Menú

ERC y PSC acusan al PP de "fascista", "guerracivilista" y de "atentar contra las instituciones" por convocar una manifestación

La osadía del PP de convocar una manifestación, algo que la izquierda considera como un derecho suyo en exclusiva, le ha valido los calificativos de "fascista" y "guerracivilista" por parte de ERC. Desde el PSC han tachado de "atentado suicida contra las instituciones democráticas" el atrevimiento de Rajoy. Hace unos días Miguel Buen (PSE) acusó al PP de "provocar al Ejército para dar un golpe de Estado", teoría a la que se ha sumado el BNG. El PSOE ya dejó claro el lunes que le parecía que convocar una manifestación es de "extrema derecha". Fungairiño ha tenido que recordar que el derecho de manifestación "está recogido en la Constitución".

0
La osadía del PP de convocar una manifestación, algo que la izquierda considera como un derecho suyo en exclusiva, le ha valido los calificativos de "fascista" y "guerracivilista" por parte de ERC. Desde el PSC han tachado de "atentado suicida contra las instituciones democráticas" el atrevimiento de Rajoy. Hace unos días Miguel Buen (PSE) acusó al PP de "provocar al Ejército para dar un golpe de Estado", teoría a la que se ha sumado el BNG. El PSOE ya dejó claro el lunes que le parecía que convocar una manifestación es de "extrema derecha". Fungairiño ha tenido que recordar que el derecho de manifestación "está recogido en la Constitución".
Joan Ridao.
L D (Agencias) La artillería pesada de la izquierda se empleó este viernes a fondo. El portavoz republicano en el Parlamento, Joan Ridao, no ha dudado en calificar de "deriva guerracivilista" e imbuida "del espíritu del 18 de julio de 1936" en que, en su opinión, está cayendo el PP con su actitud sobre política antiterrorista. También la portavoz adjunta del PSC, Carme Figueras, criticó esta actitud y la consideró "un suicidio político" de los populares, en tanto que "para volver al Gobierno están desmembrando el país".
 
Ridao dijo que, con este tipo de movilizaciones, el PP "está fabricando un auténtico fascismo ambiental, guerracivilista, que demuestra que la derecha española no ha abjurado del espíritu del 18 de julio de 1936, y lo hace además a base de mentiras, de engañar a la sociedad y falseando la realidad". El portavoz republicano dijo que los populares "tienen una cara de cemento armado", al estar "ahora criticando del PSOE lo mismo que ellos hicieron en política penitenciaria durante años de gobierno", e insistió en denunciar esta estrategia como un intento "de hacer derrapar la política española hacia la inestabilidad con el único objetivo de propiciar elecciones anticipadas".
 
Por su parte, Figueras también llamó a los ciudadanos a "no dejarse manipular" por la estrategia del PP, que calificó de "indecente", y les instó a "fijarse cuáles son las banderas que aparecen en las movilizaciones" de hoy y mañana convocadas por los populares para constatar que "la gente más ultraderechista vuelve a salir a la luz" y descubre a un PP "que quiere volver atrás en las instituciones democráticas". La diputada del PSC consideró las manifestaciones del PP como "un auténtico atentado suicida contra las instituciones democráticas", al tratarse de "movilizaciones en contra de una resolución del poder judicial, uno de los tres pilares en los que se fundamenta la democracia", que además "están desmembrando el país" que quieren gobernar.
 
"Si tuvieran éxito en su estrategia y llegaran a gobernar, los dirigentes del PP estarían gobernando un país que ellos mismos están ahora fracturando de forma irreversible", denunció Figueras, quien consideró que, con esta actitud, Mariano Rajoy, Ángel Acebes y Eduardo Zaplana "acabarán siendo una triste página en la historia de España".
 
El portavoz de CiU en el Parlament, Felip Puig, dijo "denunciar y deplorar lo que está haciendo el PP", pero criticó también "que el PSOE caiga en el juego" de los populares "arrastrando a Catalunya en esta confrontación". Puig relacionó así la actitud del PP con la del PSOE "y del Gobierno catalán en el debate del Estatut", al haber "utilizado también las instituciones como un instrumento de pelea en la batalla feroz" de las fuerzas políticas.
 
Por su parte, el líder del PP, Josep Piqué, subrayó en rueda de prensa que las movilizaciones convocadas por su partido "son la consecuencia de la ruptura de los consensos básicos, no son las responsables". Piqué dijo el PP "siempre" ha tenido la misma postura sobre terrorismo, y añadió que muchos ciudadanos que votan al PP, pero también a otros partidos, incluido el PSOE, comparten la actitud de los populares. El dirigente popular aseguró también que las movilizaciones del PP no son una decisión electoralista, sino "una respuesta política y ética".
 
El portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Rodríguez, acusó también al PP de "hacer golpismo institucional" por apoyar y convocar manifestaciones contra la decisión del Gobierno de Zapatero. En rueda de prensa, Rodríguez destacó que el PP "no quiere debatir sobre la política penitenciaria, ni el respeto a la legalidad", sino que pretende "descalificar" a las instituciones y al Gobierno central. "Se están empleando actitudes ultrareaccionarias y antidemocráticas", dijo al subrayar que los populares no aceptan el sentido de las votaciones en el Congreso, ni que son una "minoría" en el Parlamento.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios