Menú

La CEP denuncia que hubo órdenes policiales de no cachear a la novia del etarra De Juana y que ella pudo hacer las fotos

Los sindicatos policiales SUP y CEP denunciaron este jueves los "privilegios" que está recibiendo el terrorista De Juana Chaos en el módulo penitenciario del hospital Doce de Octubre y los deficientes medios con los que trabajan los policías que le custodian. Es más, la CEP dice que hubo órdenes policiales de no cachear a la novia del etarra De Juana y que ella pudo hacer las fotos. Además, dice que las fotos se hicieron el día 1 de febrero. Por su parte, el SUP exigió la dimisión de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y de los responsables de esta situación en el Ministerio del Interior.

0
"
L D (Agencias) Los dos principales sindicatos del Cuerpo Nacional de Policía, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP), denunciaron que, a diferencia de otros reclusos enfermos, el etarra está acompañado permanentemente por su novia y que a ésta no se la ha sometido a ningún cacheo en profundidad porque no hay mujeres policía destinadas en el módulo.
  
La novia del sanguinario De Juana goza de "absoluta libertad de movimientos y entra y sale de la habitación, del módulo de seguridad y del propio hospital cada vez que lo desea", según una orden escrita cursada a los policías allí destacados. Tal régimen de acompañamiento sólo se ha autorizado con otros presos en caso de enfermedad terminal y por periodos máximos de tres o cuatro días, cuando se preveía que la muerte era inminente, añade el sindicato policial mayoritario.
  
Según denuncian, el primer día que Iratí, la novia del sanguinario terrorista, acudió al Doce de Octubre se dio aviso para que una mujer policía se trasladase hasta el centro penitenciario para llevar a cabo un cacheo integral. Pocos días después, los abogados del etarra presentaron una queja, tras lo cual, los policías que custodian el ala penitenciaria del hospital recibieron una llamana de sus superiores en las que se les indicaba que "no volvieran a practicar un cacheo con desnudo integral a la novia del terrorista" y que a partir de ese momento sólo se la pasara "la raqueta" (sensor de metales que se pasa superficialmente). Esa orden quedó reflejada en el Libro de Incidencias del servicio de custodia hospitalario.
 
La CEP afirma que De Juana recibií el 31 de enero "visita autorizada judicialmente de la Comitiva de Intelectuales del País Vasco y sólo se permitió el acceso al interior de la habitación a Luis Egía, Asier Serrano y Laura Mintegi y el 1 de Febrero se autorizó la visita de Jone Eizmendi Menterola, a los que se les pasa la raqueta y cumpliendo órdenes de la superioridad no se les practica un cacheo integral (por tanto la mayoría de las cámaras digitales al no tener componentes metálicos no se detectan) ".
 
"Unos días después aparecen unas fotos del terrorista De Juana Chaos en los medios de comunicación en los que de perfil sale una mujer de una estatura y complexión determinada que coincide perfectamente con la de Jone Eizmendi Menterola, por tato desde CEP entendemos que las mismas fueron realizadas por la novia Irati el único día que Menterola visitó la habitación y que la entrevista fue realizada por preguntas escritas y respondidas por escrito por el terrorista en papel".
 
Respecto al resto de cacheos que hacen los policías, éstos sólo cuentan, para detectar elementos metálicos, como pudiera ser la cámara con la que se fotografió al terrorista, de una "raqueta" que, según el sindicato de policía, "ni siquiera permite la graduación del nivel de detección". Es decir, ni siquiera cuentan con un arco metálico. Asimismo, mientras a otros presos enfermos sólo se les permite recibir visitas de un máximo de dos personas, a De Juana se le han autorizado de tres y cuatro personas, añade.
  
Del mismo modo, "uno de los médicos de Instituciones Penitenciarias (identificado) de los que ejercen sus funciones en el módulo de seguridad del Hospital, mantiene una presunta relación de amistad con el recluso, (llevándole café, revistas, periódicos e incluso bajándole impresos desde Internet a diario), Médico que mantiene una gran distancia con los agentes de policía y que curiosamente fue el mismo que años atrás certificó que el también etarra: Pepe Rei sufría una patología y que el permanecer en prisión es negativo para su curación", denuncian.
 
Además, denuncian que el módulo penitenciario del Doce de Octubre "no reúne las mínimas condiciones de seguridad". Según el sindicato, "se ubica en un mastodóntico centro sanitario plagado de laberínticos pasillos y visitados por varios miles de personas las 24 horas del día".
 
Fácil acceso
  
En este sentido, los sindicatos añaden que hay varios caminos para acceder al módulo con "un control de acceso casi ridículo, mediante unos medios técnicos fáciles de quebrantar hasta para un simple aprendiz de saboteador".
  
Sobre las habitaciones, dice que "tienen idénticas características y equipamientos que las de cualquier otra habitación del centro, excepción hecha de unas rejas colocadas interiormente de forma horizontal que permitirían una fácil fuga y, como se ha demostrado en varias ocasiones, facilitan el suicidio de los custodiados por el sistema del ahorcamiento, mediante el simple corte de una jira de las sábanas".
  
Las lámparas, los enchufes y demás medios de equipamiento básico de las habitaciones, son idénticas a las de cualquier otra habitación, "con el agravante de que en el suelo existen tapajuntas metálicos susceptibles de utilizarse tanto para autolesionarse como para agredir a los funcionarios de la custodia".    
  
Respecto a las puertas de las habitaciones del módulo, el SUP asegura que "son de madera sin ningún tipo de reforzamiento, siendo los ojos de buey, a través de los cuales pueden los funcionarios observar el interior de las habitaciones, de simple metacrilato fijados a las puertas por junquillos atornillados normalmente, lo que ha posibilitado en varias ocasiones que los reclusos hayan quitado fácilmente el ojo de buey y hayan abierto las puertas con el consiguiente riesgo para los policías". "Al etarra, además, se le permite tener la ventana de la habitación abierta al exterior", añade la nota.
  
Los sindicatos destacan que esto se produce con un etarra que ha planeado en varias ocasiones su fuga y enumera las características de su encierro hospitalario para despejar cualquier sombra de duda sobre la actuación de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que allí trabajan.
 
"Nadie puede extrañarse de las fotos"
  
Tras exponer esta situación, ambos sindicatos afirman que "nadie puede extrañarse de que en la habitación del etarra hayan podido introducirse cámaras fotográficas metálicas o de plástico, grabadoras o cualquier otro tipo de objeto para poder realizarle fotos o entrevistas". "De lo que sí debemos extrañarnos es de que no se hayan producido o puedan producirse otros hechos mucho más graves", continúa.
  
Desde el SUP, creen que el "régimen de privilegio" en el que pasa De Juana su estancia en el hospital representa, por parte de los "gobernantes", "un desprecio casi absoluto a la sensibilidad de las víctimas, de sus familiares y de los policías que custodian al etarra, compañeros de algunos de los asesinados por el criminal que contemplan día a día cómo a este asesino se le da un trato notablemente mejor que el que se da a otros presos que lo son por crímenes infinitamente menos graves".
  
"No puede la vicepresidenta del Gobierno amenazar a nadie con 'consecuencias' que deben comenzar por que ella misma asuma el estado de la situación que aquí describimos y dimita acompañada de todos los responsables de Instituciones Penitenciarias y del Ministerio del Interior que han hecho posible dicha situación", concluye la nota.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation