Menú

Alegría acusó hace medio año a Permach y Salaberría de dirigir la cúpula política de ETA

La declaración de Xabier Alegría viene a reforzar las investigaciones del juez Garzón según las cuales el complejo de ETA englobaría a Batasuna, Gara y Ekin. El lunes Telecinco informaba de las reuniones de Otegi con la cúpula etarra. Ahora, según las mismas confesiones, Joseba Permach y Jon Salaberría dirigirían la cúpula política de ETA en la sombra. Alegría, ofreció hace siete meses al juez Del Olmo una lista de nombres que empieza a cerrar el círculo.

0
(Libertad Digital) Informativos Telecinco ha completado este martes su información sobre los vínculos directos entre Batasuna y ETA. El veterano dirigente de ETA-Ekin, Xabier Alegría, confesó ante la Guardia Civil que existe una cúpula política de ETA que estaría actuando en la sombra. Estaría dirigida por Joseba Permach, coordinador de la Mesa Nacional de la ilegalizada Batasuna, y el parlamentario de SA, Jon Salaberría, acompañados por Xavier Larralde (que era el portavoz de Batasuna en Francia), Aiora Epelde e Iñaki Altuna (subdirector del diario GARA). Además, estarían implicados conocidos del entramado de la banda y Batasuna como Jon Emparantza (abogado de ETA).

Joseba Permach era coordinador de la Mesa Nacional de la ilegalizada Batasuna y fue imputado por un delito de pertenencia a banda armada. El 21 de noviembre de 2002, tres meses después de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón suspendiera las actividades de Batasuna (antes de la ilegalización), el mismo magistrado le imputó un delito de pertenencia a banda armada junto a otras 21 personas, que "han formado o forman parte" de la dirección de Batasuna "con perfecto conocimiento y alcance de la integración de ésta en el marco del complejo terrorista liderado por ETA". El 19 de diciembre siguiente, Garzón dejó en libertad bajo fianza de 12.000 euros a dieciocho de los diecinueve dirigentes de Batasuna que comparecieron en el tribunal, a los que considera "delegados" o "enlaces de ETA" en la formación política y acusa de pertenencia a banda armada. Todos ellos negaron pertenecer a haber pertenecido a ETA o a organizaciones del entramado terrorista como KAS o EKIN.

Jon Salaberría, parlamentario de Sozialista Abertzaleak y ex dirigente de "Jarrai", acusado por Xabier Alegría de ser el correo de ETA y sobre el que actualmente pesa una condena a un año de cárcel por defender a ETA en el Parlamento vasco. En las elecciones autonómicas celebradas en el País Vasco en 1998, fue elegido parlamentario por Euskal Herritarrok. Perdió su escaño en los siguientes comicios de 2001, en los que su formación pasó a tener la mitad de diputados pero, sustituyó a Aiora Epelde, en prisión por orden de Garzón dentro de la causa de la ilegalización de Haika, motivo por el Salaberria sigue siendo aforado.

Más conexiones que se conocen desde febrero

Según Alegría, en la década de los 90, la dirección política –entonces se denominaba "KAS técnico"– estaba formada, además de por él mismo, por Maitane Inchaurraga, de la asociación feminista Egizan; José Antonio Etxeberría, coordinador de los que sería la Fundación "Joxemi Zumalabe"; Mikel Zubimendi, entonces líder del terrorismo callejero de "Jarrai", ya detenido en Francia hace dos años junto a Kantauri. Alegría sitúa también a Rafael Díez Usabiaga, el líder del sindicato abertzale LAB, a Gorka Martínez (fallecido), que dirigía KHK y, por último, a Floren Aoiz y José María Olarra, conocido en ETA como "Eneko".

A esta cúpula política o "KAS técnico", Alegría añade otros nombres bien conocidos como el de Juan María Olano, ex líder de las Gestoras Pro Amnistía, suspendidas de actividad por auto del juez Garzón y que estuvo burlando a la Justicia francesa y española durante varios meses. Se lo conoce con el alias de alias "Adidas".

Otra identidad que reaparece tras la declaración de Alegría es la de Rufino Etxeberria Arbelaiz, conocido como "Txinparta", uno de los financieros de la banda, veterano miembro de la Mesa Nacional de HB y conocido por su dilatado expediente en ETA en la que ingresó de la mano del etarra Domingo Iturbe Abasolo, "Txomin". El 29 de abril de 2002, fue detenido junto a otras diez personas, miembros de Batasuna y otras organizaciones del conglomerado de ETA, por integración en la organización terrorista y concretamente en sus entramados de financiación, en una operación policial dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el País Vasco y Navarra. Etxeberria fue arrestado cuando salía de la sede nacional de Batasuna en Pamplona en compañía de su portavoz, Arnaldo Otegi, y del dirigente de esta formación en Navarra Pernando Barrena.

Las confesiones de Xabier Alegría constan en los atestados de la Guardia Civil a los que ha tenido acceso Informativos Telecinco y pese a que en un principió alegó que fueron obtenidas bajo tortura, después las mantuvo a preguntas del fiscal y en presencia del juez Juan Del Olmo que es a quien corresponde decidir medidas en la trama. Su compañero de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha tratado de demostrar en el grueso del sumario 18/98 la conexión directa Batasuna-ETA.

Por su parte, el ministro de Justicia, José María Michavila, consideró "lógico" que aparezcan "nuevos datos y nuevas evidencias" de la relación entre Batasuna y ETA, puesto que la formación ilegalizada es "un instrumento" y "está al servicio" de la banda terrorista.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia