Menú

Ibarretxe saca adelante sus Presupuestos gracias a un "pucherazo electrónico" amparado por Atutxa

Se esperaba un empate en la votación de los Presupuestos porque los grupos que conforman el Ejecutivo de Vitoria suman 37 votos a favor, los mismos que los de PP, PSE y la antigua Batasuna-ETA, en contra. Pero un fallo electrónico ha impedido votar a una parlamentaria socialista. Pese a que Rodolfo Ares pidió repetir la votación ante el "pucherazo electrónico", el presidente de la Cámara se ha negado. Poco antes, el PNV había hecho público en el debate el archivo de la causa contra Atutxa por su negativa a disolver Batasuna.

Se esperaba un empate en la votación de los Presupuestos porque los grupos que conforman el Ejecutivo de Vitoria suman 37 votos a favor, los mismos que los de PP, PSE y la antigua Batasuna-ETA, en contra. Pero un fallo electrónico ha impedido votar a una parlamentaria socialista. Pese a que Rodolfo Ares pidió repetir la votación ante el "pucherazo electrónico", el presidente de la Cámara se ha negado. Poco antes, el PNV había hecho público en el debate el archivo de la causa contra Atutxa por su negativa a disolver Batasuna.
L D (EFE) El Gobierno de Ibarretxe ya tiene cuentas para 2005 tras imponerse en la votación del Parlamento los 37 votos favorables de PNV, EA e Izquierda Unida a los 36 en contra de PP, PSE y la antigua Batasuna. Aunque se preveía un empate, un fallo técnico impidió votar a una parlamentaria socialista.
 
Tras constatar el fallo, el portavoz del PSE en la Cámara, Rodolfo Ares, reclamó de inmediato que se repitiera la votación para subsanar la deficiencia técnica. "Toda la Cámara ha podido comprobar la intención de voto de mi compañera", indicó, en referencia a un instante en el que se pudo ver en el panel del cómputo de votos un empate técnico, algo reconocido por el propio Atutxa. Sin embargo, de forma inmediata, en la pantalla se visualizaron 37 votos a favor y 36 en contra.
 
Ares insistió en solicitar que se adoptaran las medidas pertinentes y se procediera a repetir la votación, ya que, según señaló "existen precedentes de este tipo". El presidente de la Cámara replicó que Ares "no se encontraba en el uso de la palabra" y dio paso a la votación de las enmiendas. En los pasillos del Parlamento, Ares definió lo ocurrido como un "pucherazo electrónico" del que responsabilizó al propio Atutxa. Dijo que lo ocurrido es un hecho "gravísimo" porque el presidente de la Cámara ha "impedido" que una parlamentaria ejerciera su voto. Dio a conocer que existe desde hace trece años un informe elaborado por los servicios jurídicos del Parlamento Vasco en el que se señala que en caso de problemas en la emisión del voto electrónico se debe repetir la votación.
 
Por su parte, Leopoldo Barreda (PP) acusó a Atutxa de, "una vez más, haber puesto a la Cámara al servicio del Gobierno" y de escudarse en un "evidente error o fallo mecánico" porque la parlamentaria afectada manifestó su "voluntad de emitir un voto diferente".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso