Menú

ETA inicia su captación en partidos de fútbol infantil y catequesis

La banda terrorista busca la captación de nuevos fieles en tres fases. La primera de ellas, cuando los niños tienen entre 8 y 14 años, en partidos de fútbol infantil, catequesis, marchas al monte... donde algunos monitores aprovechan las complicidades ambientales para lanzar las primeras consignas.

0

Bajo el título "Así capta ETA a los jóvenes vascos", la revista del mes de diciembre de la Fundación Víctimas del Terrorismo analiza de forma pormenorizada cómo la organización terrorista ETA desarrolla su complejo proceso de captación de jóvenes vascos.

El camino recorrido "para la captación y el consiguiente adoctrinamiento es largo", según desarrolla el artículo, y puede empezar, según los datos recavados por la revista, "a los 8-10 años y terminar a los 18-20, aunque no es suficientemente conocido entre los adolescentes y entre los padres de estos adolescentes. Pero entre los que ven o intuyen algo, prácticamente nadie quiere meterse en problemas y denunciar a los que pertenecen a ese mundo de Batasuna-ETA. Nadie denuncia, sólo ven como unos se adentran y otros se alejan de ese mundo fanatizado". 

"Aunque también es cierto que muchos padres confiados envían inocentemente a sus hijos a realizar actividades de tiempo libre y deportivas, como el mismo fútbol, y allí mismo, sin su conocimiento, comienza la captación sutil y, en algunos casos, eficaz". Según algunos padres afectados, con los que habló la revista de la Fundación de Víctimas, "jóvenes monitores pueden aprovechar ciertas complicidades ambiéntales para inocular y detectar rasgos de esencialismo nacionalista vasco desde edades muy tempranas".

Además, el proceso de adoctrinamiento para los más jóvenes se acompaña con la "impunidad ambiental", que según denuncian, "resulta un sólido apoyo para la fase de interiorización de ciertos dogmas". "Manifestaciones, carteles de asesinos y presos de ETA en cada rincón de las calles, dan el entorno de normalidad a la ideología asesina. Un ambiente social en algunos pueblos donde se puede ver a niños de cinco años que juegan coreando “ETA, mátalos” sin saber todavía qué significa lo que gritan, imitando a los adultos", señala el artículo.

Terminada esta fase inicial, diseñada para jóvenes de entre 8-10 años y 14 años, llega la destinada a los que se encuentran entre los 14 y los 18 años. "Es la fase del “compromiso” a distintos niveles. Es decir, jóvenes entre 14 y 18 años no pasan a formar parte de “kale borroka” sin haberse empapado de la historia falseada y manipulada por la Izquierda Abertzale y ETA.  Comienzan trabajando en organizaciones o grupos abertzales de jóvenes que aún no han querido dar el salto a la “kale borroka” pero que, a través de grupos de montaña, secciones juveniles de los partidos políticos abertzales, comparsas, grupos de catequesis o grupos ecologistas (Eguzki) comienzan a asimilar que el territorio de “Euskal Herria” es único y que sufre una gran represión por parte del estado Español y Francés"

Según el artículo, "cuando tienen una edad entre 16 y 20 años, han ido interiorizando en muchos casos la estética juvenil del entorno etarra. Peinados contraculturales, piercings, camisetas clónicas, botas, pañuelos palestinos, que dejan claro el reconocimiento grupal. Algunos jóvenes han participado en muchos eventos abertzales, tales como la organización de Gazte Topaguneak (encuentros juveniles) y mendi martxak (marchas al monte) o gazte martxak (marcha de jóvenes). También han formado parte de plataformas ecologistas tales como AHT Gelditu! (Paremos el TAV-Tren de Alta Velocidad!) e incluso son responsables de txoznas o casetas montadas por las comparsas abertzales en las fiestas de los pueblos y grandes ciudades que recaudan fondos para el sustento de Segi, organización  juvenil responsable de de la “kale borroka” y cantera de los futuros miembros de ETA".  

"Merced a todo este entramado de organizaciones, es a partir de los 18-20 años cuando la formación 'abertzale' obtiene sus frutos y aquellos que quieren adquirir un mayor compromiso con 'Euskal Herria' entran a formar parte de Segi como futuros responsables de la 'kale borroka', como aspirantes a ser responsables de Ekin-Batasuna o Askatasuna, organización de presos de ETA", detalla el reportaje. Sin embargo, el mayor compromiso es entrar en las filas de ETA, algo que "requiere mucha dedicación" por lo que "no es fácil de alcanzar para todos los jóvenes 'abertzales'".

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot