Menú

Borrell suspende el trámite de la queja sobre el acoso a la COPE en Cataluña en el Parlamento Europeo

El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell ha suspendido el trámite de la queja de la Cadena COPE por el acoso de la Generalidad a sus emisoras en Cataluña. Borrell atiende así a la solicitud de una decena de eurodiputados nacionalistas y de izquierdas que lo pidieron hace un mes y considera que el presidente de la Comisión de Peticiones de la Eurocámara, el polaco Marcin Libicki, no se ajustó al Reglamento cuando admitió la denuncia de la emisora, que presentó el eurodiputado Luis Herrero junto con 700.000 firmas el pasado mes de enero.

0
Josep Borrell, presidente del Parlamento Europeo.
L D (Europa Press) Josep Borrell reenvía el caso a la comisión de Asuntos Constitucionales, para que considere "con carácter de urgencia" el asunto y que interprete el artículo 191.5 del Reglamento, para decidir si el presidente de la comisión de Peticiones podía o no tomar la decisión o si debía hacerlo la comisión en su conjunto. Finalmente, Borrell ha atendido a la petición que le hicieron el mes pasado doce eurodiputados –nueve de ellos españoles- en la que solicitaban que suspendiera la admisión a trámite de la queja de la COPE amparándose en la actitud "partidista y antirreglamentaria" del presidente de la comisión de Peticiones "partidista y antirreglamentaria".

La carta a la que ha hecho caso Borrell iba firmada por Ignasi Guardans (ALDE), los socialistas Miguel Ángel Martínez, Inés Ayala y Maria Badia, Raül Romeva (Verdes-ALE) y Willy Meyer (Izquierda Unitaria Europea), y decían que Libicki resolvió "de forma unilateral" admitir la petición de la COPE "en contra de lo que establece el artículo 191 del Reglamento de la Cámara, que establece claramente que esa decisión corresponde a la comisión y no a su presidente".

El eurodiputado Luis Herrero presentó el pasado mes de enero una queja acompañada de 700.000 firmas para que se investigara la vulneración de la libertad de expresión de la cadena COPE en Cataluña. En concreto, las quejas se dirigían "contra la negativa de las autoridades regionales catalanas a renovar las licencias radiofónicas de la emisora de radio COPE en Cataluña (Tarragona, Manresa y Barcelona)". Rechazaban la justificación de la Generalitat para tomar esta decisión -que finalmente renovó la licencia- relativa a que la emisora de la Conferencia Episcopal "transmite programas anticatalanes que incitan al odio, la violencia y la división". Por el contrario, mantienen que se trata del "resultado de una campaña de denigración dirigida por el Partido socialista" y reclamó el amparo de la Eurocámara para "impedir una grave violación del derecho de libertad de expresión".

Guardans, que tachó la queja de Herrero de "show político de un eurodiputado y sus amigos", ha valorado muy positivamente la noticia y ha dicho que Borrell ha actuado "de forma muy sensata haciendo respetar el reglamento del Parlamento ante el desprecio que demostró Libicki con su decisión".

Se da la circunstancia de que el presidente de la Comisión de Peticiones tomó la decisión de admitir a trámite la queja de manera individual después de que los coordinadores de los grupos representados en ella no lograsen ponerse de acuerdo en tres ocasiones anteriores.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation