Menú

Rubalcaba se burla de una pregunta de Gil Lázaro sobre el chivatazo

Nuevo capítulo de la polémica en el Congreso entre Gil Lázaro y Rubalcaba a causa del chivatazo a ETA. El popular le acusó de “traicionar a los españoles” al proteger a etarras. El ministro se burló de la pregunta.

LIBERTAD DIGITAL
0

El chivatazo a ETA volvió a escena en una nueva sesión de control al Gobierno descafeinada ante la ausencia de Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. De nuevo, el diputado del PP, Ignacio Gil Lázaro volvió a preguntar a Rubalcaba sobre el caso Faisán aunque el ministro, como ya es costumbre cuando acude al Congreso, tenía pocas ganas en contestar, pero sí de burlarse de la pregunta.

Rubalcaba además intentó ser gracioso y para ello utilizó la burla ante la pregunta del diputado del PP. Cuando Bono anunció “la nueva pregunta al ministro del Interior” y Gil Lázaro la formuló, llegó el momento estelar del ministro ante una bancada socialista entregada.

Estaba a punto de de corregir al presidente cuando ha dicho nueva pregunta para el ministro del Interior...iba a decir que nueva pregunta no, señor presidente”, dijo Rubalcaba al presidente del Congreso, que fue contestada por Bono con un “responda por favor”.

El popular, tras asegurar que el caso “apesta”, calificó la actuación de Rubalcaba de “inaudita y miserable” e incluso dijo que su actuación es “cuanto menos sospechosa” al acusarle de proteger etarras utilizando policías. “Traicionó su labor, su deber y a todos los españoles”, sentenció.

“Usted se niega a dar explicaciones a esta cámara, y esto es un desprecio al Parlamento”, sentenció Gil Lázaro, que también habló de la actitud del titular de Interior en la Cámara Baja cuando tiene que responder al tema en cuestión: “el colmo del cinismo es que usted pretenda hacerse la víctima para no responder ante esta Cámara”.

Por su parte, Rubalcaba utilizó su ya típica retahíla de pseudo argumentos: las reglas del estado de derecho, la actuación de la justicia... “Lo contrario a lo que hacen ustedes sistemáticamente”, espetó. Tras escuchar las palabras de Gil Lázaro, el ministro del Interior se definió: “me precio de ser una persona coherente”.

Con esta afirmación justificó su falta de explicaciones sobre el chivatazo a ETA. “Coherencia es responder lo mismo cuando me preguntan lo mismo”, dijo Pérez Rubalcaba. De este modo, instó al Partido Popular a que “deje de llamar repugnante al fiscal”, el mismo término que utilizó él para referirse a miembros del PP. Pero se apresuró a asegurar que “eso lo leí a Cospedal y me gustó”. “Cuando les van bien las cosas, cruces y medallas, y cuando les va mal, pruebas falsas”, concluyó su explicación el ministro del Interior del Gobierno de España.

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 37 comentarios guardados

    Servicios