Menú

Bono pide a la Virgen de su pueblo que el Estatuto catalán que se vote en el Congreso no sea inconstitucional

El ministro de Defensa no quiere que la reforma del Estatuto catalán se debata en el Congreso de los Diputados si el texto llega "mal", es decir, con contenidos inconstitucionales. Para que no ocurra, el ministro dice tener "fe" y "confiar" en la Virgen de Cortes, patrona de su pueblo, para que los diputados sólo voten el texto si va a ser para bien. Bono, que aseguró haberse leído la reforma, calificó de "disparate" que el Estatuto quiera definir lo que es el resto del país. Alfonso Guerra opina lo mismo pero matiza que la promesa de Zapatero a Maragall la hizo cuando estaba en la oposición.

0
El ministro de Defensa no quiere que la reforma del Estatuto catalán se debata en el Congreso de los Diputados si el texto llega "mal", es decir, con contenidos inconstitucionales. Para que no ocurra, el ministro dice tener "fe" y "confiar" en la Virgen de Cortes, patrona de su pueblo, para que los diputados sólo voten el texto si va a ser para bien. Bono, que aseguró haberse leído la reforma, calificó de "disparate" que el Estatuto quiera definir lo que es el resto del país. Alfonso Guerra opina lo mismo pero matiza que la promesa de Zapatero a Maragall la hizo cuando estaba en la oposición.
"
L D (Europa Press) José Bono mostró su deseo de que el Estatuto que hoy se discute en el Parlamento catalán sólo llegue al Parlamento si va a llegar bien, es decir, en términos constitucionales. Pero aseguró que si va a llegar mal, prefiere y confía en que no llegue. En este sentido, dijo tener mucha fe en la Virgen de su pueblo, la Virgen de Cortes. "No es la Moreneta", explicó, pero afirmó que él tiene mucha fe en esta virgen.
 
El ministro se mostró seguro de que si finalmente el texto llega a Madrid es porque CiU lo apoya, lo hace, según Bono, "porque hay más". Respecto a la postura que adoptará si el Estatuto catalán llega al Parlamento, el ministro aseguró que se lo leerá y después dará su opinión, pero recordó que él no es diputado y por lo tanto, no tendrá que participar en la votación de toma en consideración que se realice en el Pleno del Congreso.
 
Bono explicó que el texto que se está discutiendo en la actualidad ya se lo ha leído. Consideró "legítimo" que el preámbulo de un estatuto defina lo que aspira a ser una determinada comunidad autónoma, en relación al concepto de "nación" que definirá a Cataluña si el texto se aprueba. Pero el ministro no ve tan legítimo que una norma autonómica aspire a definir lo que tiene que ser el conjunto del país. En su opinión, esto es "sacar los pies del tiesto", refiriéndose a la definición del Estatuto para España de "nación de naciones".
 
Los periodistas comentaron al ministro que estaba coincidiendo en sus opiniones con el presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra. Bono afirmó que no le importa coincidir intelectualmente con él, aunque subrayó que no cree que ni él ni Guerra aspiren a darse algo más que los buenos días. José Bono tuvo palabras para José María Aznar y su opinión de que el Estatuto catalán supone un cambio de régimen, ante lo que Bono recordó que dicho cambio se hizo cuando Aznar aseguraba que había que ser "beligerante" con la Constitución en una entrevista para el Diario de Logroño en 1977.
 
Guerra opina lo mismo que Bono
 
Sin encomendarse a nadie, el presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra, también dijo preferir que no llegue para su debate en las Cortes un nuevo Estatuto catalán si el contenido aprobado por el Parlamento de Cataluña es claramente inconstitucional, precisando que tal y como está el texto actualmente "no es constitucional".
 
En declaraciones a Punto Radio, recogidas por Europa Press, el ex vicepresidente del Gobierno insistió en que si el Parlamento catalán no aprueba finalmente el proyecto a debate "no pasa absolutamente nada", igual que si se remite a las Cortes y se modifica luego en algunos aspectos por la vía de enmiendas.
 
Del término nación, aún reconociendo que incluyéndolo sólo en el preámbulo no tendría ningún valor jurídico directo recordó que también figura en el articulado. Asimismo, dijo que en el pacto del 78 quedó claro que España se compone de regiones y nacionalidades, por lo que si ahora se modifica supondría hacer "saltar" dicho Pacto.
 
Flexibilidad de las promesas cuando se está en la oposición
 
En cuanto al compromiso de Zapatero de aceptar lo que se aprobará en el Parlamento catalán, aseguró que también dijo que siempre que se cumplieran las premisas de constitucionalidad y amplio consenso. "Tal y como está el texto actualmente, el presidente quedaría eximido de ese compromiso", subrayó sin olvidar decir que cuando se está en la oposición y en campaña electoral hay un grado de flexibilidad en las promesas que no se permite cuando se está en el Gobierno.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios