Menú

Francia extradita al etarra Aitor Agirrebarrena

La Justicia francesa extraditó este miércoles a España al etarra Aitor Agirrebarrena Beldarrain, acusado de participar en el asesinato del periodista López de Lacalle y condenado por la colocar una furgoneta-bomba junto al cuartel de la Guardia Civil en Ágreda (Soria) en 2000.

0

Además del cumplimiento de esta condena, Agirrebarrena tiene pendientes otras peticiones de entrega por parte del Juzgado Central de Instrucción número tres de la Audiencia Nacional por estragos terroristas y detención ilegal de carácter terrorista.

El etarra, nacido en Tolosa (Guipúzcoa) el 1 de julio de 1977, fue arrestado en un control policial de la Gendarmería en Aubusson (Francia) el cuatro de junio de 2002, cuando se encontraba en compañía de Asier Arzalluz Goñi, quien le había captado para formar parte del "grupo Ttotto" en compañía de José Ignacio Guridi Lasa.

Según informa el Ministerio del Interior, en mayo del año 2000, y al parecer por orden de Javier García Gaztelu, "Txapote", los miembros de grupo asesinaron en Andoain (Guipúzcoa) a José Luis López de la Calle, periodista del diario El Mundo y miembro del Foro de Ermua.

Dos meses después explosionaron un coche-bomba contra el cuartel de la Guardia Civil de Ágreda (Soria), mientras que el 20 de agosto colocaron una bomba lapa colocada en los bajos de un vehículo oficial que ocasionó la muerte de los guardias civiles José Ángel de Jesús Encinas e Irene Fernández Pereda en Sallent de Gállego (Huesca).

Poco después, los miembros del "grupo Ttotto" hicieron estallar varios artefactos en una discoteca de Itziar (Guipúzcoa) propiedad de un hermano del empresario asesinado por ETA José María Korta. También colocaron diez kilos de explosivo en un domicilio particular de Cintruénigo (Navarra) que había pertenecido a un guardia civil.

Ya en febrero de 2001, los etarras atentaron contra un Centro de Rehabilitación de Menores en construcción ubicado en la localidad guipuzcoana de Zumárraga. Tras la colocación de ocho artefactos explosivos en el edificio viajaron hasta Ordizia, donde fue detenido Guridi Lasa por la Ertzaintza, mientras que Aguirrebarrena Beldarrain y Arzalluz Goñi huyeron a Francia hasta su detención en 2002.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot