Menú

Bono ordena a las tropas españolas "usar la mínima fuerza posible" incluso si un detenido huye

El ministro de Defensa está convencido de que pese a ser "el país de Ben Laden", Afganistán "no es Irak", sobre todo, "viendo las últimas noticias" de los secuestros. De hecho, cree que "si no nos hubiésemos retirado de Irak estaríamos ante una situación grave". Insiste en que las tropas españolas "no van a un conflicto bélico sino a proteger un proceso electoral". Pero para hacerlo recomienda a los soldados usar "la mínima fuerza posible" incluso si un detenido huye. "No vamos a encarcelar a afganos sino a defender el derecho al voto", añade.

0
El ministro de Defensa está convencido de que pese a ser "el país de Ben Laden", Afganistán "no es Irak", sobre todo, "viendo las últimas noticias" de los secuestros. De hecho, cree que "si no nos hubiésemos retirado de Irak estaríamos ante una situación grave". Insiste en que las tropas españolas "no van a un conflicto bélico sino a proteger un proceso electoral". Pero para hacerlo recomienda a los soldados usar "la mínima fuerza posible" incluso si un detenido huye. "No vamos a encarcelar a afganos sino a defender el derecho al voto", añade.
José Bono, ministro de Defensa.
L D (Agencias) José Bono ha hecho estas declaraciones en una entrevista con la cadena SER al estilo de las que en su día hizo el ex ministro de Defensa Federico Trillo al hablar de una zona “hortofrutícula” para definir el destino de las tropas españolas en Irak.
 
Ahora Bono dice que gracias a 500 soldados españoles se podrán celebrar elecciones en el norte de Afganistán. Su misión es “garantizar el derecho al voto”. Aclara el ministro al entrevistador que “como usted sabe, los fundamentalistas terroristas islamistas le tiene declarada la guerra al proceso electoral” y, en especial, “a la mujer, que muchas veces son asesinadas cuando van a a inscribirse en el censo electoral”. Sin embargo las garantías que ofrecerán nuestras tropas, al decir de Bono, no resultan muy sólidas: disparar sólo en caso extremo de legítima defensa y emplear la mínima fuerza posible.
 
Él mismo lo explica con un ejemplo: "si nuestras tropas tuvieran que detener a alguna persona y ésta huye, para defender el derecho encomendado se debe utilizar la mínima fuerza posible. Nosotros no vamos a encarcelar afganos ni a incomodar a la población". Tras describir tan fielmente lo que se hace en Afganistán con las mujeres que quieren votar, la protección que ofrece Bono no parece proporcional.
 
Pero en lo que ha hecho más hincapié el ministro es en la idea de que "Afganistán no es Irak". Y según lo iba explicando, más se parecían ambos países. La referencia de Bono a las últimas noticias sobre asesinatos y secuestros en Irak le llevan a concluir con satisfacción que “si no nos hubiésemos retirado estaríamos ante una situación grave”. Nada parecido, a su entender, con lo que les espera a las tropas españolas en lo que ha calificado como “el país de Ben Laden”, de los traficantes de armas, de los "señores de las drogas". Pero insiste en que no hay punto de comparación.
 
Entrando ya en matices, explica que Afganistán es un país muy montañoso, con cumbres de altura media de 5.000 metros “que los helicópteros no pueden cruzar”. Además ha recordado que “los soviéticos sembraron el terreno de minas anti-persona” y que han sido desactivadas “en cantidad alarmante” para la llegada de los soldados españoles. En suma “claro que hay peligros”, pero distintos. De hecho, añadió, "cualquier persona con sentido común puede establecer" los riesgos y peligros.

Desveló que los soldados que se desplegarán en el norte y la capital Kabul llevan, entre otras instrucciones, el disparar con armas de fuego contra una persona sólo en caso de legítima defensa, porque "no vamos a un conflicto bélico, vamos a proteger un proceso electoral".

Repasó los objetivos del contingente español en Afganistán y dijo que el batallón, integrado por unos 500 soldados, que se desplazará al norte del país permanecerá allí hasta que culmine el proceso electoral, previsto para el 9 de octubre, mientras que el hospital que se levantará en Kabul tendrá un carácter más permanente, según la misión encomendada por Naciones Unidas.

”Soldados serios, soldados españoles”
 
Por último, Bono se ha felicitado por que más de 60.000 españoles han participado en misiones de paz en el extranjero desde 1.989: "Esto es algo que debe producir orgullo y satisfacción a los españoles porque nuestra presencia es muy apreciada". Y para ilustrarlo mejor aportó un ejemplo aunque sin aclarar su origen. Se refería a que recientemente, un general extranjero se felicitaba de la participación española en una misión militar diciendo que "menos mal que vienen soldados serios, vienen soldados españoles".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation