Menú

Fernández Vara: "No hay números ni está la letra chica del modelo porque lo estamos construyendo"

Encantado, como Aguirre y Touriño. Así ha salido el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, de su reunión con Zapatero. Dice que se está construyendo un nuevo modelo. A Extremadura y a Asturas les ha prometido reconocer el problema de la dispersión y el envejecimiento de la población.

0
Encantado, como Aguirre y Touriño. Así ha salido el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, de su reunión con Zapatero. Dice que se está construyendo un nuevo modelo. A Extremadura y a Asturas les ha prometido reconocer el problema de la dispersión y el envejecimiento de la población.
Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura.

(Libertad Digital) "Tengo la sensación de que estoy asistiendo a la construcción del nuevo modelo. A ver como encajamos cada uno, no a ver qué le arranca cada uno al presidente, estamos aportando nuestro granido de arena y muchos granos hacen el granero". Así ha definido Fernández Vara su impresión del modelo de financiación que le ha transmitido el presidente del Gobierno. "La multilateralidad desde la bilateralidad", dijo, "porque por primera vez estamos teniendo la oportunidad de introducir elementos que permitirán un acuerdo". Eso sí, reconoció que "no hay números ni está la letra chica del modelo porque lo estamos construyendo".

Considera el presidente extremeño que España es heterogénea y es difícil encuadrar en un modelo rígido, pero "me suena la música al fiel reflejo de la España de hoy". "Nosotros cómo nos vamos a negar a reconocer que hay 6 millones más de habitantes", se preguntó, para poner de manifiesto seguidamente que hay "otras variables a ponderar", como la dispersión de la población y la baja densidad en Extremadura, lo que "encarece los servicios públicos".  Ha dicho que Zapatero le ha prometido que el nuevo modelo también recogerá estos pormenores extremeños.

También dijo que Extremadura, con menor renta per cápita que otras comunidades, necesita una ayuda especial para converger. "La igualad la garantiza la Constitución y quien garantiza la solidaridad es el Estado, lo que entendemos por Estado, que es el gobierno de España. El gobierno tiene que garantizar la igualdad y me interesa un Estado fuerte porque es el único capaz de garantizar cohesión en todo el territorio", señaló.  Fernández Vara dijo que "no hay que debilitar al Estado, porque saldremos todos debilitados.

Se trata, señaló de "construir un modelo en el que todos nos sintamos iguales, no cómodos. El que reconoce el derecho a la igualdad de los extremeños en la Constitución, no ningún estatuto".

Sobre la reivindicación del presidente gallego de que se tenga en cuenta el gasto que generan las lenguas cooficiales, dijo que "si lo hay, no hay que verlo como excepcionalidad, sino como las necesidades de un nuevo entorno". "Es la España de hoy", concluyó.

Fernández Vara dijo salir de la reunión con Zapatero con "ánimo sereno porque hasta rabo todo es torno" y no es "el momento procesal para pronunciarse".
 

Por su parte, el presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces, valoró que las peticiones del Gobierno asturiano hayan sido "atendidas", pero puntualizó que no han sido cuantificadas, por lo que todavía están "expectantes" hasta que vean cómo en el documento de propuesta llegan recogidas esas peticiones y ese "compromiso" de Zapatero, que reconoce como elementos objetivos de ponderación de la población real el envejecimiento de la población o los índices de dispersión (puntos importantes para Asturias al igual que para Extremadura).
 

"Reconocemos un hecho objetivo lo mismo que pedimos que se reconozcan otros. Lo dice Asturias, que en esa evolución desde 1999 hasta 2006 ha perdido el 0,68 por ciento de su población. Si la población tiene que ser reconocida, Asturias enfatiza una serie de factores que hacen que el coste de los servicios allí se dispare y siga creciendo: un hecho absolutamente objetivo, igual que el incremento de población, porque es generador de gasto en exclusiva, y es el envejecimiento de la población y su peso en el gasto sanitario, que se multiplica en función de la edad", expuso. Otro elemento de ponderación y corrección que debe considerarse, según Areces, son los índices de dispersión.

Areces, por tanto, valoró que las peticiones del Gobierno asturiano haya sido "atendidas", pero puntualizó que no han sido cuantificadas, por lo que todavía están "expectantes" hasta que vean cómo en el documento de propuesta llegan recogidas esas peticiones y ese "compromiso" de Zapatero, que reconoce como elementos objetivos de ponderación de la población real el envejecimiento de la población o los índices de dispersión.

Aparte de estas dos variables, también reclamó que se tenga en cuenta la incorporación de la dependencia como un factor que tiene que recogerse en el modelo en alguno de sus apartados, y pidió "garantías jurídicas de que la dependencia se financia con los presupuestos de cada año y que esté en el sistema de financiación". "También hemos encontrado un compromiso de que se tendrá en cuenta", apostilló.

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios