Menú

Dos presos, uno de ellos colaborador de ETA, aparecen ahorcados en la cárcel de Soria

Los hallazgos tuvieron lugar en el recuento de las 8:00 de la mañana. José Ángel Alzuguren Perurena, alias "Kotto", apareció en la celda que ocupaba solo colgado con las sábanas de los tubos de la calefacción. Hace dos días, al siguiente de llegar a Soria, había recibido la visita de su hermana. Otro interno del mismo centro, un preso común que tenía 71 años y había sido condenado por lesiones y maltrato de menores, también fue hallado ahorcado en su propia celda. Alzuguren ayudó a pasar desde Francia a etarras como Patxi Rementeria, Julia Moreno Mancuso 'Bombi' o José Ignacio Guridi Lasa.

0
Los hallazgos tuvieron lugar en el recuento de las 8:00 de la mañana. José Ángel Alzuguren Perurena, alias "Kotto", apareció en la celda que ocupaba solo colgado con las sábanas de los tubos de la calefacción. Hace dos días, al siguiente de llegar a Soria, había recibido la visita de su hermana. Otro interno del mismo centro, un preso común que tenía 71 años y había sido condenado por lesiones y maltrato de menores, también fue hallado ahorcado en su propia celda. Alzuguren ayudó a pasar desde Francia a etarras como Patxi Rementeria, Julia Moreno Mancuso 'Bombi' o José Ignacio Guridi Lasa.
José Ángel Alzuguren Perurena.

L D (Agencias) Alzuguren Perurena, de 39 años de edad, fue condenado a cinco años y dieciocho meses por participar en el aparato de fugas de ETA a través del paso de fronteras con Francia. Aunque la petición del fiscal era de ocho años de cárcel por pertenencia a banda armada, la Audiencia Nacional consideró que el delito cometido era de colaboración con ETA.

La sentencia decía que los acusados "realizaron labores en favor de la banda terrorista en un número de ocasiones entre tres y seis, sin que se haya articulado prueba que permita a la Sala afirmar que existía una dependencia orgánica de la banda, sino una disponibilidad más o menos plena que se dilata en el tiempo (seis veces en cinco años en el supuesto más desfavorable)". Fue detenido en marzo de 2001 y estuvo en prisión preventiva desde entonces hasta enero de este año.

Había ingresado en la cárcel de Soria el 28 de octubre en la prisión de Soria, procedente de la de Pamplona, donde sólo había pasado seis días. Las fuentes explicaron que el hallazgo se produjo durante el recuento de las ocho de la mañana, cuando el personal de la prisión encontró al interno, que se encontraba solo en su celda, colgado con unas sábanas de los tubos de la calefacción, mientras que otro preso, de 71 años y condenado por maltrato a menores, fue hallado también ahorcado.

Según han explicado fuentes penitenciarias, los presos no tenían ninguna relación entre ellos, ni tan siquiera llegaron a mantener contacto visual. De esta forma, las muertes de ambos internos en el mismo día responderían a una "mera coincidencia" que "no tiene explicación". Al parecer, Alzuguren llegó el viernes a la prisión de Soria y, según comentaron los funcionarios, ni siquiera llegaron a verse. Los internos se encontraban en distinto módulo y departamento y los funcionarios manifestaron que la "motivación" del ingreso en prisión de ambos internos tampoco les vinculaba. Para acabar con su vida, sin embargo, ambos internos emplearon sábanas que colgaron de los tubos de la calefacción.
 
La condena de Alzuguren ascendía a 5 años y 18 meses de prisión. Su ingreso en la cárcel se produjo en 2001, en situación de preventivo, y a principios de este año había pasado por el centro de Madrid-IV (Navalcarnero). La Dirección General de Instituciones Penitenciarias ya ha abierto sendas investigaciones para aclarar lo sucedido.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation