Menú

Batasuna envió un documento a los presos de ETA adelantando que al final del "proceso" no habría "vencedor@s ni vencid@s"

El ministro Jesús Caldera ha sido el último en sumarse al discurso "el fin de ETA no debe verse en términos de vencidos y vencedores". Antes lo hicieron el Parlamento vasco, con la complicidad del PSE y la vicepresidente De la Vega. Pero mucho antes que el Gobierno y los socialistas fue Batasuna la que utilizó este argumento. Lo hizo, además, en el texto que envió en mayo a los presos de ETA para informarles sobre "el proceso de negociación con el Estado español y francés". "Ha de ser un proceso sin vencedor@s ni vencid@s", señala el documento batasuno.

0
El ministro Jesús Caldera ha sido el último en sumarse al discurso "el fin de ETA no debe verse en términos de vencidos y vencedores". Antes lo hicieron el Parlamento vasco, con la complicidad del PSE y la vicepresidente De la Vega. Pero mucho antes que el Gobierno y los socialistas fue Batasuna la que utilizó este argumento. Lo hizo, además, en el texto que envió en mayo a los presos de ETA para informarles sobre "el proceso de negociación con el Estado español y francés". "Ha de ser un proceso sin vencedor@s ni vencid@s", señala el documento batasuno.
(Libertad Digital) El jueves 17 de febrero, el pleno del Parlamento Vasco aprobó una resolución en la que insta al gobierno autonómico a poner las bases para "una paz sin vencedores ni vencidos". La iniciativa fue aprobada con el apoyo del PNV, Ezker Batua y Aralar y gracias a  la abstención del PSE-EE. Sólo el PP votó en contra.
 
Un día después, el 18 de febrero, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, preguntada por el decálogo presentada por la Fundación de Víctimas del Terrorismo al presidente del Gobierno también defendió que el fin del terrorismo "no debe plantearse en los términos" de vencedores y vencidos.
 
El domingo, el 19 de febrero, en una entrevista en el diario ABC, el propio José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que someterse a la misma pregunta: '¿Y, al final, debe haber vencedores y vencidos?' El presidente se salía por la tangente: "Lo que tiene que vencer es la libertad, la justicia, la democracia y la paz, porque esos son los cimientos de un buen sistema de convivencia".
 
Este lunes 20 de febrero, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, repite la misma consigna en una entrevista en El Mundo: "Yo creo que tiene que haber una solución democrática, que es la aplicación de la ley, el abandono definitivo de las armas y la violencia, para siempre, porque en este mundo de ETA no cabe ningún ideario político apoyado en la violencia. Pero el fin de ETA no debe verse en términos de vencidos y vencedores. La democracia está por encima de todo lo demás, y eso triunfará, como lo ha hecho siempre".
 
Sin embargo, el discurso de una paz sin vencedores y vencidos no es nuevo. En mayo de 2005, el diario El Mundo desveló que la organización terrorista Batasuna-ETA envió a los presos de la banda el documento elaborado por el Foro Nacional de Debate –puesto en marcha para intentar contrarrestar la ilegalización– en el que se aboga por "abrir un proceso de negociación con el Estado español y con el Estado francés".
 
En ese texto, uno de los párrafos más destacados era el siguiente:
 
"Para la definitiva superación del conflicto, todas las sensibilidades políticas hemos de estar inexcusablemente representadas en ese proceso de diálogo y negociación política. Ha de ser un proceso sin vencedor@s ni vencid@s, que garantice todos los derechos de la ciudadanía sea cual fuere su sensibilidad política, convirtiendo a toda la ciudadanía en copartícipe y máxima beneficiaria del proceso".
 
El texto, que fue aprobado en marzo y que contó con el apoyo de Eusko Alkartasuna, Aralar y los sindicatos ELA y LAB, fue entregado a los presos para que estos lo analizaran y discutieran y, en un futuro, respaldaran el proceso de negociación con el Estado.

En España

    0
    comentarios