Menú

Corbacho: "Me ha tocado sufrir mucho en silencio, no se lo deseo a nadie"

Corbacho es entrevistado en La Gaceta, donde asegura, sólo un día después de darse a conocer su "fuga" hacia las listas de Montilla en el PSC, que "no se va con mal sabor de boca". A su sucesor, le desea "toda la suerte del mundo", aunque sigue insistendo en que el "futuro es mejor que el pasado".

LIBERTAD DIGITAL
0

Preguntado ante las razones por las que ha decidido dejar el Ejecutivo (una decisión fue "tomada en verano") en este precismo momento, se limita a contestar a La Gaceta que "es evidente que se avecina un periodo electoral en Cataluña y que se brindaba esta oportunidad", en la que podrá "aportar mi experiencia después de 24 años como alcalde de Hospitalet y cuatro como presidente de la Diputación de Barcelona".

Sobre su sustituto en el ministerio de Trabajo, Corbacho se muestra "completamente seguro" de que, sea quien sea, tendrá "un futuro mejor que el pasado inmediato". Considera en La Gaceta que le ha tocado "lidiar con los años más difíciles desde el punto de vista económico de las últimas ocho décadas. Ha sido una tarea muy compleja para un ministerio que se ha convertido en epicentro del terremoto de la crisis". De las infructuosas negociaciones con los sindicatos que han derivado en la convocatoria de huelga general, asegura sin embargo que "no se va con mal sabor de boca". A su sustituto, "le deseo toda la suerte del mundo", finaliza.

Respecto a la reforma laboral, Corbacho suelta otra de sus memorables perlas, de esas que no brillan perfectamente por su claridad. "El éxito de las reformas se mide por el tiempo de vigencia de las leyes que se aprueban".

Sobre su regreso a Cataluña, asegura en La Gaceta que "el conocimiento de mi forma de trabajar y hacer las cosas que ya tiene la ciudadanía tras mi etapa en Cataluña. Fue reelegido cuatro veces por mayoría absoluta como alcalde. Ya me han llamado muchas personas alegrándome de que vuelva".

Sobre los que piensan que su presencia en el PSC aportará la nota españolista en la deriva nacionalista de Montilla, Corbacho dice que "no voy a jugar ninguna carta. Yo soy catalán, español y europeo y formo parte del colectivo del Partido Socialista. He querido integrar el proyecto de Montilla desde la política activa, pues no contemplé en ningún momento regresar a Cataluña como alcalde o como concejal". Corbacho asegura, de hecho, que "el proyecto del PSC es por una Cataluña fuerte, unida y compacta, pero dentro de España", y en esa medida.

Corbacho sufre en silencio

Además, el ya ex ministro de Trabajo concede este mismo sábado otra entrevista a El Periódico de Aragón, mucho más jugosa. En ella, muestra su lado más victimista, y se empeña en hacernos ver cuánto ha sufrido al frente del ministerio responsable de 4,5 millones de parados: "He estado en el centro del huracán y no le deseo a nadie algo tan duro como lo que he sufrido" se lamenta.

Ahora que ya tiene un pie fuera de la cartera de Trabajo, Corbacho se hace el héroe: "Me ha tocado sufrir mucho en silencio. El primero que tenía que leer cada día en el móvil a las ocho y media de la mañana las cifras del paro era yo, y a mí me correspondía hacerles frente". Lo cual, resulta extraño, porque después de cada subida oficial del número de parados, era Maravillas Rojo, la Secretaria General de Empleo, quién daba la cara frente a los medios de comunicación y los ciudadanos. Corbacho ni estaba, ni se le esperaba.

Pero él, orgulloso de su paso por el ministerio: "Me voy satisfecho por el gran honor y el orgullo de ser ministro, algo que cuesta pensar que te vaya a pasar a ti. También es justo recordar que en mi mandato se ha aprobado el derecho a recibir una prestación de desempleo para los autónomos en paro, y se ha reformado una ley orgánica de la importancia social de la de extranjería. Y me voy con la reforma laboral hecha. Estoy seguro de que el tiempo dirá que hicimos el cambio que España necesitaba" postula.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios