Menú

El drama andaluz: los primeros en recibir solidaridad, los últimos en corresponder a España

Andalucía recibe el 28% del fondo de solidaridad regional, el doble que su peso en la economía. Sin embargo, sólo aporta a España el 13,9 por ciento del PIB. Es decir, recibe proporcionalmente el doble de lo que aporta del Fondo de Suficiencia creado en 2002 para equilibrar los niveles de renta entre las regiones. Únicamente somos los primeros en recibir solidaridad del resto de los españoles. Y eso nos obligaría en justa reciprocidad a hacer un gran esfuerzo por corresponder.

0
Andalucía recibe el 28% del fondo de solidaridad regional, el doble que su peso en la economía. Sin embargo, sólo aporta a España el 13,9 por ciento del PIB. Es decir, recibe proporcionalmente el doble de lo que aporta del Fondo de Suficiencia creado en 2002 para equilibrar los niveles de renta entre las regiones. Únicamente somos los primeros en recibir solidaridad del resto de los españoles. Y eso nos obligaría en justa reciprocidad a hacer un gran esfuerzo por corresponder.
"
LD (Pedro de Tena) Pero no es así. Llevamos muchos años recibiendo sin dar. El PSOE ha consolidado un modelo donde la solidaridad se recibe pero no se da. Es un modelo perverso. El PP debe configurar un modelo alternativo en el que dar y corresponder con objetivos concretos sea tan importante como recibir en una España común. Carlos Sánchez en El Confidencial ha tratado este jueves el tema.
 
Estos son los datos del Ministerio de Hacienda:
 
 
Si quiere ver el lugar que ocupa este Fondo en el conjunto del sistema de financiación autonómica, vea el cuadro siguiente:
 
 
Si quiere comprender mejor el sistema de financiación, el Ministerio lo explica aquí. Y si no entiende las cifras y quiere ir a los conceptos, diríjase aquí.  En esta página puede decidir qué datos quiere ver desde 2002. La liquidación de 2006 puede verla aquí.
 
Es evidente que de los 32.397 millones de euros con los que se dotó ese ejercicio de 2006 el Fondo de Suficiencia, nada menos que 9.035 millones fueron a parar a Andalucía. La segunda región que más se benefició del fondo fue Galicia, pero a una distancia considerable, ya que obtuvo 3913 millones de euros por esta vía. Galicia pesa un 5,1% en el conjunto del territorio -datos de la Contabilidad Regional de España elaborada por el Instituto Nacional de Estadística-, lo que significa que al igual que Andalucía ha duplicado su trozo en la tarta de la solidaridad. En sentido contrario, Baleares (-212 millones de euros) y Madrid (-182 millones) son las únicas regiones españolas que no sólo no reciben dinero procedente de ese fondo, sino que lo aportan.
 
Esquema del actual sistema de financiación
 
El conjunto del sistema cuenta con 110.030 millones de euros a distribuir De ellos, 32.397 millones, casi la tercera parte, procede del Fondo de Suficiencia, que se determina a su vez en función de los Ingresos tributarios del Estado. Se tiene como base el año 1999, cuando gobernaba el PP que es el autor de este modelo de financiación que tuvo el acuerdo general de todas las CC.AA.
 
Para el año 2006, el 49 por ciento del sistema de financiación es recaudada vía fiscal por la Administración Central del Estado. Sólo el 21 por ciento es recaudada por las propias Comunidades Autónomas. El resto, es aportado por el Fondo de Suficiencia. O sea, que el Fondo de Suficiencia es clave y es, hasta el momento, absolutamente solidario con Andalucía.
 
Para que se entiende qué pasa con este sistema, Cataluña, que aporta mucho más PIB que Andalucía, logra mucho menos dinero del Fondo de Suficiencia. De ahí que el nacionalismo-socialismo catalán quiera que el PIB se convierta en el criterio fundamental. Andalucía, por su parte, quiere que el criterio esencial sea el de población, un millón más que habitantes que Cataluña. El sistema es solidario porque la tercera parte del fondo se ajusta a criterios inversamente proporcionales a la riqueza. Andalucía recibe el doble de su aportación al PIB en este Fondo de Suficiencia.
 
Gracias a este modelo, los ingresos de las CC.AA han crecido por encima del crecimiento de la economía. Desde 1999, las Comunidades Autónomas han duplicado sus recursos (93,6 por ciento de incremento), en buena parte debido al boom de ladrillo puesto que uno de cada seis euros recaudados por las CC.AA. proceden del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, relacionados evidente con las viviendas.
 
Esto quiere decir que los ingresos de tres importantes regiones beneficiadas por el ladrillo en estos últimos años, Cataluña, Madrid y Andalucía, van a verse perjudicados. Pero  independientemente de los datos, los criterios de solidaridad sólo pueden ser respetables si se basan en la reciprocidad. ¿Se puede mantener eternamente un modelo donde hay regiones que durante décadas se llevan el 28 por ciento de los recursos del un Fondo de Suficiencia sin cumplir objetivos claros de crecimiento y convergencia?

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios