Menú

Cospedal quiere ser a la vez secretaria general del PP y presidenta regional

El plan ya ha sido trazado. Por primera vez, un sondeo interno da a Cospedal la mayoría absoluta en Castilla-La Mancha. Mariano Rajoy, consciente de que el vuelco electoral está más cerca que nunca, ha pactado con su número dos que siga al frente de la secretaría general, al menos, hasta 2012.

0
El plan ya ha sido trazado. Por primera vez, un sondeo interno da a Cospedal la mayoría absoluta en Castilla-La Mancha. Mariano Rajoy, consciente de que el vuelco electoral está más cerca que nunca, ha pactado con su número dos que siga al frente de la secretaría general, al menos, hasta 2012.

A poco más de un año para las elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal tiene un sus manos el primer sondeo interno que le sitúa por delante de José María Barreda en una cita con las urnas.

Según dicho estudio, realizado recientemente para consumo interno de los populares, el partido ahora en la oposición conseguiría más de 25 escaños en el parlamento autonómico -de un total de 49-, lo que le daría la mayoría absoluta. Estos resultados irían en consonancia con los obtenidos en las Europeas, cuando el PP consiguió ser la fuerza más votada al alcanzar más del 50 por ciento de los votos en detrimento del PSOE, que no llegó al 40 por ciento.

El resultado de la encuesta interna es, además, sustancialmente positivo en las cinco capitales de provincia, y en especial en dos -Toledo y Guadalajara-, así como en las principales ciudades de la región.

Secretaria general hasta las generales

Con este sondeo circulando por Génova, el debate interno sobre la dualidad de cargos de Cospedal cobra fuerza en el seno de la dirección nacional del partido. A priori, la dirigente popular apuesta por mantenerse al frente de la secretaría general, al menos, hasta las elecciones generales. Así lo aseguran fuentes de máxima solvencia consultadas por Libertad Digital, que añaden que este asunto ya ha sido tratado con Mariano Rajoy, quién le ha dado su beneplácito.

“Un nuevo número dos a las puertas de las generales no sería lógico y provocaría mucha inestabilidad”, sostiene un marianista clave en la estrategia trazada por los populares, que recuerda que en verano del año pasado Rajoy ya se mostró favorable a que Cospedal mantuviera ambas responsabilidades independientemente del resultado electoral en su comunidad.

Por el contrario, los hay quienes creen que es “imposible” que pueda manejar dos puestos de tal envergadura, que la llevarían a convertirse en la dirigente más poderosa del PP. Con esta opinión hay varios, e importantes, dirigentes de la Junta Directiva Nacional, que ponen el acento en que su cargo de candidata ya le ha valido para enemistarse en las últimas semanas con los barones levantinos -Francisco Camps y Ramón Luis Valcárcel- por la denominada guerra del agua y con Javier Arenas -con quien las relaciones nunca fueron buenas- a propósito del discurso del partido sobre la energía nuclear.

Unas reticencias de las que son conscientes en el entorno de Cospedal, que insiste en el hecho de que el plan ya ha sido trazado y cuenta con el respaldo del presidente del partido.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios