Menú

El PSE alcanzó acuerdos sobre autodeterminación y un órgano vasco-navarro con el PNV y ETA-Batasuna

PSE, PNV y Batasuna-ETA consensuaron un "acuerdo" para la "normalización política", durante la falsa tregua. Incluía la creación de "mesas de negociación" en País Vasco y Navarra y la promoción de una institución común a las dos comunidades con "atribuciones ejecutivas y legislativas". El PP lo ha calificado de "escandaloso". 

Mari Mar Blanco: "El PSOE tiene la pelota en su tejado"
0
PSE, PNV y Batasuna-ETA consensuaron un "acuerdo" para la "normalización política", durante la falsa tregua. Incluía la creación de "mesas de negociación" en País Vasco y Navarra y la promoción de una institución común a las dos comunidades con "atribuciones ejecutivas y legislativas". El PP lo ha calificado de "escandaloso". 
Rodríguez Zapatero y Jesús Eguiguren.
LD (EFE) El PSE, el PNV y ETA-Batasuna llegaron a consensuar un "acuerdo de mínimos" sobre "normalización política", durante el "alto el fuego" de ETA, que incluía la creación de sendas mesas de negociación en el País Vasco y en Navarra, según informan este sábado varios medios de comunicación vascos.

Las tres formaciones se reunieron en once ocasiones entre los meses de septiembre y noviembre de 2006 y lograron elaborar un borrador "que abordaba las claves del conflicto" y que finalmente se frustró al introducir la ilegalizada Batasuna modificaciones de calado en el último momento, según los periódicos del grupo "Diario de Noticias", que no citan fuentes.
 
Los protagonistas de las once reuniones mantenidas

En los encuentros, que se celebraron en la casa de ejercicios espirituales del Santuario de Loyola (Guipúzcoa), tomaron parte los socialistas Jesús Egiguren, quien fue condenado por malos tratos a su esposa, Rodolfo Ares y José Antonio Pastor; los nacionalistas Josu Jon Imaz e Iñigo Urkullu; y los dirigentes de Batasuna Arnaldo Otegi, Arantza Santesteban, Rufino Etxebarria y Olatz Dañobeitia.

Los encuentros a tres bandas comenzaron después de que las reuniones bilaterales entre PSE y ETA-Batasuna no avanzaran por la falta de confianza entre ellos.

Esta situación de estancamiento llevó a los socialistas a pedir al PNV que tomara parte en los encuentros para mediar entre las dos partes.

El 20 de septiembre tuvo lugar el primer encuentro, en el que ya se comenzó a redactar un borrador que debería ser debatido posteriormente en la futura mesa de partidos.

En dicho texto, se sentaron "las bases políticas" del acuerdo y se establecieron "los principios metodológicos para hacerlo realidad y el protocolo de gestión del proceso, que contemplaba la redacción de un acuerdo-marco final que sería depositado en El Vaticano".
 
El calendario de actuación tenía el visto bueno de los tres partidos

Las reuniones se sucedieron en octubre y el 31 de ese mes, las tres formaciones ya habían consensuado un calendario de actuación y un borrador que contaba "con el visto bueno de los tres partidos".

Según Radio Euskadi, que se remite a un documento con informaciones transmitidas en distintas asambleas internas del PNV, el acuerdo fue llamado "Bases para el diálogo y acuerdo político".

En el mismo, "se reconocía la identidad nacional del pueblo vasco, se defendía que las instituciones del Estado respeten las decisiones adoptadas por la ciudadanía vasca y se garantizaba a la ciudadanía vasca que todos sus derechos estén recogidos en el ordenamiento jurídico internacional".
 
Poder ejecutivo y legislativo para el órgano común de País Vasco y Navarra

De la misma manera, se comprometieron a promover la creación de un órgano institucional común para el País Vasco y Navarra "con atribuciones ejecutivas y legislativas"; así como a "incorporar los acuerdos al ordenamiento jurídico que serían sometidos a referéndum".

También se acordó celebrar una conferencia por la paz y el diálogo, en diciembre de 2006, que sería organizada por la Sociedad de Estudios Vascos, "Eusko Ikaskuntza", y que serviría de arranque para conformar las dos mesas de negociación.

En el borrador también se recogía que en enero de 2007 una delegación de los socialistas navarros se sumarían a las conversaciones, que en verano las mesas estarían constituidas y en dos años, cerrados los acuerdos adoptados en ellas, que después deberían ser "preparados para su refrendo legislativo y sometidos a referéndum".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios