Menú

El presidente habla de terminar el año con un crecimiento del 3,9 y con 20 millones de ocupados

A parte de la negociación con ETA, Zapatero ha abordado otras cuestiones durante su comparecencia en La Moncloa. El presidente socialista ha dicho que el PIB crece en estos momentos a una tasa próxima al 4 por ciento, por lo que la economía española podría cerrar el año creciendo al 3,8 ó al 3,9 por ciento y creando cerca de 700.000 nuevos empleos, lo que acercará a España a la cifra de 20 millones de ocupados. Sobre TVE, se ha mostrado "muy satisfecho" por el hecho de presidir "el primer Gobierno que ha convertido la televisión de partido en la televisión de todos" y ha atribuido la "deuda gigantesca" del ente RTVE al "capricho" de los gobiernos de "controlar los telediarios". También ha considerado que la integración de los inmigrantes es "uno de los retos fundamentales" de España.

0
A parte de la negociación con ETA, Zapatero ha abordado otras cuestiones durante su comparecencia en La Moncloa. El presidente socialista ha dicho que el PIB crece en estos momentos a una tasa próxima al 4 por ciento, por lo que la economía española podría cerrar el año creciendo al 3,8 ó al 3,9 por ciento y creando cerca de 700.000 nuevos empleos, lo que acercará a España a la cifra de 20 millones de ocupados. Sobre TVE, se ha mostrado "muy satisfecho" por el hecho de presidir "el primer Gobierno que ha convertido la televisión de partido en la televisión de todos" y ha atribuido la "deuda gigantesca" del ente RTVE al "capricho" de los gobiernos de "controlar los telediarios". También ha considerado que la integración de los inmigrantes es "uno de los retos fundamentales" de España.
Rodríguez Zapatero.
L D (Agencias) En su comparecencia posterior al Consejo de Ministros para hacer balance de 2006, el presidente Rodríguez Zapatero, aseguró que el PIB crece en estos momentos a una tasa próxima al 4 por ciento, por lo que la economía española podría cerrar el año creciendo al 3,8 por ciento ó al 3,9 por ciento y creando cerca de 700.000 nuevos empleos, lo que acercará a España a la cifra de 20 millones de ocupados. El jefe del Ejecutivo calificó este ejercicio como un "año espléndido" para la estabilidad en el empleo, gracias a los efectos de la reforma laboral que firmaron el Gobierno y los agentes sociales.
 
Así, explicó que desde la entrada en vigor de esta ley, el pasado 1 de julio, hasta ayer, 28 de diciembre, se han firmado 1.200.000 contratos fijos, "la cifra más alta contabilizada hasta la fecha". Esta cantidad supone que en los seis primeros meses de aplicación de la reforma se han efectuado un 61 por ciento  más de contratos indefinidos que en igual periodo de 2005. De los 1,2 millones de contratos estables suscritos de julio a diciembre, el 54 por ciento (más de 600.000) han sido conversiones de temporales a indefinidos, que dejarán de estar bonificadas el próximo 1 de enero.
 
El presidente también destacó que España está creciendo por encima de la media comunitaria y creando el 60% de los empleos que se generan en la Unión Europea. "España está hoy en el liderazgo del crecimiento económico y del Estado de Bienestar. Estamos fortaleciendo y incorporando nuevas prestaciones sociales para los ciudadanos cuando muchos países se plantean recortar prestaciones. Esto es un buen ejemplo de la evolución que tenemos como país y una expresión del acierto en la política económica y de empleo de este Gobierno", subrayó.
 
Zapatero hizo hincapié en que, por primera vez en democracia, todos los ejercicios de la legislatura cerrarán con superávit público. "Es casi imposible remontarse en la historia para encontrar un dato de nuestras cuentas públicas que nos permita cerrar un ejercicio con un superávit del 1,5% del PIB", dijo. El presidente recordó además que en 2007 comenzará a aplicarse la reforma fiscal, con rebajas tanto en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como en el Impuesto sobre Sociedades. Pese al buen momento económico, Zapatero no ocultó la existencia de una serie de retos para el futuro. El primer gran objetivo será el impulso a la economía del conocimiento a través del fomento de la I+D+i.
 
Zapatero define la inmigración como uno de "los retos fundamentales"
 
El presidente del Gobierno afirmó que las políticas en materia de inmigración y la integración de los ciudadanos de origen extranjero es "uno de los retos fundamentales" de España. Preguntado por esta cuestión, aseguró que el Ejecutivo "ha hecho un esfuerzo permanente por informar" sobre sus actuaciones en este ámbito y resumió en tres sus líneas de trabajo: política europea, cooperación con los países de origen e integración.
 
En lo que se refiere a la primera cuestión, Zapatero cree que su Gobierno ha avanzado "muchísimo" en sus relaciones con los socios europeas, con el fin de lograr su compromiso en la lucha contra este problema, acuerdos en materia de cooperación y un "enfoque global" por parte de las instituciones de la UE. El presidente también destacó la importancia de impulsar la cooperación con los países de tránsito y origen de la inmigración en doble sentido: para fomentar que únicamente se produzcan entradas de extranjeros por los cauces legales y para evitar la entrada de 'sin papeles' y, en su caso, proceder a su repatriación.
 
Por último, Zapatero defendió una política de Estado en esta materia, que pase por la integración de los ciudadanos extranjeros. Según dijo, esta cuestión será debatida con las comunidades autónomas en la Conferencia de Presidentes. Además, destacó las incremento "significativo" de las inversiones dirigidas a autonomías y ayuntamientos para políticas sociales. "Si hay un política que exige tenacidad, constancia, fortalecimiento de los medios, de la acción política, diplomática, de cooperación exterior e interior es, sin duda alguna la inmigración, además de ser uno de los retos fundamentales que tenemos como país", concluyó.
 
Dice que su Gobierno ha convertido a TVE en "la televisión de todos"
 
Zapatero se mostró "muy satisfecho" por el hecho de presidir "el primer Gobierno que ha convertido la televisión de partido en la televisión de todos", en referencia a TVE, al mismo tiempo que ha sido "capaz de hacer la reconversión necesaria en un ente público que generaba una deuda gigantesca sólo porque los gobiernos tenían el capricho de controlar los telediarios". Zapatero destacó también la importancia del consenso obtenido "por primera vez" sobre la elección por el Parlamento del primer presidente de la nueva Corporación RTVE, Luis Fernández, lo que a su juicio tiene "un altísimo valor democrático".
 
"Estoy muy satisfecho de presidir el primer Gobierno que ha convertido la televisión de partido en televisión de todos, con un presidente elegido por el Parlamento, al mismo tiempo que hemos sido capaces de hacer la reconversión necesaria en un ente público que generaba una deuda gigantesca sólo porque los gobiernos tenían el capricho de controlar los telediarios", dijo. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios