Menú

El Gobierno se inventa que Rajoy comió con Aguirre para abroncarla

La Presidencia de la Comunidad de Madrid ha puesto en evidencia las mentiras del delegado del Gobierno en Valencia. Esperanza Aguirre no comió con Rajoy. El líder del PP ha justificado su ausencia en un "almuerzo", aunque se desconoce con quién.

0
La Presidencia de la Comunidad de Madrid ha puesto en evidencia las mentiras del delegado del Gobierno en Valencia. Esperanza Aguirre no comió con Rajoy. El líder del PP ha justificado su ausencia en un "almuerzo", aunque se desconoce con quién.
"

L D (Agencias) Fuentes del Gobierno de la comunidad han desmentido al Gobierno y aseguran que la presidenta de Madrid no comió con Rajoy. "Aguirre estuvo en la Asamblea en la copa de Navidad con diputados y luego en su despacho. A las cuatro estuvo en el pleno de presupuestos que ayer se votaban en la Asamblea de Madrid".

El Gobierno, en voz de su delegado en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, se inventó este viernes que el líder del PP se ausentó de la votación para almorzar con los presidentes de Madrid, Esperanza Aguirre, y de la Generalidad valenciana, Francisco Camps. Según dijo, "les reprochó" que visitasen el socavón provocado por las obras del AVE.

Peralta insistió en que Rajoy "les llamó la atención acerca de ese tipo de comportamiento tan atrabiliario", y agregó que Camps "pasará a la historia como el presidente que, en lugar de hacer inauguraciones importantes, visita socavones". La visita de ambos presidentes autonómicos a una zona próxima al túnel del AVE Madrid-Valencia que se hundió el pasado 9 de diciembre "ha llamado la atención no sólo de la opinión pública sino del propio presidente de su partido", dijo Peralta. Ahora ha quedado en evidencia la descomunal mentira.

Continúa la polémica por la ausencia de Mariano Rajoy en la votación del Congreso de los Diputados que ayer jueves levantó el veto a los Presupuestos Generales del Estado de 2009. Este viernes, el presidente del PP dijo que se ausentó de la votaciónporque tenía un "almuerzo", para resaltar posteriormente que el resultado de esa votación ya estaba decidido.

Los diputados del PP critican la actitud de su líder, pero la dirección de su grupo lo respalda sin fisuras y trata de justificar lo injustificable.  Así lo ha escenificado este viernes el número dos de Soraya Sáenz de Santamaría, José Luis Ayllón. En declaraciones a los periodistas, considera justificada la ausencia de Mariano Rajoy en la votación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado de 2009, pues asegura que tenía "una obligación" propia de su condición de presidente del partido, que parece prima sobre su obligación con los ciudadanos que le votaron y que le pagan su sueldo.

Ayllón trata de lanzar la pelota al campo del PSOE. Pero el caso es que ningún socialista faltó a la votación.

Ayllón ha apuntado que el Gobierno del PSOE intentó lanzar una "campaña de desprestigio" contra Rajoy por no participar en esa votación y lo achacó a que el líder del PP había "derrotado" previamente en el hemiciclo a Zapatero en el debate sobre la Cumbre Europea.

 "Intentaron lanzar una espesa campaña de desprestigio ante la evidente derrota que Zapatero. Su derrota política ha tenido que tratar de ser superada por unas declaraciones de José Blanco, al que, por cierto, como no le dejan intervenir en este Parlamento, se ha tenido que convertir en un blog parlamentario; todas las opiniones las hace desde su casa, no sé si fumándose un puro", ha comentado.

Según recoge a la agencia de noticias Europa Press, Ayllón explicó que Rajoy no estuvo a la hora de la votación "fruto de una obligación" que tenía como máximo responsable del PP. A su juicio, "es bastante habitual que los principales líderes políticos del país se ausenten debido a sus compromisos internos".

Ahora bien, quiso dejar claro que, durante el debate del veto a los Presupuestos, que se celebró horas antes de la votación, Rajoy estuvo sentado en el hemiciclo "el 95 por ciento" del tiempo y estuvo pendiente de las distintas posiciones de las fuerzas políticas, mientras que "Zapatero estuvo muy poco tiempo" en su sitio.

"Lo único que recuerdo es verle subir a la cafetería del hemiciclo. Mi duda es si lo que iba a ver es si el precio del café que dijo en aquel programa de televisión estaba tan desfasado como los Presupuestos", continuó. Además, insistió en que en la votación no se trataba de ver si ganaba el PSOE o el PP, sino de si el Gobierno lograba sumar los 176 votos que necesitaba para levantar el veto. "Y la presencia de más o menos diputados del PP no era fundamental", concluyó.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios