Menú

¿Está todo el PP a favor del acercamiento al País Vasco del asesino de Goyo Ordóñez?

El asesino de Gregorio Ordóñez está entre los diez presos etarras que el Gobierno ha acercado al País Vasco. Oficialmente, el PP apoya esta decisión aunque hay quienes dentro de la formación expresan su profundo malestar. "Estamos avalando que hay terroristas buenos y malos", argumenta un importante diputado.

0
El asesino de Gregorio Ordóñez está entre los diez presos etarras que el Gobierno ha acercado al País Vasco. Oficialmente, el PP apoya esta decisión aunque hay quienes dentro de la formación expresan su profundo malestar. "Estamos avalando que hay terroristas buenos y malos", argumenta un importante diputado.
LD (Pablo Montesinos) El acercamiento al País Vasco de presos de ETA, si se hace bien, "es un acierto". Es la postura oficial del Partido Popular a la nueva medida antiterrorista puesta en marcha por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Una iniciativa de la que ya se han beneficiado, entre otros, el asesino del dirigente popular Gregorio Ordóñez. También engordan la lista sanguinarios como Francisco Múgica "Pakito" o J.L. Urrusolo, que mató a dieciséis personas. Así hasta un total de diez miembros de ETA aunque, según desvela El Mundo, llegarán a ser una veintena los beneficiados.
 
"Es una política iniciada a finales de los años 80 por el entonces ministro Enrique Múgica y que se ha mantenido en prácticamente todos los gobiernos. Creemos que, si se hace bien, y esperemos que se esté haciendo bien, es un acierto", ha dicho Federico Trillo. Sin embargo, hay en el seno del PP quien se ha quedado helado al escucharle.
 
En opinión de un importante diputado de la bancada popular, con esta decisión Mariano Rajoy avala la idea, promocionada hasta la saciedad por el diario progubernamental El País, de que hay terroristas "buenos y malos". "Todos son malos y todos tienen que estar lo más lejos posible, fuimos nosotros quienes los mandamos a Andalucía", afirma indignado.
 
En declaraciones a Libertad Digital, asegura que es "incomprensible y un escándalo" que el PP se preste a justificar esta "sospechosa maniobra". "Es del asesino de Gregorio Ordóñez de quien estamos hablando", exclama.
 
Advierte este diputado que el malestar entre los suyos es palpable en el Congreso de los Diputados ya que demuestra "un giro absoluto" en la política antiterrorista de su formación. Recuerda, además, "que en 2007 nos manifestábamos junto a cientos de miles de ciudadanos criticando el acercamiento de De Juana al País Vasco y ahora lo justificamos".
 
Un viraje estratégico del que ya daba cuenta Libertad Digital el pasado lunes. Desde el 19 de mayo de 2007 lleva Mariano Rajoy si preguntar a Rodríguez Zapatero por la lucha antiterrorista. Argumentan en Génova que "en la agenda" de su líder "sólo hay hueco para la crisis económica".
 
La sombra de una nueva negociación con ETA
 
Pero, ¿qué busca el Gobierno con este acercamiento de presos etarras? Las víctimas del terrorismo temen que una nueva negociación con ETA. "No sé a qué viene este acercamiento después del asesinato de Ignacio Uría, no entiendo por qué el Gobierno hace estas medidas de gracia. Si es para facilitar una negociación, sería la segunda mentira que el Gobierno hace al pueblo español", ha asegurado Juan Antonio García Casquero, presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo.
 
"La teoría de ETA es que si haces lo que yo digo dejo de matar, o si no, mato para que hagas lo que yo digo. El mensaje es el mismo, el mensaje es de muerte y terrorismo. No se puede negociar por dejar de matar. El único premio que hay por dejar de matar es aplicar el Estado de Derecho y volver a la cárcel", ha argumentado el presidente de la asociación mayoritaria de víctimas.
 
En declaraciones a Libertad Digital, el diputado del PP en la Cámara de Vitoria Santiago Abascal también pide estar "muy atentos" a las "sospechosas actuaciones" que está llevando a cabo el Gobierno. Así se refiere al acercamiento de presos y también a la negativa de Zapatero de no disolver los ayuntamientos gobernados por ANV-ETA.
 
"En mi opinión, el acercamiento de presos es un gigantesco error y yo creo está rotundamente mal", ha sentenciado.
 
Lasarte, asesino de Gregorio Ordóñez, beneficiado
 
Entre los etarras beneficiados por esta medida del Gobierno destaca el sanguinario Valentín Lasarte. Fue detenido hace cuatro años en Guipúzcoa después de que una llamada anónima advirtiera de su presencia en un centro comercial. Entonces, recuerda el rotativo de Pedro J. Ramírez, no iba armado, pero en su casa se encontraron armas y material explosivo.
 
Asesinó al abogado Fernando Múgica y también al concejal del Partido Popular en San Sebastián Gregorio Ordóñez. El dirigente popular fue tiroteado por la espalda cuando estaba en una cafetería de la ciudad, junto a su colega María San Gil.
 
Su historial es terrible. También fue condenado por la Audiencia Nacional por su participación en el asesinato de Enrique Nieto, responsable de la Policía Judicial de San Sebastián. Lanzó granadas contra el Gobierno Civil de Guipúzcoa y fue condenado a otros treinta años de prisión por el asesinato del agente municipal Alfonso Morcillo Calero. Además, atentó contra el cuartel de la Guardia Civil en Arnedo, La Rioja.
 
El Ejecutivo justifica estos movimientos. Dice Alfredo Pérez Rubalcaba que "los presos de ETA cambian de cárcel. Unos pueden ir a cárceles más cercanas y otros pueden ir a cárceles más lejanas". Ni confirma ni desmiente los motivos, aunque El Mundo informa de que el Ejecutivo "ha decidido recuperar la política de otorgar premios a los reclusos que se apartan de la línea dura de la banda y defienden el abandono de las armas".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot