Menú

El juez Pedraz acuerda procesar a los tres soldados de EEUU implicados en la muerte de José Couso

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acordó procesar a los tres militares estadounidenses implicados en la muerte del cámara de televisión de Telecinco José Couso, que murió en Bagdad el 8 de abril de 2003 en un ataque de un carro blindado del Ejército de EEUU contra el hotel Palestina. En el auto de procesamiento, el magistrado señala que la acción puede ser constitutiva de un delito de asesinato con alevosía y otro contra la comunidad internacional. Los acusados pueden ser condenados a penas de entre diez y quince años de cárcel. La sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió archivar la causa al considerar que se trataba de un acto de guerra. Sin embargo, el Tribunal Supremo admitió un recurso interpuesto por los familiares de Couso.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acordó procesar a los tres militares estadounidenses implicados en la muerte del cámara de televisión de Telecinco José Couso, que murió en Bagdad el 8 de abril de 2003 en un ataque de un carro blindado del Ejército de EEUU contra el hotel Palestina. En el auto de procesamiento, el magistrado señala que la acción puede ser constitutiva de un delito de asesinato con alevosía y otro contra la comunidad internacional. Los acusados pueden ser condenados a penas de entre diez y quince años de cárcel. La sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió archivar la causa al considerar que se trataba de un acto de guerra. Sin embargo, el Tribunal Supremo admitió un recurso interpuesto por los familiares de Couso.
LD (EFE) Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional, ha acordado que procesará al sargento Thomas Gibson, al capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp, implicados en la muerte del cámara de televisión de Telecinco José Couso.
 
Según fuentes jurídicas citadas por la agencia de noticias EFE, en el auto de procesamiento, el juez señala que esa acción puede ser constitutiva de un delito de asesinato con alevosía y otro contra la comunidad internacional, que puede ser castigado, este último, con una pena de prisión de entre diez y quince años.
 
El 23 de enero pasado Pedraz reabrió el caso –que incluye también la muerte del reportero de la agencia Reuters, Taras Protsyuk– ordenando la detención de los militares. El 5 de diciembre de 2006, el Tribunal Supremo admitió un recurso promovido por la viuda y los hijos de Couso después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidiera archivar la causa por considerar que se trataba de "un acto de guerra contra enemigo erróneamente identificado" y que no correspondía ser investigado por ese órgano judicial.
 
El Tribunal Supremo admitió el recurso argumentando que la Audiencia Nacional es competente por, fundamentalmente, la nacionalidad de Couso. Ello, establece, supone "un plus de legitimación" para investigar.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso