Menú

El País olvida su petición de "perdón" a Manjón y publica una fotografía con los cadáveres del 11-M

Después de que Pilar Manjón arremetiera contra los medios de comunicación por emitir imágenes de los atentados del 11-M, el adjunto a la dirección de El País, Ernesto Ekaizer, reconoció que "en la vorágine de información a veces no se toman todas las cautelas necesarias". El País publicó un editorial titulado "Perdón" en el que señaló que "los medios y periodistas deberíamos extremar el cuidado y expresar nuestra consideración por las víctimas". Este jueves, coincidiendo con las confesiones de Cebrián y la "exclusiva" de PRISA sobre la "Orquesta Mondragón", El País ha olvidado esta declaración de intenciones.

0
Después de que Pilar Manjón arremetiera contra los medios de comunicación por emitir imágenes de los atentados del 11-M, el adjunto a la dirección de El País, Ernesto Ekaizer, reconoció que "en la vorágine de información a veces no se toman todas las cautelas necesarias". El País publicó un editorial titulado "Perdón" en el que señaló que "los medios y periodistas deberíamos extremar el cuidado y expresar nuestra consideración por las víctimas". Este jueves, coincidiendo con las confesiones de Cebrián y la "exclusiva" de PRISA sobre la "Orquesta Mondragón", El País ha olvidado esta declaración de intenciones.
Editorial de El País del 16 de diciembre.
(Libertad Digital) Este jueves, El País ha distribuido el especial por su 30 aniversario. Recoge las informaciones más importantes que el periódico ha publicado desde 1976 hasta ahora. Como no podía ser de otra manera, aparece la noticia sobre el atentado del 11-M. El título con el que resume esta información es "Máxima crueldad". La foto con la que ilustra esta página es la misma con la que abrió su portada después del atentado del 11 de marzo. Además de varios cadáveres y personas heridas, destaca en primer plano la dura imagen de los restos humanos de una de las víctimas de aquella masacre.
 

 
Durante su comparencia en la comisión de investigación de los atentados de Madrid, Pilar Manjón, como representante de la Asociación de Víctimas del 11-M, dedicó duras palabras a los periodistas y directivos de medios por exponer de forma indiscriminada las imágenes de la tragedia.
 
Aquel 15 de diciembre, Manjón afirmó que "por encima del derecho a la información está el derecho de los ausentes" y explicó, entre lagrimas, que cada vez que las familias ven repetida en televisión o en la prensa la matanza del 11-M vuelven "a imaginar cómo pudieron haber muerto y a especular si sufrieron antes de morir" sus seres queridos. "Volvemos al caos con esas imágenes", añadió Manjón, que dijo que "parece que eso a los periodistas no les importa". "Dejen de vendernos como parte del espectáculo", señaló e hizo hincapié en que en el primer aniversario del 11-M se verá la "altura moral de los directores de medios".
 
El alto comisionado para la atención a las víctimas del terrorismo, Gregorio Peces Barba, pidió entonces a los medios de comunicación que no reproduzcan más las imágenes de los atentados del 11-M "que ya todo el mundo ha visto". Pilar Fernández Valcarce, la fiscal delegada para la tutela y protección de los intereses de las víctimas nombrada por el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, se sumó a esta petición y solicitó a los medios informativos que colaboren en lograr esa dignidad e intimidad difundiendo de "manera genérica" determinadas imágenes, pues "tiene que ser realmente dramático", dijo, "revivir determinadas escenas".
 
Ernesto Ekaizer, adjunto a la dirección de El País, también consideró que la crítica lanzada en la Comisión del 11-M por Pilar Manjón a los medios de comunicación "es justa". "Creo que tiene razón y así se lo he dicho tras su intervención en la comisión porque en la vorágine de información a veces no se toman todas las cautelas necesarias y cuando se alejan los hechos hay un ambiente más permisivo y pensamos menos en el impacto que puedan tener", afirmó Ekaizer. El directivo de El País señaló que "es precisamente cuando se está más alejado de los hechos, cuando esas imágenes se producen de forma demasiado permisiva y lleva a retrotaer a los familiares a la imagen dramática de los hechos". "Es reveladora y lo que produce es el albadonazo a los familiares de que todo sigue vivo; la critica es justa", concluyó.
 
 
Precisamente, el diario El País publicó un extenso editorial al respecto con un titular significativo: "Perdón". "La intervención de esta funcionaria afiliada a Comisiones Obreras fue una gran lección moral dirigida fundamentalmente a la clase política, pero también a los medios de comunicación, a los que censuró por la explotación que algunos de ellos hicieron del drama", apuntó el diario de Prisa. El País aseguró entonces que "en la medida en que estos comportamientos hayan sido generalizados, todos los medios y periodistas deberíamos extremar el cuidado y expresar nuestra consideración por las víctimas".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation