Menú

Batasuna ultima su nuevo partido, que quiere registrar en próximos días

Podría ir acompañado de un acto o declaración en la que se rechazarían "todas las violencias" pero no se condenaría a ETA.

0
Podría ir acompañado de un acto o declaración en la que se rechazarían "todas las violencias" pero no se condenaría a ETA.
Marian Beitialarrangoitia y Rufino Etxeberría, durante el anuncio de la creación de un nuevo partido. | EFE

Un par de semanas. Ése es el plazo máximo en el que los acólitos de la banda terrorista ETA bajarán desde la comunidad vasca hasta la madrileña calle de Amador de los Rios, donde se encuentra la sede del ministerio del Interior, para registrar su nueva formación política, cuyo nombre, siglas y símbolos todavía se desconocen.

Pese a que las primeras voces comenzaron a hablar públicamente de este proyecto a mediados de septiembre, los batasunos esperaron hasta noviembre para dar a conocer oficialmente que tenían la intención de registrar una nueva formación política. Exactamente, lo hicieron en un acto en el que llevaron la voz cantante del acto dos rostros muy conocidos dentro del entramado batasuno: Rufino Etxeberría y Marian Beitialarrangoitia.

El primero, fue miembro de la Mesa Nacional de HB y una de sus aportaciones más destacadas fue auspiciar a mediados de los años noventa la ponencia Oldartzen (Embistiendo), que abogaba por la "socialización del sufrimiento", que propugnaba el asesinato por parte de ETA de políticos y periodistas, entre otros. También fue uno de los miembros de la comisión negociadora de Batasuna durante la negociación política entre el Gobierno y ETA. La segunda, es la alcaldesa de Hernani (Guipúzcoa) por ANV y una de las portavoces habituales del brazo político de ETA en los últimos meses.

Junto a ellos, multitud de veteranos dirigentes de HB-EH-Batasuna, cabecillas de candidaturas que fueron ilegalizadas y recientes cargos públicos de PCTV-ANV como Itziar Aizpurua, Perico Solabarria, Ángel Alcalde, Iñigo Iruín, Jone Goiricelaia, Txomin Ziluaga, Tasio Erquicia, Amparo Lasheras, Inocencia Galparsoro. Así como veteranos dirigentes de ETA como Eugenio Etxebeste Antxon.

La presencia de tan destacados dirigentes del brazo político de ETA pondría difícil que el partido quedase registrado en el ministerio del Interior, al dejar patente que los promotores de la iniciativa son los mismos que anteriormente han dirigido formaciones políticas que han estado al servicio de la estrategia de ETA. Sería un caso similar al de Abertzalen Sozialisten Batasuna (ASB), el partido con el que Arnaldo Otegi y compañía intentaron presentarse a las elecciones municipales y forales de 2007, que nació en un acto idéntico, y al que el Tribunal Supremo denegó el registro en el ministerio del Interior por ser sucesor de HB-EH-Batasuna.

En aquella ocasión, Batasuna intentó el registro de Abertzalen Sozialisten Batasuna como plan A para estar en las elecciones. Tras fracasar esta opción, presentaría después como plan B y plan C las candidaturas locales de Abertzale Sozialistak y las listas de Acción Nacionalista Vasca. Ante las elecciones de este año la táctica podría ser similar, y presentar lista blancas tras rechazarse la inscripción del nuevo partido, ya fuese por indpendiente o bajo el paraguas de Eusko Alkartasuna y Alternatiba, la escisión de IU-EB que lidera el ex parlamentario Oscar Matute.

Aun así, no son pocos los rumores que indican que los dirigentes de Batasuna estarían dispuestos a realizar en los próximos días un gesto, que podría llegar bien en un acto político o en una declaración pública, en el que rechazarían "todas las violencias", con el objetivo de que el nuevo partido tuviese pudiese ser inscrito. Eso sí, en ningún caso utilizarían el término "condena" ni se mencionaría expresamente a la banda terrorista ETA.

El intento de registro de este nuevo partido político, en cuyos estatutos lleva trabajando desde hace meses el abogado y ex dirigente de HB Iñigo Iruin, se llevará a cabo con un par de semanas de retraso sobre los tiempos previstos inicialmente por los propios batasunos, que por boca de Rufino Etxeberría o Txeluri Moreno habían situado durante la Navidad en la segunda quincena de enero.

La razón de este retraso se debería a algunas dificultades que se habrían encontrado a la hora de redactar unos estatutos con los que intentar puentear a la Ley de Partidos, según explicó hace unos días el propio Moreno. "Yo, en lo de las fechas me pierdo un poco, porque es la gente que trabaja todo el tema de los estatutos los que tienen que marcar esas fechas, en cuanto a que estén trabajando en limar más un artículo que otro, ese tipo de cuestiones a nivel más técnico, que ahí yo me pierdo", dijo en declaraciones a Infozazpi Irratia, una emisora de radio online que intenta cubrir el espacio que dejó la clausurada Egin Irratia.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios