Menú

Denuncian la "pedagogía del odio" contra lo español orquestada desde los medios de la Generalidad

Dieciséis intelectuales catalanes han presentado en Barcelona el manifiesto Ciudadanos por Cataluña “por un nuevo partido en Cataluña” no nacionalista y de izquierdas. Entre ellos se encuentran Arcadi Espada, Félix de Azúa o Albert Boadella que, según afirma, ha recibido amenazas de muerte por internet. El manifiesto denuncia una "pedagogía del odio" contra lo español desde "los medios de comunicación del Gobierno catalán".  CiU ha llamado a la plataforma “nacionalista español y pijo-progresista”.

0
Dieciséis intelectuales catalanes han presentado en Barcelona el manifiesto Ciudadanos por Cataluña “por un nuevo partido en Cataluña” no nacionalista y de izquierdas. Entre ellos se encuentran Arcadi Espada, Félix de Azúa o Albert Boadella que, según afirma, ha recibido amenazas de muerte por internet. El manifiesto denuncia una "pedagogía del odio" contra lo español desde "los medios de comunicación del Gobierno catalán".  CiU ha llamado a la plataforma “nacionalista español y pijo-progresista”.
Arcadi Espada
LD (Agencias) Albert Boadella ha presentado este martes en Barcelona el manifiesto “por un nuevo partido en Cataluña”, que denuncia la falta de alternativas políticas al nacionalismo. Félix de Azúa manifestó en la presentación la iniciativa es contra "el nacionalismo sin fisuras".
 
El texto comienza diciendo “después de 23 años de nacionalismo conservador, Cataluña ha pasado a ser gobernada por el nacionalismo de izquierdas. Nada sustantivo ha cambiado”. En concreto, en estos años ha habido una “escandalosa la pedagogía del odio que difunden los medios de comunicación del Gobierno catalán contra todo lo ‘español’”.
 
El escritor Xavier Pericay ha denunciado en la cadena COPE que hay un déficit representativo en el Parlamento Catalán, ya que todos los partidos políticos han “actuado desde los intereses del nacionalismo”. Y añade que “no somos los únicos, hay mucha más gente que piensa como nosotros” aunque en este momento no puedan verse representados en el Parlamento, ya que hay una “oposición inexistente” dado que es “también nacionalista”. Joan Ridao, de ERC, ha celebrado que se reconozca que el de la Generalitat es “nacionalista de izquierdas” y que el catalanismo "unifica transversalmente a todos los partidos catalanes".
 
Pedagogía del odio
 
Los autores del manifiesto denuncian que tanto con CiU como con el tripartito ha habido una “táctica” que consiste “en propiciar el conflicto permanente entre las instituciones políticas catalanas y españolas e, incluso, entre los catalanes y el resto de los españoles” por medio de una “pedagogía del odio”.
 
Félip Puig, de CiU, ha declarado que el nuevo partido es “nacionalista español y pijo-progresista” y que el PP “no acaba de aglutinar a determinados sectores”. El portavoz parlamentario del PP, Francesc Vendrell, ha reconocido que “todos hemos de reflexionar”, ya que la sociedad catalana está "dormida" o obsesionada por lo "políticamente correcto".  Lidia Santos, diputada del PSC, ha declarado que no hay espacio ni “necesidad” para un nuevo partido y que la presentación del nuevo partido "más que erosionar al PSC erosiona un poco la convivencia".
 
Horacio Vázquez Rial ha manifestado a Libertad Digital que esta iniciativa rompe el consenso nacionalista "porque es precisamente eso lo que han creado; para ellos y su censura". También ha puntualizado que ese consenso no tiene una base real.
 
Los primeros firmantes del manifiesto son Félix de Azúa, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Ana Nuño, Félix Ovejero, Félix Pérez Romera, Xavier Pericay, Ponç Puigdevall, José Vicente Rodríguez Mora, Ferran Toutain, Carlos Trías, Ivan Tubau y Horacio Vázquez Rial. Se han adherido varios cientos de personas al contenido del manifiesto.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios