Menú

El agente inmobiliario que citó Rajoy denuncia que la política lingüística de la Generalidad "coarta su libertad"

 

El debate pierde audiencia
Así se lo contó Libertad Digital
Rajoy también gana el segundo cara a cara


0
 
"
L D (Europa Press) El establecimiento inmobiliario de Manuel Nevot, puesto como ejemplo por Rajoy en su debate con Zapatero, ha amanecido este martes con pegatinas de la bandera independentista catalana. Su propietario, quien ha sido multado por no rotular en catalan según la Generalidad, ha denunciado que la ley "coarta su libertad, amenazándole". Nevot ha señalado que no piensa pagar la multa de 400 euros. El gobierno catalán ha intentado salir al paso y ha emitido un comunicado a última hora en el que dice que la sanción "no es por rotular en castellano, sino por no rotular en catalán".
 
En el segundo debate electoral, Rajoy recurrió a su problema para recriminar al candidato a la reelección las políticas del Partido Socialista en materia de lengua del gobierno catalán, liderado por el PSC.
 
El agente inmobiliario Manuel Nevot ha mostrado este martes su apoyo al candidato del PP, Mariano Rajoy, tras citarle en el debate electoral por ser sancionado en aplicación de la política lingüística catalana, pero afirmó que la culpa no es del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, sino de los políticos catalanes.
 
En declaraciones a Europa Press, admitió ser votante del PP, pero dijo que Zapatero "no tiene la culpa" de su problema, sino que "es culpa de la política catalana, que la única cosa que tiene para sobrevivir es el idioma, y lo están utilizando". "La política lingüística catalana; ésta es la que tiene la culpa", insistió.
 
Nevot explicó que se quedó "estupefacto" cuando escuchó su nombre en boca de Rajoy al citarle porque fue sancionado por no rotular al menos en catalán la fachada de su establecimiento de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).
 
"Me quedé estupefacto" –dijo– al verse citado, aunque reconoció no importarle, porque, en su opinión, el candidato del PP "salió reforzado del debate". Nevot ha denunciado que la ley "coarta su libertad, amenazándole".
 
Esta mañana, el agente inmobiliario se encontró su rótulo en castellano con varias pegatinas de la bandera independentista catalana con la leyenda Vilanova neta, segura i catalana.
 
Nevot tiene pendiente desde mayo de 2006 dos sanciones que ascienden a 800 euros; una, de 400 por no tener hojas de reclamación en su establecimiento, y otra de 400 euros por no rotular al menos en catalán en la fachada, pero el agente inmobiliario sí que rotula en catalán. El letrero, en castellano, tiene escrito Fincas Nevot, compraventa de pisos, solares y rústicos. En la puerta sí se puede leer Finques Nevot.
 
Eso es lo que él alega para quejarse de la sanción, que no ha pagado, y por la que presentó una reclamación ante el Institut Català de Consum el 16 de abril de 2007, dijo. De hecho, confió en no tener que pagar la sanción, después de que le informaran en 2006 de que le iban a levantar un acta, según explicó. "No nos consideramos culpables", insistió. "Espero que me la quiten en cualquier momento".
 
La Generalidad intenta salir del paso
 
El departamento de Economía y Finanzas de la Generalidad ha intentado salir al paso y a la vez echar un capote a Zapatero. Ha hecho público un comunicado en el que asegura que la sanción impuesta a Fincas Nevot "no es por rotular en castellano, sino por no rotular en catalán".
 
En el debate electoral cara a cara que mantuvieron ayer José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, éste le reprochó al candidato socialista su alianza en Cataluña con ERC y afirmo: "Tengo aquí un expediente de un ciudadano catalán al que se ha multado con 400 euros porque en la fachada de su comercio consta (en castellano) Fincas Nevot. Api. Compra-venta de pisos, solares y rústicos, que por lo visto vulnera los derechos lingüísticos de los consumidores. Eso lo hace un gobierno suyo, del PSOE".
 
El comunicado difundido a ultima hora de la tarde por el departamento de Economía añade que "después que una inspección constatase infracciones en materia de derechos lingüísticos, se da un plazo de 2 meses para que enmiende los errores. En el caso de Fincas Nevot se le dio un plazo de 4 meses".
 
"La sanción se contempla siempre como un hecho excepcional y se utiliza como última instancia, y en todo caso siempre las sanciones son leves", señala la consejería de Economía, que añade que la política de normalización del catalán que lleva a cabo la Generalidad "se basa antes en la motivación y el convencimiento que en sanciones".
 
También recuerda que el caso de Fincas Nevot todavía está pendiente de resolución del expediente y que la "sanción propuesta es de 400 euros por motivos lingüísticos y de otros 400 euros por no disponer de hojas de reclamaciones".
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios