Menú

El Gobierno dice que "no hay novedades en la investigación" y que sigue "recogiendo muestras" en la zona cero del 30-D

El Gobierno sigue recogiendo muestras en la zona cero del atentado contra el aeropuerto de Madrid-Barajas. Nueve días después de la explosión de la furgoneta-bomba de ETA que asesinó a Diego Estacio y Carlos Palate, el Ministerio del Interior asegura que "no hay novedades en torno a la investigación", según ha informado este domingo Europa Press, que cita sus propias fuentes gubernamentales. Pese a que Rubalcaba se felicitó del éxito de las primeras pesquisas, cuando compareció ante la Prensa el mismo 30 de diciembre, lo cierto es que aún no se sabe qué explosivo y cantidad estalló ese día, quién es la víctima secuestrada por ETA para robarle la furgoneta o cuántos terroristas organizaron el atentado y quiénes son. El PP había exigido "información clara, continua y fiable", pero no ha vuelto a insistir tras la oferta de Rubalcaba de un contacto a puerta cerrada previsto para los próximos días.

0
Alfredo Pérez Rubalcaba. (Efe)
LD (Europa Press) Los servicios de emergencia que trabajan en las labores de desescombro en el aparcamiento de la T4 de Barajas mantienen el objetivo de recoger muestras a partir de las cuales establecer la clase y la cantidad de explosivo utilizado por ETA en el atentado del pasado 30 de diciembre.
 
Según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior, "no hay novedades en torno a la investigación" pero la Policía Científica mantiene sus "labores de recogida y análisis de muestras para intentar determinar" la cantidad y el tipo de explosivo empleado en el atentado.
 
Hasta ahora, sólo se dispone de estimaciones sobre la carga explosiva. Para la Comunidad de Madrid, es probable que ETA cebase la furgoneta con más de 500 kilos de explosivo –entre 500 y 800, orientó el consejero autonómico de Interior–. Los artificieros de la Policía Nacional, en cambio, calculan que la banda terrorista usó unos 200 kilos. 
 
Tampoco ha trascendido información sobre el tipo de explosivo. En las primeras horas después del atentado, el Ministerio del Interior difundió la hipótesis de que ETA hubiese recuperado un viejo método, la bomba tipo Grozni, que consiste en anclar un recipiente metálico en el interior del coche y cebarlo con explosivo.
 
El Gobierno no ha informado, además, de nada de lo relacionado con el secuestro del que fue víctima el propietario de la furgoneta, durante tres días. La Opinión Pública desconoce, además, cuántos terroristas forman el comando y quiénes son. Oficialmente, el Gobierno sigue "recabando muestras" en la zona del atentado.
 
En los próximos días, el ministro del Interior tiene previsto realizar una ronda de contactos a puerta cerrada con portavoces de los grupos parlamentarios para informarles de la crisis.

El presidente del Gobierno comparecerá en el Congreso a partir del 15 de enero, pero antes, este lunes, informará a su partido en el transcurso de una reunión del Comité Ejecutivo del PSOE.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco