Menú

Arzalluz, tras cantar el "eusko gudariak", llama a la movilización si Atutxa es condenado

A punto de jubilarse, el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, ha hecho este miércoles de maestro de ceremonias en la escalinata del Palacio de Justicia de Bilbao. Dentro, declaraban como imputados en un presunto delito de desobediencia, el presidente de la Cámara vasca, Juan María Atutxa, y dos de sus miembros, Gorka Knorr y Conchi Bilbao. Fuera, Arzalluz animaba a los congregados a entonar el "himno del soldado vasco" y lanzaba sus particulares amenazas.

(Libertad Digital) La jueza instructora, Nekane Bolado, había citado a las 10,00 horas a Atutxa y, a continuación, al vicepresidente de la Mesa del Parlamento, Gorka Knorr, y a la secretaria, Conchi Bilbao, a las 11 y 12 horas, respectivamente.
 
Sin embargo, las declaraciones se han alargado hasta poco antes de las diez de la noche. Atutxa estuvo ante la juez cinco horas, Knorr declaró durante casi tres y la diputada de Izquierda Unida prestó declaración durante casi cuatro horas.
 
En el exterior del Tribunal Superior se han concentrado en apoyo a Atutxa, Knorr y Bilbao varias personas, entre ellas, los parlamentarios de PNV, EA y EB-IU, excepto el lehendakari Juan José Ibarretxe, que está de viaje oficial, y dirigentes y cargos públicos de estos partidos como el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, o Unai Ziarreta, secretario general de EA, según informa Efe.
 
Atutxa agradece el apoyo en la calle
 
Entre los presentes también estaba el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, y el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, así como la diputada de EA en el Congreso, Begoña Lasagabaster. Los concentrados esperaron en la Gran Vía la llegada de los encausados y les acompañaron entre continuos aplausos y gritos los cincuenta últimos metros del recorrido hasta su entrada en el tribunal.
 
En un breve receso poco antes de las tres de tarde, Atutxa abandonó por un momento el Palacio de Justicia para agradecer la presencia de los congregados por Arzalluz en las inmediaciones. "Los tres os pedimos -dijo Atutxa- que volváis cada uno a vuestros quehaceres. Nunca olvidaremos lo que habéis hecho, nosotros seguiremos porque esto irá para largo pero estamos totalmente serenos, nos consideramos plenamente apoyados por vosotros y por la mayoría de este pueblo".
 
Podrían ser condenados a multa e inhabilitación
 
Los tres miembros de la Mesa del Parlamento podrían ser condenados a una multa e inhabilitación de seis meses a dos años si prosperara la denuncia interpuesta contra ellos por la fiscalía y por el colectivo Manos Limpias. El todavía presidente del PNV, Xabier Arzalluz, dijo que una condena contra Atutxa, Knorr y Bilbao supondría "una gloria para nosotros". "Será una más en nuestra historia que nos ayudará a seguir adelante luchando por la libertad y en contra de la opresión", dijo.
 
Para Arzalluz, ver a un presidente de un Parlamento llamado por un tribunal a declarar "en sí es fuerte y, por lo tanto, no lo vamos a aceptar". Arzalluz añadió que "la alarma social, que es un término acuñado por el PP y sus fiscales, ahora es grande, pero si a nuestra gente, que es mayoría, le dicen que el lehendakari o el presidente del Parlamento van a la cárcel, va a ser algo más que una alarma social".
 
Por su parte, el presidente del PP en el Parlamento vasco, Jaime Mayor Oreja, ha dicho que la comparecencia ante el TSJPV se enmarca "en la expresión de normalidad del cumplimiento de la Ley, porque no se puede desobedecer al Tribunal Supremo, seas presidente del Parlamento, seas miembro de la Mesa o un ciudadano normal sin ningún cargo político". En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Mayor Oreja añadió que quienes incumplen las reglas imponen "una presión en la política". "La presión siempre está en la burla a la Ley y no hay provocación en el cumplimiento a la Ley", añadió.
 
Arzalluz y el "Eusko Gudariak"
 
Mientras esperaba en la puerta del TSJPV, Xabier Arzalluz animó a los congregados a entonar el conocido como himno del soldado vasco o de los combatientes vascos. Se trata de una composición que se remonta a 1936, pero se entona habitualmente, por ejemplo, en los entierros de los etarras. El "Eusko Gudariak" es toda una seña de identidad entre la llamada izquierda abertzale, que recurre al himno en la mayoría de sus concentraciones. Como afrenta, su interpretación se ha utilizado para reventar actos de la Corona en el País Vasco.
 
Su letra –al menos, su posible traducción–, salvando las repeticiones de estribillos, dice así:
 
Somos combatientes vascos
para liberar Euskadi,
generosa es la sangre
que derramamos por ella.
Se oye una llamada
desde la cumbre:
¡hazte soldado
de su bandera!
Ante los fascistas
Euskadi se alza en pie.
¡Adelante, combatientes,
liberemos nuestra patria!
 
Pero además, este cántico ni siquiera representa al PNV. El propio Sabino Arana adaptó una vieja melodía (el Eusko Abendaren Ereserkia) y compuso el "Gora ta Gora", himno oficial del partido de Arzalluz. Parece claro que la intención era pues, congregar la radicalidad.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador