Menú

FREIXENET, tras presentar peores resultados: "Somos una empresa catalana que vende vinos españoles"

La empresa bodeguera Freixenet vendió en España un 4 por ciento menos de botellas en su último ejercicio incluyendo cavas y vino, el primero que se cierra afectado por el boicot al cava suscitado tras manifestarse el líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, contra Madrid 2012 y el apoyo de varios empresarios del sector –entre ellos el propio presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet– al Estatuto catalán. Por cierto que Bonet ha calificado la polémica como "una situación política" que les "afecta por razones extrañas" y que "resulta muy doloroso".

0
L D (Agencias) La dirección de Freixenet, la primera empresa española del sector del cava, en su rueda de prensa en Berlín, ha explicado los resultados del último ejercicio, el que cerró el pasado 30 abril y el primero afectado por el boicot, con ventas en España de un total de 53 millones, contra 56 millones que se registraron en el año contable anterior.

"Este año será peor", ha advertido el consejero delegado, Pedro Ferrer, a causa de la continuación del boicot propiciado tras el apoyo de varios empresarios del sector al nuevo Estatuto de Cataluña, y sobre cuyo resultado no ha querido hacer previsiones porque "falta el mes más importante del año para nuestras ventas". El asunto ha sido calificado por el presidente del grupo, Josep Lluís Bonet –que firmó la famosa carta escrita por varios empresarios a Pasqual Maragall pidiendo un nuevo Estatuto–, como "una situación política que nos afecta por razones extrañas, lo que para nosotros resulta muy doloroso".

Bonet ha explicado que se ha reforzado la política comercial del grupo –de hecho, se han vendido menos botellas pero, comercialmente, los ingresos han rondado los 144 millones de euros sólo para el mercado interior español, al mismo nivel que en el pasado ejercicio– "y seguimos destinando lo mismo a publicidad: más del 10% de nuestro volumen de negocio". "Tenemos que seguir adelante como lo que somos, una empresa catalana que vende vinos españoles por todo el mundo, prescindiendo del ruido y la furia", ha dicho Bonet en la rueda de prensa de esta mañana.

El vicepresidente económico, Enrique Hevia, ha explicado de que "de hecho, somos la empresa de cava menos afectada porque al ser grandes exportadores el mercado español apenas supone un 18% de todas nuestras ventas", por lo que el impacto económico ha sido mínimo para la empresa.

Pese a las declaraciones anteriores, todos los directivos de Freixenet han desvinculado la situación del boicot que está sufriendo el cava de la caída de beneficios, y han destacado, por ejemplo, que el dólar solo ha empezado a recuperarse frente al euro cuando el ejercicio cerrado en abril del 2005 ya había finalizado. Freixenet ha registrado un beneficio neto de 16,3 millones de euros al cierre del pasado 30 de abril, un 18,5% menos que en el año anterior.

En España

    0
    comentarios

    Servicios