Menú

El Gobierno de Melilla anuncia que 87 mandos militares ya han recibido la comunicación de traslado

La desbandada militar de Melilla que planea el Gobierno de Zapatero dentro de su "Plan de Transición" del Ejército empieza a tomar forma. Así lo ha denunciado este lunes el Gobierno de Melilla ha asegurado hoy que 87 mandos del Ejército deberán abandonar la ciudad a partir del 1 de julio. En total, el PP calcula que se reducirá en más de un 50 por ciento la presencia militar en la ciudad española que Marruecos pretende anexionarse. Sin embargo, el PSOE de Melilla acusa al PP de generar "alarmismo" y dice que una vez que se complete el plan "habrá más efectivos".

0
L D (Agencias) En rueda de prensa, el vicepresidente primero de la Ciudad Autónoma, Miguel Marín, ha explicado que en los últimos días ha sido comunicado su próximo traslado a la Península a 17 nuevos mandos del Regimiento de Artillería de Campaña RACA 32, que se suman a los 43 mandos del Tercio I Gran Capitán de La Legión y los 27 del Grupo de Fuerzas Regulares número 52 de Melilla. Marín ha dicho que es "un error" por lo que el Ejecutivo central debe "modificar sus intenciones".

Miguel Marín ha expresado a los mandos militares incluidos en el Plan de Transición y a sus familias la "máxima solidaridad" del Gobierno local, ya que "a nadie se le puede escapar el desarraigo que se produce con estas medidas y el gran número de familias que se verán afectadas entre 2008 y 2011", que sufrirán "problemas" como el cambio de domicilio y de centros escolares en el caso de los hijos de los militares trasladados.

El vicepresidente del Ejecutivo autónomo ha subrayado que con la recepción de las cartas de disponibilidad "estamos viendo que ya no son rumores, sino una realidad incontestable" de la que ha lamentado que el Gobierno central no haya facilitado ninguna "información veraz", ni tampoco haya salido al paso para hacer un "desmentido oficial de lo que nosotros hemos dicho" desde la Ciudad Autónoma".

Marín también ha criticado el "oscurantismo" con el que el Ministerio de Defensa ha aplicado las medidas previstas en el Plan de Transición, ya que "nos habría gustado que hubiera dicho claramente en qué consistía ese plan" al tratarse de "medidas trascendentales para el futuro de Melilla".

El número dos del Gobierno autónomo también ha acusado al pacto PSOE-CPM de ser "cómplices" del traslado de militares a la Península, pese a que se trata de una "medida perjudicial para Melilla" y "ellos son también melillenses".

Marín ha asegurado que desde la Ciudad Autónoma "haremos todo lo posible porque esta reestructuración militar no se lleve a cabo", para lo que ya se han iniciado contactos con el Gobierno de Ceuta con el objeto de concretar una fecha para celebrar una reunión entre ambos Ejecutivos en la que se pueda decidir un plan de actuación conjunta.
 
El PSOE de Melilla lo niega todo
 
El PSOE de Melilla, por su parte, ha asegurado que el Plan de Transición de las Fuerzas Armadas no implicará en la ciudad autónoma una reducción del número de soldados, sino que, al contrario, "habrá más efectivos" una vez que se complete. El secretario general de los socialistas melillenses, Dionisio Muñoz, ha lamentado en rueda de prensa el "alarmismo" creado por el Gobierno autonómico, por denunciar en los últimos días de la disminución de la guarnición militar de alrededor de un 50 por ciento hasta 2011.

Según Muñoz, tras la aplicación del Plan de Transición del Ejército en Melilla habrá el mismo número de mandos aproximadamente, mientras que aumentará el personal de tropa, aunque ello no implique que haya una reorganización de los destinos. Para el dirigente socialista, el Gobierno melillense está tratando de generar "intranquilidad" y creando alarma social en determinados sectores de la ciudad con mensajes de "miedo e incertidumbre" que no benefician a la economía local.

Ha dicho que desde la propia Secretaría de Estado del Ministerio de Defensa, a través de la Delegación del Gobierno, se ha desmentido "categóricamente" las noticias lanzadas por el Ejecutivo que preside Juan José Imbroda y que, en opinión del dirigente socialista, están basadas en "conjeturas y rumores".

El secretario general del PSOE de Melilla ha censurado que el PP esté tratando de utilizar dos cuestiones tan importantes como la seguridad y la economía para crear una corriente negativa, fundada "en el miedo que quieren meterle a los melillenses cuando hablan de la amenaza de Marruecos". "En el tema de la defensa no hay ningún tipo de problema", ha afirmado Muñoz, quien ha concretado que el plan que se está aplicando en Melilla es fruto de la propia estrategia de defensa nacional.

En cuanto a la economía y los efectos que podría traer consigo la hipotética pérdida de tropas, el dirigente socialista ha descartado dicho argumento ya que, ha insistido, no se va a producir ninguna reducción, sino que incluso habrá un aumento de efectivos.
 
El PP de Melilla dice que la ciudad "no tiene por qué acatar con lealtad" la disminución de efectivos militares
 
Melilla "no tiene por qué acatar con lealtad" la disminución de efectivos militares en la ciudad autónoma, tal y como pidió el comandante general de Melilla, Vicente Díaz de Villegas, según el PP. Díaz de Villegas se pronunció en ese sentido durante la celebración de la Pascua Militar, el pasado 8 de enero, cuando anunció algunas de las consecuencias del Plan de Transición del Ejército.

En conferencia de prensa, la senadora del PP por Melilla, María del Carmen Dueñas, ha recordado que el comandante general manifestó textualmente aquel día que "la familia militar, finalizadas las propuestas, acomete la adopción de las nuevas estructuras de la Comandancia General, que conllevará algún sacrificio familiar portando nuevas misiones, que acometerán con disciplina y lealtad".

Dueñas ha considerado que "Melilla no tiene por qué acatar con lealtad esta situación, porque no se puede ver perjudicada por una decisión tan drástica como ésta". Además, ha considerado que el comandante general fue "absolutamente claro" respecto a las consecuencias que supondrá la aplicación del Plan de Transición del Ejército, frente a las declaraciones del Partido Socialista (PSME-PSOE) y Coalición por Melilla (CPM), quienes "siguen faltando a la verdad sobre este asunto y siguen negando la realidad" de los traslados, plasmados en las cartas de disponibilidad que ya se están entregando.

Dueñas ha insistido en que, si el Gobierno sigue adelante con el Plan de Transición en Melilla, supondrá "consecuencias nefastas" para la ciudad tanto en el ámbito económico como en el laboral, lo que afectará "a todos los melillenses", y más concretamente a los militares trasladados y sus familias.

La senadora ha asegurado que esta situación "preocupa y mucho" al PP, por lo que ha anunciado que este partido pedirá al Gobierno que la reducción de tropas "se paralice de manera inmediata", para lo que utilizará "todos los cauces".

Asimismo, ha negado las acusaciones de manipulación y alarmismo que ha recibido la formación popular desde el PSOE y CPM, partidos a los que ha criticado por "descolgarse" de un asunto que afecta a la ciudad, y les ha preguntado "si esto es lo que quieren para Melilla".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios