaba que aceptó el puesto por su amistad con Casquero pero reconocía sentirse "traicionado" por él.
 
En la misma línea se posicionó la secretaria general en su dimisión, ya que a través de una largo misiva Carmen Miranda trasladó al presidente de la AVT sus desavenencias con su gestión y alegaba que las últimas decisiones adoptadas hacían "imposible" mejor relación tanto con el Ejecutivo como con otras asociaciones de víctimas.
 
"Presume de una legitimidad ante unas elecciones que no hubiese ganado con ese porcentaje de no haber utilizado como bandera el proyecto de continuidad de la anterior junta directiva y, aunque les pese reconocerlo y no lo quieran decir, saben que es verdad", subraya Alcaraz en la carta.
 
El ex presidente de la AVT también hace referencia a la polémica creada en torno a la decisión del Ministerio del Interior de retirarle la escolta. Así, niega que él manifestase alegría por dejar de tener protección y reitera "es pronto" para quedarse sin escolta. "No se ha preocupado por conocer mi situación y no quiere reconocer a los enemigos, no sólo de ETA sino también de los radicales auspiciados por los medios progubernamentales que me insultan constantemente", enfatiza.
 
"Por todo ello le exijo una rectificación pública, advirtiendo de que de no ser así recurriré a las vías oportunas para exigir responsabilidades", concluye su misiva Alcaraz, que estuvo al frente de la AVT desde 2004 hasta el mes de abril del pasado año.

Además, el ex presidente de la AVT mostró a LD su malestar por las filtraciones desde el ministerio del Interior al diario Público, en el que fuentes del ministerio desvelan que Francisco José Alcaraz goza de permiso de armas para su defensa. "No tiempo de responder a la carta que les envié, pero sí tienen tiempo para hacer públicos y facilitar datos a ETA sobre la seguridad que puedo tener. Interior debe depurar responsabilidades sobre los datos que hacen públicos de mi capacidad de protección", señaló.

La versión de la AVT

La Asociación Víctimas del Terrorismo quiso dar su versión y precisar a Libertad Digital algunas de afirmaciones que hace Francisco José Alcaraz en su carta. Según afirmaron fuentes de la asociación, "basta con leer de nuevo la entrevista publicada en el diario ABC para darse cuenta de lo que dijo Juan Antonio García Casquero y la interpretación que de ello hace Alcaraz".

Así, dicen que Alcaraz se refiere a las dos reuniones mantenidas por este colectivo de víctimas con el ministro del Interior "como si la asociación se hubiese vendido", cuando, según dicen, "la primera reunión se produce a petición de la AVT y es para exigirle un real decreto que no permita a los terroristas vivir cerca de sus víctimas –De Juana acaba de salir de la cárcel e iba a vivir cerca de cinco personas que habían sufrido el azote terrorista– y la segunda, es en la famosa que se produce con todas las asociaciones de víctimas del terrorismo, y en la cual, Rubalcaba estuvo apenas tres minutos, se hizo foto y se fue. El resto de la reunión fue con el señor Uribe – en alusión a José Manuel Rodríguez Uribe, director general de la Oficina de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del ministerio del Interior–".

De igual forma, se muestran su disconformidad total con la frase de Alcaraz que dice que Casquero ha hecho más daño a la AVT en seis meses que Zapatero en cuatro años. "Ahora solo interesa dar el mayor servicio a las victimas, defender sus derechos y colaborar todo lo posible en la lucha contra el terrorismo. No entiendo que sea hacer daño a la asociación denunciar la negociación con ETA y el daño producido a las víctimas en la ONU, o ir a Belfast a solicitar la extradición de De Juana, o reunirse con el representante del Parlamento vasco para trasmitirle la preocupación y recriminarle que algunos eurodiputados mantengan una relación cercana con grupos cercanos a Batasuna".

Desde la asociación, dicen que los estatutos de la asociación legitiman que la junta directiva siga funcionando pese a estar en ella actualmente tan sólo tres personas –cuando debería haber un mínimo de cuatro–, ya que éstas se están encargando del trabajo de las que han abandonado su puesto. Así, señalan que en la asamblea ordinaria que se celebrará en 2009 se completará de nuevo la junta directiva.

Por último, en cuando a la polémica por la retirada de la escolta a Francisco José Alcaraz por parte del ministerio del Interior, la AVT se remite al comunicado que hizo pública hace unos días.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios