Menú

Guerristas de la FSM se reúnen en Vallecas para trasladar al comité regional sus críticas a Simancas

La versión oficial de la FSM es que "todo va bien". Pero mientras Rafael Simancas y Trinidad Jiménez destacan su "enlace" frente a la "falta de coherencia" entre Aguirre y Gallardón, las heridas internas de la Federación Socialista Madrileña siguen abiertas. Simpatizantes del sector guerrista de la FSM se reúnen de nuevo este sábado para valorar la situación del PSOE madrileño tras la derrota en las urnas el pasado 26 de octubre.

0
L D (I.M.) La postura general de los guerristas: críticas a la gestión de la crisis de la Asamblea de Madrid y al liderazgo de Simancas, posición que trasladarán al comité regional de los socialistas de Madrid, que se celebra este domingo.
 
"Simancas está cada vez más nervioso", declararon a Libertad Digital fuentes del sector guerrista de la FSM, corriente a la que pertenece el propio secretario general del PSOE madrileño y ahora líder de la oposición en la Asamblea de Madrid. El motivo: "Hay voces –afirman– que siguen cuestionando el estado de la situación", refiriéndose al futuro de los socialistas de Madrid tras la derrota del 26-O, frente a la versión oficial de "no pasa nada" porque, básicamente, el voto se ha mantenido.
 
No es para menos. Este sábado, miembros de la corriente guerrista y acostista -los partidarios de José Acosta- se reúnen en la agrupación socialista de Vallecas para preparar el comité regional del domingo. No asistirá Simancas, según estas fuentes, "porque es el secretario general y debe dar la imagen de que lo es de todos; y no le debe de apetecer mucho ir para recibir críticas". Tampoco le hace falta, dicen, puesto que tiene sus propias fuentes que le pondrán al corriente de lo que cocinen los simpatizantes del sector al que él mismo pertenece.  
 
"Simancas no da la talla"
 
Como señalan las mismas fuentes, si no hay imprevistos, el encuentro de este sábado consistirá, principalmente, en una repetición de las críticas que se oyeron en la reunión celebrada en un hotel madrileño el pasado 30 de octubre. Allí se dieron cita durante cuatro horas más de 70 simpatizantes de las corrientes guerrista y acostista para valorar la situación en la FSM. "El desánimo y la insatisfacción fueron generales. La crítica más extendida, la mala gestión de la crisis de la Asamblea de Madrid y el liderazgo de Simancas, y se pidió una reflexión colectiva al respecto", afirmaron las fuentes consultadas por Libertad Digital.
 
Y no faltaron los ‘chistes’ de algunos de sus compañeros de filas bromeando sobre la altura del líder de la FSM, con cierto doble sentido, al afirmar que "Simancas no da la talla". Las críticas más duras se oyeron hasta en diez ocasiones, el número de intervenciones que con más dureza cargaron contra el "fracaso" de la crisis de Madrid. "Se dijo que su gestión ha sido un desastre", afirman. Y que hay muchos alcaldes insatisfechos, porque el asunto de la Asamblea ha puesto en tela de juicio su "honorabilidad", refiriéndose a ediles cuya gestión "no es cuestionable" y se han visto salpicados por escándalos de compañeros de filas al frente de ayuntamientos como Pinto o Getafe.
 
El "mirlo blanco" de Madrid
 
Pero si la tónica general es enfrentarse al futuro con preocupación, tras la tercera derrota consecutiva en las autonómicas y con la mirada puesta en las generales de marzo, estas fuentes aseguran también que existe una actitud más esperanzadora de "buscar una solución" para seguir adelante. "Contamos con una base sólida de votantes en Madrid que, a pesar de la crisis, nos apoyaron el 26-O con aproximadamente un 40% de los votos", afirman. Eso sí, lanzan una advertencia: "Como no ganemos en las generales, aquí habrá jarana".
 
Al hilo de la reunión del pasado 30 de octubre salió a relucir otro asunto. Cuentan estas fuentes que, según se rumorea en diversos círculos de los socialistas madrileños, cada vez está más claro que la mujer que José Luis Rodríguez Zapatero quiere colocar en el número dos en su lista para las elecciones generales de marzo es Trinidad Jiménez. No obstante, los guerristas y acostistas estuvieron de acuerdo en que "Trini continúe en el Ayuntamiento de Madrid haciendo labor de oposición". Según dicen, si el "mirlo blanco" no ganó en las municipales, ahora tendrá que seguir con su labor porque, si no, el electorado va a pensar que todo esto es "una tomadura de pelo".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios