Menú

Encapuchados intentan quemar vivos a dos policías municipales en Bilbao

El entorno de ETA desafió a las autoridades y salió este viernes a las calles del País Vasco pese a las prohibiciones. Lo más grave, en Bilbao, con dos detenidos después de rociar con spray a un policía municipal y con gasolina a otro con la intención de prenderles fuego. Otegi se había jactado horas antes de que podía parar el terrorismo callejero a cambio de inmunidad judicial. La AVT ya ha anunciado una querella por este desafío. Además, la Ertzaintza cargó contra los jóvenes proetarras de Segi, que se concentraban sin autorización frente a la sede del PSE. En San Sebastián, la ilegal Askatasuna recorrió las calles de la parte vieja donostiarra a pesar de la prohibición del Baltasar Garzón.

0
El entorno de ETA desafió a las autoridades y salió este viernes a las calles del País Vasco pese a las prohibiciones. Lo más grave, en Bilbao, con dos detenidos después de rociar con spray a un policía municipal y con gasolina a otro con la intención de prenderles fuego. Otegi se había jactado horas antes de que podía parar el terrorismo callejero a cambio de inmunidad judicial. La AVT ya ha anunciado una querella por este desafío. Además, la Ertzaintza cargó contra los jóvenes proetarras de Segi, que se concentraban sin autorización frente a la sede del PSE. En San Sebastián, la ilegal Askatasuna recorrió las calles de la parte vieja donostiarra a pesar de la prohibición del Baltasar Garzón.
"
L D (Agencias) Según informaron fuentes municipales y del departamento vasco de Interior, poco después de las ocho y cuarto de la tarde, tras la manifestación del grupo proetarra Segi, dos policías locales que formaban parte de un dispositivo antibotellón en la plaza Unamuno (ubicada en el casco Viejo), fueron atacados por un grupo de encapuchados, que lanzaron piedras y rociaron con spray a uno de los agentes y con gasolina al otro para quemarles. Sin embargo, comerciantes y hosteleros de la zona, así como otros agentes de la Policía Municipal que acudieron al lugar en ayuda de sus compañeros lograron frustrar el ataque.

Antes de darse a la fuga, uno de los encapuchados lanzó un cóctel molotov contra el coche patrulla de los policías agredidos. Las llamas no causaron daños personales y fueron sofocadas con prontitud. La Policía Municipal logró detener a uno de los participantes en el ataque antes de que pudiera huir. Se trata de un joven de 18 años de edad, vecino de Sestao (Vizcaya), que ha sido puesto a disposición de la Ertzaintza. La Policía Vasca, por su parte, arrestó a un segundo joven también relacionado con estos hechos.
 
Además, agentes de la Ertzaintza tuvieron que realizar varias cargas contra los proetarras de Segi, las ilegales juventudes de Batasuna-ETA, que cruzaron contendores en la calle Iparragirre y alrededores y quemaron dos cajeros automáticos en el Casco Viejo de Bilbao. Los violentos atacaron a dos agentes de la Policía Municipal que realizaban labores de control del "botellón" en la plaza Unamuno, rociando a uno con spray y con gasolina al segundo, con intención de quemarle. La intervención de otros policías con la colaboración de hosteleros y comerciantes, logró repeler el ataque, según informaron fuentes municipales a Europa Press.
 
La manifestación en apoyo al terrorista de ETA encarcelado José Ignacio de Juana Chaos, convocada por la ilegal Askatasuna en el Boulevard de San Sebastián, y que había sido prohibida por Baltasar Garzón, se celebró finalmente por la parte vieja de la capital guipuzcoana al ser cortado el paso en el Boulevard por dotaciones de la Ertzaintza que informaron de la prohibición del acto.
  
El magistrado de la Audiencia Nacional había considerado que los responsables de Askatasuna, "siguiendo instrucciones de los responsables del complejo terrorista o de 'motu propio' han decidido volver a la actividad", que "retoman con ánimo de presionar con actitud provocativa y desafiante al Estado de Derecho, a las Instituciones y en particular al Poder Judicial a través de la Audiencia Nacional". Se trata, afirmaba en su resolución Garzón, "de actos proclamados, diseñados y ejecutados por una organización terrorista" como Askatasuna, sucesora de Gestoras Pro Amnistía, considerada terrorista por la Unión Europea y por los indicios del sumario que investiga la Audiencia Nacional.
 
La manifestación partió pasadas las siete y media de la tarde del Boulevard donostiarra, encabezada por una pancarta con el lema "Euskal herriari txantairik ez. Iñaki kalera orain" ("Chantajes a Euskal Herria no. Iñaki a la calle ahora"), recorrió unos metros y la cabecera paró para que el ex portavoz de la ilegal Askatasuna Joxean Agirre hiciera declaraciones a los medios.
  
Una vez hechas, agentes de la Ertzaintza hicieron una barrera para impedir el paso y uno de los ertzainas informó a Agirre de la prohibición de la manifestación y le dio diez minutos para dispersarse, si no, cargaban. Entonces, los manifestantes dieron media vuelta y se encaminaron hacia la parte vieja, por donde transcurre la marcha con gritos en favor de los terroristas de ETA encarcelados, en contra del PNV y contra juez Garzón como "Libertad a Iñaki de Juana", "Estado español, Estado terrorista", "Esta es su paz y su tolerancia", "PNV esclavo de España", "El partido Socialista no quiere la paz", "No la queremos si ésta es vuestra paz", "Audiencia Nacional, fascista" o "Garzón fascista, tu eres el terrorista".
 
La convocatoria fue secundada por entre 200 y 300 proetarras, entre los que se encontraban dos ex concejales de Euskal Herritarrok en la capital donostiarra, Iñigo Balda y Josetxo Ibazeta y concluyó en la plaza de la Constitución, donde cantaron el "Eusko Gudariak (el himno al soldado vasco)".
 
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios